• El combinado dirigido por José Peseiro participa por 19° vez en el torneo de selecciones más antiguo del mundo. Es, junto a Ecuador, la única selección de la Conmebol que no ha ganado el certamen continental | Foto: AFP

Han pasado 54 años desde que Venezuela jugó su primera Copa América. Su debut en el certamen de selecciones más antiguo del mundo se dio en la edición de Uruguay 1967, cuando ya se habían disputado 28 ediciones y el torneo se llamaba Campeonato Suramericano. En ese entonces, la Vinotinto daba sus primeros pasos en la profesionalización.

Debut en la Copa América. Venezuela disputó su primer partido con una camiseta de Peñarol, porque no tenía uniforme alternativo y jugaba contra Chile.

Aquella edición de 1967 fue la última que se celebró bajo la denominación de Campeonato Suramericano, dado que el torneo comenzó a llamarse Copa América a partir de 1975. Asimismo, fue la última vez que se implementó el sistema de todos contra todos, puesto que en la siguiente contienda comenzó a usarse el sistema de la fase de grupos.

La primera victoria de Venezuela en la Copa América se dio en su cuarto partido, el 28 de enero de 1967. Con goles de Luis Humberto Scovino, Rafael Santana y Antonio Ravelo, el equipo que dirigía Rafael Franco aplastó 3-0 a Bolivia en el Estadio Centenario de Montevideo. La Vinotinto finalizó en el penúltimo puesto de la clasificación —de seis selecciones— con un triunfo y cuatro derrotas.

Un nuevo formato

Después de ocho años de espera, la Copa América de 1975 no tuvo una sede fija, así que los partidos se disputaron con ida y vuelta. Por primera vez compitieron los 10 elencos que forman parte de la Confederación Suramericana de Fútbol (Conmebol) con un nuevo formato: tres grupos de tres equipos. El primero de cada grupo clasificaba a semifinales, conjuntamente con el vigente campeón: Uruguay, en este caso.

La Vinotinto y su historia en la Copa América
La Argentina de Menotti arrolló a Venezuela en Gigante de Arroyito | Foto: @JavierMinniti

Venezuela integró el grupo A, junto con Brasil y Argentina. En aquella edición, la Vinotinto tan solo marcó un gol en los cuatro partidos que afrontó y no sumó ningún punto. También sufrió la peor derrota en su historia: perdió 11-0 ante la oncena albiceleste en Rosario. Al final, Perú se tituló por segunda vez en su historia.

La Copa América de 1979 tampoco contó con un sitio fijo. En ese momento se otorgaban 2 puntos por victoria y 1 por empate. El combinado venezolano compartió el Grupo A con Chile y Colombia, y sumó dos puntos en el Polideportivo de Pueblo Nuevo, en San Cristóbal. La delegación de Paraguay, por segunda vez en su historia, se quedó con el certamen continental.

La versión de 1983 fue la última que se celebró con encuentros de ida y vuelta. El Grupo A lo integraron Chile, Uruguay y Venezuela, que volvió a quedar en el foso de la clasificación con apenas 1 gol a favor —perdió 1-2 contra Uruguay en el Estadio Brígido Iriarte— y 10 en contra. La representación charrúa, en tanto, levantó el campeonato en tierras brasileñas.

Goleador Vinotinto

En las ediciones de Argentina 1987, Brasil 1989, Chile 1991, Ecuador 1993, Uruguay 1995, Bolivia 1997, Paraguay 1999 y Colombia 2001 la Vinotinto seguía con resultados negativos; aunque en la Copa América de 1993 vivió algo inédito: estuvo a un gol de clasificar a la siguiente ronda y el venezolano José Luis Dolgetta se consagró como el máximo goleador de la justa, con cuatro tantos.

La Vinotinto y su historia en la Copa América
José Luis Dolgetta puso en alto a Venezuela | Foto: Presse Sports

En aquella fiesta suramericana de 1993 también participaron, por primera vez, dos elencos de la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (Concacaf) y se estableció otro criterio de clasificación: los dos primeros de cada grupo y los dos mejores terceros accedían a los cuartos de final.

Copa América 2001: fue la última que se llevó a cabo alternadamente cada dos años. Argentina renunció a participar por motivos de seguridad.

