• Tras la derrota en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, el boxeador venezolano en condición de refugiado no podrá volver a la isla debido a problemas migratorios relacionados a su pasaporte y visa. Acnur buscará ahora un tercer país de residencia para él y su familia | Foto: Efe

El boxeador olímpico venezolano Eldric Sella, que forma parte del Equipo Olímpico de Refugiados (EOR) en Tokio 2020, no podrá volver a Trinidad y Tobago. Las autoridades migratorias de la isla del Caribe impiden su retorno debido a que no cuenta con un pasaporte vigente donde se le pueda sellar la visa para ingresar al país.

La información la dio a conocer el padre y entrenador del venezolano Edward Sella, durante una conversación en el programa del periodista Sergio Novelli, en VPItv. “Nuestros pasaportes se vencieron y ha sido complicada la renovación. Y el gobierno de Trinidad y Tobago dice que no tiene un documento válido para otorgarle la visa”, relató este lunes 26 de julio.

Agregó también que el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), que apoyó al boxeador durante su preparación hacia los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, ahora espera ayudarle a encontrar al venezolano y a su familia un nuevo país de residencia.

Eldric Sella pudo participar en la justa olímpica gracias a que Acnur logró tramitar una visa que le permitió viajar hacia Estados Unidos y luego hasta Japón. El joven de 24 años de edad vive en la isla cercana a Venezuela desde 2018, cuando escapó de la crisis nacional. 

Foto: EFE.

Eldric Sella y su actuación fugaz en Tokio 2020

El 26 de julio, Eldric Sella se enfrentó en Tokio 2020 contra el dominicano Euri Cedeño Martínez en la ronda preliminar de 69-75 kilogramos de boxeo. Poco más de un minuto después de iniciado el combate, Sella cayó ante Cedeño en un knock-out técnico. Terminó así la fugaz participación del venezolano en la justa deportiva más importante del mundo.

A pesar de la derrota, el atleta aseguró estar orgulloso de su participación. También pidió disculpas a los venezolanos por no ganar el combate. “No todas las historias inspiradoras salen de una victoria”, aseguró Sella minutos después de bajarse del cuadrilátero de Kokugikan, en Tokio (Japón).

Es el primer latinoamericano en participar en una justa olímpica junto al EOR; que empezó a figurar desde los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Al igual que él, más de 5 millones de personas han salido de Venezuela debido a la crisis política y social para instalarse en otros territorios y hacer nueva vida. En Trinidad y Tobago hay al menos 25 mil migrantes venezolanos. Llegó al EOR gracias a una beca que le otorgó Acnur y el Comité Olímpico Internacional (COI).

Tras la derrota de Sella, Miriam Aertker, jefa de la oficina de Acnur en Trinidad y Tobago, aplaudió el desempeño del boxeador. «Incluso sin una medalla, ¡sigue siendo un campeón!» expresó en su cuenta en Twitter el 26 de julio. Foto: EFE.

Jesús Casanova, exatleta y parte de la delegación venezolana presenció el combate y comentó que buscará brindarle apoyo y ponerse a la orden. “Vengo para acá para ver qué necesita porque no hemos podido tener ningún contacto con él. El presidente Nicolás Maduro instruyó que se diera todo el apoyo posible al muchacho, porque a pesar de la política que pueda tener dentro de su ideología, es un venezolano y nosotros como gobierno debemos apoyarlo”, relató Casanova a BBC Mundo.

Luego de terminar su participación en las olimpiadas, Eldric Sella se encuentra indocumentado y sin país de residencia. Deberá esperar a que Acnur le brinde el apoyo suficiente para salir de Japón junto a su familia. Se desconoce si el régimen verdaderamente brindará apoyo al boxeador venezolano durante el proceso.

El originario de la parroquia 23 de enero de Caracas siempre soñó con llegar a unos Juegos Olímpicos. Y ahora que perdió en la justa de 2021, tiene en la mira su próximo objetivo: prepararse para ponerse los guantes en París 2024.

Noticias relacionadas