• Hasta el 16 de julio, solo Alemania reporta 106 personas fallecidas y 1.300 desaparecidas; mientras que en Bélgica hay 23 muertos y 5 desaparecidos. Las precipitaciones, que han provocado inundaciones, derrumbes y cortes de electricidad y comunicaciones, afectarán la crecida de los ríos en Europa Occidental durante los próximos días | Foto: EFE.

Las lluvias en Alemania, Bélgica, Luxemburgo, Países Bajos, Suiza, y algunas zonas de Francia y Turquía, provocaron inundaciones, aumento del nivel del agua en ríos, deslizamientos de tierra, colapso de estructuras, cortes de electricidad y comunicaciones. Hasta el viernes 16 de julio, las autoridades alemanas reportaron al menos 106 personas fallecidas. Es el territorio más afectado y en el cual hay más de 1.300 desaparecidos.

Según el Servicio Meteorológico Alemán (DWD) son las peores precipitaciones en el último siglo, que han dejado lluvias entre 100 y 150 milímetros en 24 horas, lo que significa un mes de lluvia en la región. La condición climatológica en Europa Occidental provino de un área de baja presión de movimiento lento, que hizo que una cinta transportadora de aire cálido y húmedo produjera tormentas eléctricas, así como lluvias intensas y prolongadas.

Ahrweiler, en el estado de Renania-Palatinado, es la más afectada de Alemania. 165.000 personas en esa zona occidental se encuentran sin electricidad. En la zona norte de Renania se registraron 154 milímetros de lluvia en las últimas 24 horas. En 9 horas cayeron 207 milímetros de lluvia en Reifferscheid, según reporta CNN en Español.

Ahrweiler, Alemania. Foto: EFE.

Autoridades alemanas se pronuncian

El presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, llamó a la unidad nacional para superar la tragedia e invitó a los ciudadanos y autoridades a ayudar a los más afectados. “Las aguas se retiran y ello hará visible la verdadera dimensión de la tragedia”, afirmó el mandatario. Se prevé que visite algunas de las zonas más afectadas el sábado 17 de julio.

Por su parte, Ángela Merkel, la canciller alemana, ofreció ayuda a corto y largo plazo desde el gobierno federal para atender a las personas de Renania-Palatinado. Merkel espera visitar esa región en los próximos días.

Svenja Schulze, ministra de Medio Ambiente de ese país, señaló que las lluvias son una respuesta del planeta al cambio climático. “Los eventos muestran con qué fuerza las consecuencias del cambio climático pueden afectarnos a todos, y lo importante que es para nosotros adaptarnos a los eventos climáticos extremos en el futuro”, comentó Schulze.

Bélgica y Países Bajos también se vieron afectados días antes

Las lluvias afectaron también a Bélgica y Países Bajos el miércoles 14 y jueves 15 de julio. Al menos 23 personas fallecieron en Bélgica y 5 están desaparecidas. En Valonia, 41.000 personas están sin electricidad, según reportes de las autoridades belgas. Se espera que la situación sobre el suministro eléctrico continúe así, pues los puntos de distribución están inundados y debido a las lluvias se dificulta la tarea de llegar a ellos.

En Limburgo (Países Bajos) la lluvia alcanzó hasta 100 milímetros en los últimos días. Se espera que el río Roer, que atraviesa el territorio, llegue a su nivel más alto jamás registrado, generando el riesgo de desborde. El Instituto Meteorológico de Países Bajos (KNMI) emitió un código amarillo en gran parte del país a propósito de las lluvias y crecidas de ríos.

Verviers, Bélgica. Foto: EFE.

Luxemburgo, Suiza y algunas zonas de Turquía y Francia en riesgo

Las imágenes tomadas por la prensa y habitantes de las zonas de Europa Occidental muestran a personas caminando entre escombros, con el agua hasta las rodillas o con vehículos flotando en el agua. Aunque las lluvias dejaron fallecidos y miles de afectados en Alemania y Bélgica, en Países Bajos y Luxemburgo aún no se reportan muertes.

Luxemburgo sigue en situación de “peligro extremo”, reporta EFE. Esto, a propósito de un posible de un posible desbordamiento del río Mosela, cuyo caudal seguirá creciendo hasta el domingo 18 de julio, mientras que el resto de cauces fluviales se espera que el nivel de agua siga bajando conforme se estabiliza el tiempo a lo largo de la próxima semana.

Berna, Suiza. Foto: EFE.

Por su parte, Suiza reportó el miércoles 14 de julio una crecida de los ríos de su territorio. Autoridades de Berna anunciaron que los lagos Aar, Brienz, Thun y Biel aumentarán significativamente, producto de las lluvias, de 25 a 40 centímetros aproximadamente. El lago Lucerna superó el jueves 15 de julio el nivel más alto de agua, si sube otros 13 centímetros, la zona poblada aledaña se inundará.

Aunque las aguas cercanas a Zúrich presentaron también elevación en sus niveles, la situación es menos crítica. Se prevé hasta 100 milímetros de lluvia para el fin de semana en ese país. El presidente suizo, Guy Parmelin, agradeció desde Lucerna el trabajo de los trabajadores de los servicios de emergencia.

Parte de Francia y Turquía también fueron afectados por las precipitaciones, pero en menor medida, sin muertes, ni inundaciones o daños materiales. Al igual que otros, el gobierno turco se solidarizó a través de un comunicado con los países afectados por las lluvias de los últimos días en varios países de Europa.

Autoridades actúan para atender a los afectados

Se espera que, con el trabajo de las autoridades, se evacúen la mayoría de las zonas afectadas, se logre reducir el número de desaparecidos y se restablezcan la electricidad y las comunicaciones. Para esta tarea, en Alemania, se asignaron 900 soldados del Ejército y 15.000 colaboradores de rescate.

Las autoridades belgas y de Países Bajos también se mantienen en alerta ante una posible nueva crecida y desbordamiento de los ríos. Activaron las alertas rojas e interrumpieron el tráfico ferroviario, por carretera entre diferentes regiones y evacuaron las zonas más afectadas.

Foto: EFE.

Países Bajos evacuó 10.700 personas de poblaciones cercanas al río Mosa. Además, Francia, Italia y Austria enviaron 250 profesionales de salvamento, 20 embarcaciones y helicópteros para atender la situación en territorio belga. También, autoridades de la Unión Europea esperan apoyar y atender la situación próximamente.

Sin embargo, aunque se atienda la situación, se estima que las lluvias sobre Europa Occidental continúen, por lo menos, hasta el sábado y domingo 17 y 18 de julio, respectivamente. Esto afectará las labores de rescate y atención de emergencia, y hará que parte de los ríos de Europa Occidental crezcan.

Noticias relacionadas