• El secretario general de gobierno fue la mano derecha del exgobernador Jorge Luis García Carneiro, fallecido el 22 de mayo de 2021. Cuatro días pasaron antes de su juramentación, a pesar de estar establecida en la ley estadal

La voz con acento andino del secretario general de gobierno del estado Vargas, José Manuel Suárez Maldonado, se quebró varias veces durante la capilla ardiente de Jorge García Carneiro. En más de una ocasión se refirió al difunto gobernador como un “segundo padre”, y en sus palabras, aseguró sentirse parte de su familia.

Luego del fallecimiento del dirigente chavista, ocurrido el 22 de mayo de 2021, pasaron cuatro días de hermetismo en los que se puso en duda la sucesión dentro de la Gobernación. Sin embargo, este miércoles 26 de mayo, el Consejo Legislativo del Estado Vargas juramentó a Súarez Maldonado para ocupar el cargo de manera interina durante los próximos seis meses.

Coronel retirado del Ejército, el nuevo gobernador encargado posee un perfil discreto, sin mucha información sobre su vida. No obstante, siempre se le vio públicamente al lado de García Carneiro como su mano derecha. Lo acompañó la tarde del 21 de mayo de 2021 en la inauguración de un puente en la población de Chuspa, donde tocaron tambor. Horas después estuvo junto a su ataúd durante los actos fúnebres en la plaza Bolívar-Chávez de La Guaira.

Suárez (a la izquierda) cargando el ataúd de García Carneiro. Foto: Cortesía Instagram @suarezelbuenagente

Apegado a la ley

El artículo 52 de la Constitución del estado Vargas establece: “si la falta absoluta del gobernador se produjese en el último año de su periodo constitucional, asumirá la Gobernación el secretario general de gobierno”. 

Debido a que la muerte de García Carneiro se produjo justo en su último año de gobierno, legalmente le corresponde a Suárez ejercer como gobernador encargado hasta las elecciones regionales programadas para el 21 de noviembre de 2021.

No es la primera vez que se aplica este protocolo para un mandatario estadal. El 25 de octubre de 2020 el secretario de gobierno del estado Lara, Adolfo Pereira, ocupó la Gobernación tras la designación de Carmen Meléndez como ministra de Interior, Justicia y Paz. 

En 2016 Nicolás Maduro nombró como vicepresidente de la República al entonces gobernador de Anzoátegui, Aristóbulo Istúriz. También lo suplió su secretario de gobierno, Nelson Moreno. Un año después, en 2017, Maduro volvió a poner a otro gobernador en la Vicepresidencia, esta vez a Tareck El Aissami. Su separación de la Gobernación de Aragua fue cubierta por Caryl Bertho.

Amistad en los cuarteles

Suárez Maldonado egresó de la Academia Militar en 1989, siendo el número 51 de su promoción. Estuvo destacado en el Batallón de Infantería Carabobo N°41, en el estado Táchira, donde en 1991 García Carneiro fue enviado como comandante. Para ese entonces era subteniente, mientras el difunto gobernador era teniente coronel.

Con la llegada de Hugo Chávez al poder, García Carneiro, quien era de su misma promoción, escaló posiciones dentro de la jerarquía militar. Luego del golpe de Estado fallido de 2002, el fallecido expresidente lo nombró como comandante general del Ejército. En ese momento Suárez realizaba el curso para ser ascendido a teniente, y fue llamado por su antiguo superior para ser oficial de planta en la Academia Militar.

Jorge Luis García Carneiro (izquierda) y José Manuel Suárez Maldonado (derecha). Foto: Cortesía Instagram @suarezelbuenagente

A partir de allí el soldado estrechó una fuerte amistad con García Carneiro, acompañándolo en su paso por la Comandancia General del Ejército. También estuvo a su lado entre 2004 y 2005, cuando fue ministro de Defensa. En 2008 García Carneiro ganó la Gobernación de Vargas. Al ser uno de sus hombres de mayor confianza, Suárez fue de los primeros convocados a su gabinete como secretario general de gobierno. También fue nombrado presidente del Instituto Autónomo de Infraestructura del estado Vargas (Infravargas) 

En paralelo a sus funciones dentro de la Gobernación, Suárez Maldonado siguió activo en el Ejército, siendo ascendido al grado de coronel el 5 de julio de 2010. Actualmente está retirado de las Fuerzas Armadas.

Retrasos en el estadio

Como presidente de Infravargas, Suárez Maldonado estuvo vinculado a todas las obras con las que García Carneiro pretendió cumplir su promesa de sanar con concreto las cicatrices dejadas por el deslave de 1999. El Coliseo Playero Hugo Chávez, la avenida Bicentenario, los terminales de pasajeros de La Guaira y Catia la Mar, así como la cinta costera, fueron ejemplos de ello.