A pesar de que en la Copa América de Perú 2004 ya se había comenzado a consolidar el Boom Vinotinto, con varios resultados históricos en las Eliminatorias Mundialistas, la selección comandada por Richard Páez apenas consiguió un empate (1-1) ante Bolivia en la última jornada, y acabó en el sótano del Grupo A. El campeón de la justa fue Brasil.

Copa América en Venezuela

En 1986, la Conmebol estableció una política de rotación para elegir las sedes de las siguientes versiones de la Copa América. En este sentido, a Venezuela le tocó el turno de organizar, por primera vez, el torneo de selecciones más antiguo del mundo en 2007. Rafael Esquivel presidía la Federación Venezolana de Fútbol (FVF).

La Vinotinto y su historia en la Copa América
El Polideportivo de Pueblo Nuevo albergó el partido inaugural de la Vinotinto | Foto: Svetpro Ru

Perú, Uruguay y Bolivia acompañaron a la Vinotinto en el Grupo A. Con un triunfo y dos empates en la primera fase, aquella selección de Richard Páez clasificó a los cuartos de final del certamen por primera vez en su historia. Luego cayó 1-4 ante Uruguay en San Cristóbal.

El concepto que yo apliqué fue jugar para ganar. Sin importar el rival que tuviéramos en frente, nuestro objetivo fue inducir a nuestros jugadores con un pensamiento de mentalidad ganadora. Cuando uno llevó ese concepto teórico a la práctica los futbolistas se la creyeron, llevaron a cabo ese mensaje y le dieron una transformación total a nuestro fútbol”, dijo Páez en una entrevista para El Diario.

La Copa América de 2007 rompió el récord de sedes designadas, con nueve en total: Barinas, Barquisimeto, Caracas, Maracaibo, Maturín, Mérida, Puerto La Cruz, Puerto Ordaz y San Cristóbal. Brasil volvió a quedarse con el galardón, luego de golear 3-0 a la Argentina de Messi y Riquelme en el Estadio Pachencho Romero de Maracaibo.

44.000 espectadores disfrutaron de la final en el Pachencho Romero | Foto: Getty Images

Aristóbulo Istúriz, entonces ministro de Educación, Cultura y Deportes, estuvo al frente del comité organizador del evento, el cual se desarrolló del 26 de junio al 15 julio de ese año. A cinco meses de la inauguración, Istúriz abandonó el cargo y lo reemplazó Jorge Rodríguez, para ese momento vicepresidente de la república.

Guaky, una guacamaya roja que vestía la tradicional camiseta vinotinto, era la mascota oficial. Debajo de sus alas lucía los colores de la bandera tricolor. Para su escogencia se realizó un concurso escolar en el que hubo 4.500 propuestas de niños y adolescentes. El nombre de la mascota se definió mediante una encuesta por internet.

El campeonato de 2007 batió récords en aquella época. El comité organizador estimó una asistencia de 40.000 personas por partido, y una audiencia de 530 millones de fanáticos en Latinoamérica. Además, este certamen se retransmitió en 185 países —25 más que en la edición anterior— totalizando un aproximado de 4 millones de espectadores.

Cobros ilícitos

Aquella fiesta suramericana significó un derroche económico para el país. Giancarlo Di Martino —alcalde de Maracaibo entre los años 2000 y 2008— confesó en 2016, en una entrevista al diario Panorama, que pagó 1 millón de dólares a los directivos de la Conmebol para que su ciudad albergara la final de la Copa América.

De hecho, en mayo de 2015, el Buró Federal de Investigaciones (FBI) arrestó a Rafael Esquivel y a otras seis autoridades de la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) en Zúrich, Suiza, por estar involucrados en el escándalo de corrupción que estremeció al deporte más popular del mundo.

Al momento de la detención en Zúrich, al expresidente de la FVF lo acusaron de aceptar sobornos de millones de dólares en relación con derechos televisivos y transmisión de cinco ediciones de la Copa América, empezando con la de Venezuela. Posteriormente, la Comisión de Ética Independiente de la FIFA lo suspendió de por vida.

Una cachetada a la historia

La Copa América de Argentina 2011 guarda un lugar especial en los corazones de la fanaticada venezolana. Contra todos los pronósticos, la Vinotinto tuvo la mejor actuación en su historia, al conseguir el cuarto puesto. El boleto a la final se le escapó en la tanda de penales frente a Paraguay.

