• El discurso público que se maneja en las redes sociales sobre las obras inconclusas en Venezuela es cierto. En el caso del sector salud, son muchas promesas de infraestructuras que nunca se cumplieron

Es verdad. Un mar de promesas rotas gira alrededor del sector salud venezolano. El gobierno bolivariano desde el mandato del fallecido Hugo Chávez hasta la actualidad -en manos de Nicolás Maduro- ha ordenado la construcción de numerosas obras de infraestructuras de hospitales de gran impacto social que solo quedaron en palabras, algunas están inconclusas y otras nunca se iniciaron.

El portal The Watcher Venezuela publicó el pasado 16 de junio una denuncia de corrupción entorno a la construcción de 14 hospitales en el país que no llegaron a materializarse a pesar de la asignación de recursos. Uno de nuestros lectores -que observó la difusión de la información en Twitter-, identificado como @AngelPaezLuz, invitó al equipo de Cotejo.info, en alianza con El Diario, a investigar la afirmación y verificar los datos de la denuncia. En atención a la responsabilidad periodística se fijó la lupa en el caso.

De las 14 construcciones, tres representan infraestructuras hospitalarias con propósitos oncológicos. Lo cual en primera instancia deja entre ver que -ante la inoperatividad de estos proyectos- los pacientes oncológicos venezolanos serían los más afectados tras las obras inconclusas. 

Otras tres construcciones sin terminar son hospitales de carácter materno infantil. En el estado Trujillo destaca del resto de las entidades del país por cobijar en su territorio 2 construcciones -de alto impacto a nivel de camas hospitalarias- con el estatus “sin terminar”.

Construcción de hospitales en Venezuela

Promesas contra el cáncer

Uno de los casos más comentados de este listado es la construcción del Cardiológico y Oncológico de Montalbán en la ciudad capital, Caracas. Prometido para el mes de agosto del año 2012 por la entonces ministra de Salud, Eugenia Sader. El proyecto contemplaba la puesta en funcionamiento de 530 camas hospitalarias aproximadamente y 22 quirófanos, banco de sangre y unidad de células madres.

El 23 de junio de 2021, dirigentes opositores representantes de la Asamblea Nacional electa en el 2015 se presentaron en el lugar de la mencionada construcción para denunciar lo que ellos consideran una estafa al pueblo venezolano. 

“Estas ruinas debieron ser el Hospital Oncológico y Cardiológico de Montalbán. 143.000.000 de bolívares fue el presupuesto inicial -30 millones de dólares para la época- y esto fue lo que quedó”. Así lo manifestó Juan Pablo Guanipa ante los muros y columnas sin paredes que se ven en el lugar. 

Otro caso que sigue dando de qué hablar es la construcción del Hospital Oncológico de Guarenas, estadp Miranda. Su historia data del año 1974. Este proyecto pasó por manos del presidente Luis Herrera Campins y Jaime Lusinchi; según datos hemerográficos presentados por el portal La Razón, Hugo Chávez se comprometió en el año 2007 a reiniciar la obra y aprobó 800 millones de bolívares para hacerlo.  

A pesar de diversos anuncios de asignación de recursos, en el mes de mayo de 2012 la ministra de salud, Eugenia Sader, informó que decidieron no continuar con el oncológico de Guarenas porque dicho centro se haría en Caracas y sería parte del Instituto Nacional del Cáncer. Cambiaron el lugar porque “llegar a Guarenas, cuando la mayor concentración de población está en Caracas, era difícil”. Lo construido allí sería entregado a la Misión Vivienda.

La tercera promesa en materia oncológica es la del Hospital Oncológico y Toxicológico de Barinas. La organización Transparencia Venezuela asegura que este es uno de los seis centros de salud que se ofrecieron como parte de la cuarta fase de la Misión Barrio Adentro y su construcción se asignó a la empresa pública Vialidad Sucre y Alba Bolivariana. Según el diputado y dirigente opositor Freddy Superlano, en la obra se han gastado más de 200 millones de dólares y la construcción quedó a la mitad.

