Es falso. Una cadena circuló la tarde del 3 de septiembre de 2021 anunciando la presunta muerte del arzobispo emérito de Caracas, Jorge Urosa Savino. El mensaje aseguraba haber sido escrito por el obispo auxiliar de Caracas, Ricardo Aldo Barreto, y el vicario general de la Conferencia Episcopa Venezolana (CEV), Carlos Márquez.

No obstante, minutos después de que la noticia se hiciera viral en redes sociales, la CEV la desmintió en su cuenta oficial de Twitter. «El cardenal Urosa NO ha muerto, su condición de salud continúa siendo delicada con discretos signos de mejoría en los dos últimos días», señala.

Posteriormente, Barreto y Márquez publicaron un comunicado de la Arquidiócesis de Caracas en el que confirmaron que el cardenal sigue vivo y pidieron a la feligresía orar por su salud. «Seguimos orando, por intercesión de María Santísima de Coromoto y del beato Dr. José Gregorio Hernández, pidiendo por la pronta recuperación de nuestro arzobispo emérito y de todos los enfermos», solicitaron.

Delicado, pero estable

Urosa Savino ingresó el 27 de agosto de 2021 en la Policlínica Metropolitana de Caracas luego de manifestar malestar y síntomas de coronavirus. Tres días después, el domingo 29, la CEV informó que el cardenal entró a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

En una entrevista ofrecida a Unión Radio, Márquez indicó que el religioso, de 79 años de edad, recibió tiempo atrás la primera dosis de la vacuna Sputnik V. Indicó que su condición, a pesar de mantenerse delicada, no se desarrolló tan dramáticamente gracias a estar inmunizado. Sin embargo debido a la escasez de vacunas exportadas por Rusia en el mundo, se desconoce si Urosa llegó a tener la segunda dosis necesaria para completar el proceso.

Desde su ingreso a la UCI, se ha mantenido discreción sobre el estado de salud de Urosa Savino. Periódicamente la CEV y la Arquidiócesis publican comunicados en los que afirman que se mantiene estable y con leves mejorías.

Segundo desmentido

Es la segunda vez en menos de una semana que la Iglesia desmiente la supuesta muerte del cardenal Urosa Savino. La primera ocurrió el 30 de agosto de 2021, apenas un día después de conocerse la gravedad de su enfermedad.

En ese momento, la información circuló solamente en redes sociales a modo de rumor. Si bien no llegó a tener gran repercusión mediática, ameritó que la Arquidiócesis de Caracas, en vocería de Barreto y Márquez se pronunciaran para aclarar la información.

En esta oportunidad la noticia se manifestó como un falso comunicado de la Arquidiócesis de Caracas. Se difundió como un texto en plataformas de mensajería, cuando normalmente los comunicados de la institución religiosa se comparten en archivos identificados con sus emblemas. Aún así, diferentes medios de comunicación y personalidades creyeron en la cadena y manifestaron sus condolencias, lo que hizo que tuviera mayor impacto y credibilidad en Internet.

Cualquier información relacionada a la salud de Urosa Savino será confirmada de forma oficial por las cuentas de la CEV y la Arquidiócesis de Caracas. Del mismo modo, los voceros autorizados son monseñor Barreto y el prebístero Márquez, o en su defecto el cardenal Baltazar Porras, en su condición de administrador apostólico de la Arquidiócesis capitalina.