Pero así como hubo grandes avances, también hubo denuncias de retrasos y malversación de fondos de otras obras faraónicas. Durante su campaña de reelección de 2012, García Carneiro prometió la construcción de un estadio de béisbol que serviría de casa a los Tiburones de La Guaira. Apenas resultó electo para su segundo mandato, encomendó a Infravargas el proyecto, cuya inauguración estaba anunciada para el primer trimestre de 2013. También se contrató al Fondo Global de Construcción, propiedad de la empresa española FGDC Latam, y la empresa BRC Gerencia Técnica.

Cuatro años después, en 2017, el equipo de los escualos seguía sin jugar en terreno propio. El estadio era todavía un caparazón de hormigón, con apenas 50% de progreso. Ese año una comisión parlamentaria dirigida por el entonces diputado Juan Guaidó denunció que se habían invertido más de 350 millones de bolívares en su construcción, además de emplear a empresas que no estaban autorizadas por el Estado, como los contratistas Brescon y Sarcar.

Nicolás Maduro y García Carneiro en el Forum de La Guaira en 2019. El estadio ya tenía seis años de retraso. Foto: Cortesía Venezolana de Televisión

Con respecto al Fondo Global de Construcción, esta empresa ha sido acusada de desfalcar más de 159,8 millones de dólares a través de la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi). Encargada de la importación de materiales de construcción, trabajó para el gobierno principalmente con la Gran Misión Vivienda, donde estuvo a cargo del proyecto de Ciudad Caribia. Para la Gobernación de Vargas, la empresa también trabajó en obras como el Mercado Comunitario de Catia La Mar y el hotel Aeropuerto Simón Bolívar.

De acuerdo a una investigación del medio El Estímulo, el Fondo Global de Construcción participó en la construcción del estadio bajo el nombre de Consorcio Estadio Los Tiburones. Aunque Infravargas negó en varios comunicados su relación con la empresa española, el consorcio creado únicamente para la construcción del complejo deportivo no solo compartía los mismos proveedores, sino también misma gerente.

En julio de 2016, luego de un año con las obras paralizadas, el proyecto fue retomado por la empresa SMG Group. En ese momento se le inyectaron 1.500 millones de bolívares más, con lo que Suárez estimó que la inversión total del estadio era de alrededor de 20 millones de dólares. Movió la fecha de inauguración para 2017, pero tampoco fue así. Al final, el Forum La Guaira no vio su primer juego hasta en noviembre de 2020.

Disputas en el PSUV

“Deseaba que todo fuese una pesadilla, pero es la cruda realidad. Mi general ya no está con nosotros físicamente, pero su legado, sus enseñanzas, su ejemplo y amor patrio, serán la llama que mantendremos encendida por siempre en La Guaira. Descanse en paz, querido padre”, escribió Suárez Maldonado en su cuenta de Instagram, luego del funeral de quien fuera su mentor político.

Aunque era la opción lógica para suplir la falta absoluta de García Carneiro, pugnas internas dentro del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) retrasaron su nombramiento. Fuentes consultadas por El Pitazo señalaron que un sector del oficialismo considera que el funcionario no poseía el peso necesario para dirigir un estado clave como Vargas en pleno año electoral.

Afirman que para dirimir una decisión que normalmente es competencia del Consejo Legislativo, fue necesaria la intervención de la directiva nacional del PSUV. El asunto quedó resulto luego de una reunión en la Universidad Marítima del Caribe (UMC) entre las autoridades regionales y el gobernador de Miranda, Héctor Rordíguez, quien fungió como vicepresidente sectoral de la tolda roja.

Queda claro que el paso de Suárez por la Gobernación será transitorio, sin aspiraciones de postularse formalmente en los comicios del 21 de noviembre. En cambio, el mandatario encargado ya declaró su apoyo a la exprimera dama del estado, María del Valle Carneiro de García, para que aspire a la representación chavista en las elecciones primarias.

El 24 de mayo de 2021, apareció junto a la viuda de García Carneiro en un mirador turístico abandonado de la autopista Caracas-La Guaira. Desde allí la mujer se comprometió a entregar en los próximos días el espacio rehabilitado, y sutilmente, a continuar con el legado del difunto gobernador.

La primera combatiente, mujer ejemplar y admirable, tomó las riendas que llevaba nuestro gobernador, lo que significa que nada cambia. Persiste el trabajo parejo, la dignificación social y el amor al prójimo”, escribió al respecto el mandatario encargado.

Suárez cierra filas en torno a los Carneiro, su familia putativa, ante unas elecciones donde más que la oposición, los contrincantes vendrán del propio oficialismo. Nombres como el del hijo de Nicolás Maduro, Nicolás Ernesto Maduro Guerra, ya suenan fuertemente como posibles sucesores del general que ocupó por 13 años la Casa Guipuzcoana. Solo los próximos seis meses definirán el futuro del estado Vargas.

Noticias relacionadas