Hospital Barinas
Foto: Transparencia Venezuela

Maternidades venezolanas

El 30 de septiembre del año 2007 Hugo Chávez utilizó el programa “Aló Presidente” N° 296 para anunciar la creación del Hospital Materno Infantil en San Fernando de Apure, la construcción se realizaría en 2 años, con una capacidad de 300 camas de hospitalización. El proyecto, según indica una publicación del portal Senderos de Apure (tomada del diario Panorama, de un link que ya no funciona), sería parte de las obras realizadas por Barrio Adentro con un costo estimado de 193.500.000 de bolívares fuertes.

Al parecer en los años 2013 y 2018 Nicolás Maduro ha realizado anuncios sobre nuevos recursos, pero hasta la fecha el hospital no se ha terminado. 

También destaca el caso del Hospital Materno Infantil de Araure, estado Portuguesa, que fue un proyecto anunciado por el Estado en el año 2012; sin embargo, las últimas noticias oficiales al respecto fueron ofrecidas en el 2014 por el gobernador de ese entonces, Wilmar Castro Soteldo. Dijo que se “reactivaría” la obra bajo la directriz de la Empresa Socialista de Infraestructura Redes y Servicios del estado Portuguesa (Esinsep), con una inversión del momento de 2.500.000 bolívares.

Hasta la fecha la obra visualmente está erigida pero inconclusa, aunque con más porcentaje de avance que los proyectos antes mencionados. 

Otro plan presentado por la ministra Sader, que no culminó satisfactoriamente, fue la Maternidad de los Nevados, en Tinaquillo, estado Cojedes. En el 2011 se anunció la construcción de este materno infantil. Para la fecha la ministra ratificó “Ya tenemos los equipos para levantar los informes de factibilidad», destaca el portal informativo El Cooperante.  La suma de este proyecto estaría alrededor de los 15 millones de dólares. Se mantiene como obra paralizada.

Señalamientos de corrupción 

Tras chequear cada caso de esta lista de 14 obras hospitalarias, el 100% presenta algún tipo de irregularidad. Ninguna de ellas cumplió el propósito final de prestar un servicio médico asistencial, ya que actualmente ninguna está culminada y operativa.

Se desconoce de igual manera qué sucedió con los recursos de inversión y si, en todos los casos, los fondos invertidos corresponden con el nivel de avance de las obras. Lo que sí se puede ratificar es que precisamente Eugenia Sader, exministra de Salud (nombrada por Hugo Chávez en el 2010), tiene dos órdenes de aprehensión pendientes de ejecución, solicitadas por el Ministerio Público tras comprobar indicios de posible corrupción durante su gestión.

La organización Transparencia Venezuela detalla que la exfuncionaria estaría involucrada en el desvío de $1.500 millones de dólares en tres años de gestión en la cartera de salud. Sader se encuentra fuera de Venezuela sin haber respondido ante la justicia.

Por otro lado, aunque el listado que analizamos por denuncia pública incluye solo 14 proyectos hospitalarios, el equipo de Cotejo.info, en alianza con El Diario, está consciente de que existen más obras del sector que han quedado inconclusas con el paso de los años. Lo cual afecta la calidad y condiciones del sistema venezolano de salud pública.

En el estado Lara, por ejemplo, están paralizadas obras prioritarias como la construcción del edificio de consultas externas del Hospital Pediátrico Agustín Zubillaga. Una estructura visible (justo frente al estacionamiento del hospital) inconclusa desde hace más de 10 años y que se ejecutaría con fondos de Petróleos de Venezuela (PDVSA).

En la región también está pendiente la Unidad de Diálisis del Hospital Pastor Oropeza de Carora, municipio Torres. Por lo que los pacientes llevan más de una década trasladándose a diario hasta la ciudad de Barquisimeto para poder cumplir con sus tratamientos.

De hecho, algunas de las obras inconclusas del sector salud mencionadas en este texto están incluidas en el informe elaborado por la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional Legítima de 2015 -difundido en junio de 2021- en el cual se concluye que las infraestructuras en abandono han generado 35 millardos de dólares en pérdidas para el país.

En tal sentido y tras la revisión documental, se concluye que la afirmación “el chavismo prometió construir 14 hospitales y no cumplió”, es una verdad.

Noticias relacionadas