• El músico, originario de Barbacoas (Aragua), solía despertarse a las 5:00 am y permanecía en una hamaca hasta las 10:00 am. Le gustaba componer en esos momentos y permitía a sus allegados que complementaran algunas ideas para sus canciones | Foto: Cortesía.

Simón Narciso Díaz Márquez fue uno de los artistas más trascendentales e importantes de la cultura venezolana. Su popular “Caballo Viejo”, una de sus más de 100 composiciones, se convirtió en un éxito mundial: se ha traducido en al menos doce idiomas y la han versionado más de 350 veces. 

A pesar de su partida física el 19 de febrero de 2014, Simón Díaz sigue “muy presente” en la Venezuela actual; así lo afirmó Simón Díaz Jr., uno de sus hijos, durante una conversación exclusiva con El Diario

El reconocimiento del Tío Simón.

Es el único artista en obtener la condecoración Orden del Libertador en su Orden de Gran Cordón, la más alta otorgada por el Estado venezolano. En 2008 recibió el Grammy a la Mejor Trayectoria y en 2012 el Premio Nacional de la Cultura, Mención Música.

Para Díaz Jr., su “viejo”, como le dice cariñosamente, está presente en los mensajes de sus canciones, en su legado y en sus enseñanzas. Aseguró que ve con mucha frecuencia a niños y niñas entonando las canciones de su padre y aprendiendo a tocar cuatro con sus composiciones. De igual forma, señaló que a diario le comentan “algo del Tío Simón, alguna anécdota o cualquier cosa por lo que lo recuerdan”. 

Simón Díaz Jr., músico como su padre, reveló detalles personales del legendario artista.

—Simón Díaz lucía tranquilo, amigable, sereno. Sin embargo, ¿cómo era dentro del hogar, como padre? 

—Mi viejo era una persona muy cariñosa, cero violencia. Un hombre muy respetuoso, amable y con la familia era increíble. Siempre tenía consejos y su palabra está con nosotros en todo momento. Su manera de ser era muy loable y un gran ejemplo para nosotros, sus hijos. Era un hombre íntegro y con mucho talento. 

—¿Hay alguna anécdota que relacione con eso o que lo haga recordar alguna de estas características? 

—Muchas. Una vez un periodista le dijo a mi padre “¡Mire, Simón, lo que están haciendo con sus canciones! Las convierten en rancheras, en vallenatos y ahora en temas electrónicos. ¿Cómo es posible que hagan eso con su música?, ¿qué opina usted?” y mi viejo le dijo “Mijo, la música es como el agua de las nubes: no importa por qué río vaya, lo que importa es que llegue al mar”. Ese tipo de comentarios, su humildad y ejemplos es lo que heredamos sus hijos y lo que también le transmito a mis pequeños. 

—¿Algo peculiar que recuerde de su padre?

—El viejo se despertaba temprano, tipo 5:00 o 6:00 am, se acostaba en la hamaca y ahí se quedaba hasta las 9:00 o 10:00 am. En ese tiempo leía los periódicos, completaba crucigramas, componía con el cuatro, o escribía algo con algún lápiz y papel. Su mañana era muy suya, íntima. Se le escuchaba cantar mucho en esos momentos. A veces me decía «Mira, Simoncito, ¿qué te parece esto que estoy componiendo?», o le decía al que estuviese cerca. Siempre era muy abierto a escuchar opiniones y permitía involucrar a otros para que complementaran ideas de lo que escribía. 

Simón Díaz Jr. | Foto: Cortesía.

—¿El Tío Simón cantaba con frecuencia en la casa?, ¿o lo reservaba para ciertos momentos?

—Indistintamente del momento. Cantaba mucho en la casa, en las reuniones especialmente. Cuando estaba enfermito comenzó a repetir con mayor regularidad algunas canciones como “Caballo Viejo” y “Mercedes”, además de que le dio por tocar mucho el piano. Recuerdo que le gustaba mucho cantar sus tonadas, pero no solo sus canciones sino de otros artistas como Pedro Emilio Sánchez, Ángel Ávila y otros artistas llaneros. Además, le gustaban mucho los boleros y los tangos, y en la casa hasta tenía un disco de estos géneros. 

—En algunos programas televisivos y espectáculos llegó a improvisar, ¿lo hacía en otras ocasiones? ¿Qué opina al respecto? 

—Mi viejo era un gran improvisador. Podía durar media hora rimando poemas, porque creo que lo más bonito es que hacía poesía instantánea. Usaba las metáforas de una manera increíble y conectaba las palabras como solo él sabía hacerlo. Le gustaban mucho las coplas, por cierto. Improvisaba con cierta regularidad, sobre todo cuando se lo pedían.  

—¿Qué pensaba Simón Díaz de Venezuela? 

—Él amó a Venezuela y le entregó todo sin esperar nada, aunque el país después respondió de manera recíproca y lo convirtió en el Tío de todos los venezolanos. (…) No le gustaba estar fuera de su país. Si hacía un viaje de más de un mes en el exterior, ya para él era mucho tiempo y empezaba con «Vámono’ pa’llá pa’ Caracas, ya’stá, ya’stá bueno, vámono’ pa’ Venezuela, ya’stá bueno». Era amante de su tierra y de acostarse en su hamaca. 