El conjunto que dirigía César Farías quedó emparejado en el Grupo B, junto con Brasil, Ecuador y Paraguay. En la primera fecha consiguió un empate sin goles contra el gigante amazónico. Con un golazo de César “Maestrico” González venció por la mínima a Ecuador. En la última jornada certificó su clasificación a la próxima ronda, al igualar 3-3 con Paraguay en un partido agónico.

Paraguay: jugó la final de la Copa América de 2011 sin haber ganado un partido.

En los cuartos de final le tocó enfrentar a Chile. Oswaldo Vizcarrondo inauguró la pizarra al minuto 34, luego de recibir un cobro de Juan Arango. Tras varias arremetidas chilenas, Humberto “Chupete” Suazo colocó el empate al 69.

No obstante, en otra falta ejecutada por Arango, el arquero Claudio Bravo dejó un rebote dentro del área y Gabriel Cichero aprovechó para dejar cifras definitivas a 10 minutos del pitazo final.

Gabriel Cichero hizo historia para la Vinotinto en la Copa América de 2011 | Foto: Télam
Para mí, ese gol ante Chile fue el más importante en la historia de nuestra selección. Fue el que unió a 30 millones de venezolanos. Si hay algún gol que pueda sobrepasar ese momento es el que nos lleve a un Mundial; así que esperemos que pronto venga, porque Venezuela lo necesita y lo merece”, expresó Cichero en una entrevista para El Diario.

En semifinales volvió a verse las caras con Paraguay. A pesar de haber dominado en varios pasajes del encuentro, empató 0-0 en los 120 minutos. En la tanda decisiva, el portero Justo Villar atajó el penal de Franklin Lucena y encaminó la clasificación albirroja. Uruguay se impuso 3-0 en la final. En tanto, Perú derrotó 4-1 a la Vinotinto en el partido por el tercer lugar.

Un paso hacia atrás

Venezuela ya no era esa cenicienta de antaño, se acostumbraba a conseguir resultados históricos. Inclusive, rozó la clasificación al Mundial de Brasil 2014. Son embargo, en la Copa América de Chile 2015 quedó eliminada en primera ronda por primera vez desde 2004.

Salomón Rondón le marcó un golazo a Colombia en Rancagua | Foto: AFP

Aquel equipo que dirigía Noel “Chita” Sanvicente conformó el Grupo C, junto con Brasil, Perú y Colombia. En la primera jornada dejó buenas sensaciones: derrotó 1-0 a la selección cafetera; pero perdió por la mínima ante Perú y cayó 2-1 frente a la Canarinha. Al final, Chile alzó su primer título, derrotando a Argentina en los penales.

Un año más tarde, Estados Unidos albergó la Copa América Centenario —organizada por la Conmebol y la Concacaf— en conmemoración a los 100 años del evento continental. Esta edición contó con la participación de 16 elencos y contó con un promedio de 46.373 espectadores por partido, superando el registro que hubo en 2007.

Venezuela, México, Uruguay y Jamaica quedaron alojadas en el Grupo C. Con dos triunfos y un empate, la selección que entonces dirigía Rafael Dudamel regresó a los cuartos de final como segundo clasificado —México tuvo mejor diferencia de goles— y quedó eliminada por 4-1 a manos de la favorita: Argentina, que volvió a perder la final en penales contra Chile.

Lautaro Martínez y Giovani Lo Celso anotaron los goles albicelestes | Foto: Reuters

En la Copa América de 2019, Dudamel y sus dirigidos acompañaron a Perú, Bolivia y al conjunto anfitrión en el Grupo A. Con una victoria y dos empates —3 goles a favor y solo 1 en contra— se metieron a los cuartos de final. Argentina, nuevamente, se impuso; esta vez con resultado de 2-0.

En estos 54 años que han pasado, es evidente la evolución que ha tenido la Vinotinto en la Copa América. Entre la Copa América de Uruguay 1967 y Perú 2004, solo había ganado un partido de 45 posibles. La selección que ahora dirige José Peseiro participa por 19° vez en el torneo de selecciones más antiguo del mundo. En esta oportunidad conforma el grupo B, junto con Colombia, Brasil, Ecuador y Perú.

La Copa América se iba a celebrar de manera conjunta en Argentina y Colombia en 2020. Posteriormente, se postergó un año debido a la pandemia por covid-19 y se reestructuró el calendario. Sin embargo, a solo días de su inauguración, la Conmebol le quitó la sede a Colombia —problemas sociopolíticos— y luego a Argentina —crisis sanitaria — y le otorgó la localía a Brasil.

Noticias relacionadas