Simón Díaz músico venezolano
Simón Díaz | Foto: La Tienda Venezolana / Archivo.

—Si tuviera tres palabras para describir a su padre, ¿cuáles serían y por qué? 

—La primera palabra que describiría para mí al Tío Simón es la «querencia» porque nunca dejó su llano, su San Juan de los Morros, sus barbacoas, sus vaquitas, su amor por el ordeño, por cabalgar, por el río, por pescar, por las comidas llaneras…, su querencia, pues. Y aunque estaba en Caracas, que no era su tierra natal, siempre estuvo añorando ese llano tan bonito que lo vio crecer. 

La segunda podría decir que es la «responsabilidad». Era un hombre muy atento para aprender lo que debía, estar al día con sus cosas e, incluso, solía tener preparado todo para cualquier cosa. Por ejemplo, en los espectáculos hasta contaba los pasos que debía dar para llegar a un punto determinado o a otro; era muy detallista y responsable con todo y se podía notar mucho en su trabajo. 

La última palabra que me parece para describirlo es «talento», porque tenía de sobra y sabía cómo resolver casi todas las cosas que involucrara creatividad. Las palabras serían esas tres, sí señor, aunque yo agregaría otra que acabo de pensar: «honestidad». Lo que uno veía por televisión era exactamente lo que veía en persona. No tenía poses de ningún tipo, era clarito como el agua.  

—¿Qué le dejó Simón Díaz a usted, en cuanto a enseñanzas? 

—De mi padre me quedó el gran amor por Venezuela, el orgullo de nacer aquí. Saber que este es un país precioso con grandes cosas y con gente bella (…). También me enseñó a llevar la frente en alto, a sentirme orgulloso de lo que hago, a ser productivo y servirle al país; me hizo saber que lo que uno hace deja huella y si se hace de corazón, deja algo positivo en otros. Me enseñó sobre la importancia de nuestra cultura y de conocernos como venezolanos para poder amar al país. Creo que todo eso es parte del legado que me dejó y que de alguna manera siento la responsabilidad de compartirlo con el resto del mundo. 

Homenaje a Tío Simón: 4 de septiembre en la Concha Acústica

El sábado 4 de septiembre se llevará a cabo un homenaje al cantautor venezolano a las 4:00 pm en la Concha Acústica de Bello Monte, Caracas. Simón Díaz Jr. será parte de los artistas presentes.

La Concha Acústica tiene una capacidad de 8.000 personas aproximadamente, pero para este concierto el máximo aforo permitido por la Alcaldía de Baruta será de 2.500, debido a las restricciones por la pandemia del covid-19. La entrada será gratuita. 

La idea de un homenaje para el Caballo Viejo –como también le decían otros, por cariño y el éxito mundial de la canción titulada así– surgió inicialmente como una exposición de arte en cuadros. Esto estaría acompañado de un evento musical pequeño y se planeaba realizar el 8 de agosto, a propósito del cumpleaños de Simón Díaz. No obstante, se consideró que “el mes de agosto es el mes del Tío Simón”, según su propio hijo, por lo que se pautó para el 28 de agosto. A última hora hubo un imprevisto por la pandemia y se tuvo que posponer para el 4 de septiembre. 

Originalmente sería un espectáculo con dos o tres participantes, pero a medida que pasó el tiempo, se sumaron muchos más; esto también motivó a los desarrolladores a separar el evento musical de la exposición de arte, por lo que esta última se dejará para después (aún por determinar). El 4 se septiembre se presentará una variedad de artistas en el homenaje, entre los que se encuentran: 

-Toña Granado 
-Annaé Torrealba
-Mariolga Rodríguez 
-Freddy López 
-Goyo Reyna 
-José Angel Pérez (Topo Gigio)
-Bossa Lovers 
-Simón Díaz Jr. (hijo de Simón Díaz)
-Simón Díaz de Sousa (nieto de Simón Díaz)
-Giancarla Díaz (sobrina de Simón Díaz) 

La producción y logística del evento están a cargo de Wilexys Machado, Rina Hernández, Gustavo Pierral y Jennifer León. La Alcaldía de Baruta y la del Hatillo fueron algunas de las instancias que apoyaron la iniciativa. A esto se sumó Pepsi, empresa que además transmitirá el homenaje en vivo. Entre dicha transmisión y la de otros canales como EVTV Miami, se espera que el homenaje tenga un alcance de 500.000 personas o más. 

Todo el repertorio serán interpretaciones de las composiciones del Tío Simón, a excepción de dos canciones en su dedicatoria –una escrita y cantada por Mariolga Rodríguez, y la otra por Anade Torrealba–. Simón Díaz Jr. estará relatando las historias y “cuentos” de cada canción escrita por su padre, previo a que los cantantes las interpreten. 

Entre los temas de Simón Díaz que se escucharán, están: “Mercedes”, “El Becerrito”, “La Vaca Azul”, “Caballo Viejo”, “Cristal”, “¿Qué Vale Más?”, “Sabana”, “El Cabrestero”, entre otras. 

Noticias relacionadas