• El pelotero histórico de los bombarderos del Bronx será exaltado este miércoles a Cooperstown, acto que representa el último paso de su insigne carrera

El Salón de la Fama de las Grandes Ligas inmortalizará este miércoles 8 de septiembre a uno de los mejores campocortos de los Yankees de Nueva York en la historia de la Major League Baseball (MLB). Derek Jeter, capitán y jugador de los bombarderos del Bronx por 20 años, grabará su nombre en el olimpo de la MLB. Lo hará tras una larga carrera en la que dejó récords, números y momentos grabados en la mente de fanáticos de Nueva York y del beisbol. 

Jeter se convirtió en el vigésimo cuarto pelotero del equipo neoyorquino en llegar a Cooperstown; en las votaciones recibió 396 votos de 397, por lo que quedó a tan solo uno de convertirse en el segundo jugador de la historia en ser elegido de manera unánime. Esto luego de que el cerrador panameño Mariano Rivera fue electo con el 100% de las boletas en 2019.

Gráfico: José Daniel Ramos @danielj2511

El campocorto estadounidense fue seleccionado por los Mulos de Manhattan en el draft de 1992 a los 18 años de edad. Debutó tres años después, el 29 de mayo de 1995. Esa temporada solo jugó en 15 partidos; su ilustre carrera despegó a partir de la campaña de 1996, cuando comenzó a demostrar por qué se convirtió en una de las leyendas de las Grandes Ligas.

Derek Jeter
Foto cortesía

Con 22 años de edad jugó en 1996 y en ese encuentro conectó el primer jonrón de su carrera antes los Indios de Cleveland. En dicha zafra bateó 10 cuadrangulares, 183 hits e impulsó 78 carreras en 157 juegos. Esto le valió para ganar el premio al Novato del Año de la Liga Americana. Ese mismo año los Yankees avanzaron a postemporada, en la que ganaron la Serie Mundial ante los Bravos de Atlanta, con Jeter como uno de los jugadores más destacados.

Primer Juego de las Estrellas y comienzo de la dinastía de Nueva York

El shortstop estadounidense fue elegido por primera vez para el Juego de las Estrellas en la temporada de 1998, con 24 años de edad. Ese año dejó números de 324. de promedio, 203 hits y 127 carreras anotadas, la mayor cantidad en esa campaña. Jeter y los Yankees avanzaron a postemporada, donde consiguió su segundo anillo de campeón luego de barrer a los Padres de San Diego.

Al siguiente año nuevamente asistió al Juego de las Estrellas y quedó sexto en la votación para el Jugador Más Valioso de la Liga Americana luego de conectar la mayor cantidad de imparables con 219, 24 jonrones y promedio de 349. en 157 juegos. Nuevamente los bombarderos del Bronx llegaron a la Serie Mundial y revalidaron su título ante los Bravos de Atlanta en seis encuentros.

La campaña del 2000 fue una de las mejores en la carrera de Derek Jeter. Asistió a su tercer Juego de las Estrellas y ganó el galardón de Más Valioso del Juego tras batear de 3-3 e impulsar dos carreras en la victoria de la Liga Americana sobre la Liga Nacional 6-3.

Jeter fue el primer jugador de los Yankees de Nueva York en ganar este premio. Durante esa temporada bateó 201 hits, anotó 119 carreras con un promedio de 339. Una vez más el equipo neoyorquino llegó a la Serie Mundial, esta vez ante sus rivales de la misma ciudad, los Mets de Nueva York.

El capitán de los Yankees fue nombrado Jugador Más Valioso tras derrotar a los Mets en cinco juegos por batear dos jonrones, nueve hits y un average de 409. Es el único jugador de la historia de las Grandes Ligas en ganar tanto el más valioso del Juego de las Estrellas como de la Serie Mundial.

El pelotero de los Yankees de Nueva York con más hits en las Grandes Ligas

El 11 de septiembre de 2009, ante los Orioles de Baltimore, Jeter dejó un momento histórico en el Yankee Stadium de Nueva York. Se convirtió en el beisbolista de los Yankees con más hits en la historia, con 2.722, tras superar a Lou Gherig, también miembro del Salón de la Fama.

Derek Jeter es líder histórico de los Yankees de Nueva York en los siguientes departamentos:

Turnos al Bate: 11.195

Hits: 3.465

Dobles: 544

Bases Robadas: 358

Sencillos: 2.595

Outs realizados: 8.269

El público ovacionó al número 2 de los bombarderos del Bronx, quien consiguió este récord en su temporada número 13 de su carrera, todas como campocorto del equipo de la Gran Manzana.

Esa misma campaña el equipo de Nueva York llegó a la final ante los Filis de Filadelfia. En ella Jeter fue una parte importante con 407. de promedio, 11 hits y 5 carreras anotadas, para así ganar su quinto campeonato de la MLB.

Dos años después nuevamente grabó uno de los mejores momentos en las Grandes Ligas, en esta ocasión ante los Rays de Tampa Bay. Jeter estaba a tan solo un hit de los 3.000, marca que ningún pelotero había logrado en toda su carrera jugando para los Yankees. 

“El Capitán América” conectó un jonrón en la parte baja del tercer inning ante el zurdo David Price hacia el jardín izquierdo. Así llegó a la cifra de 3.000 imparables en Las Mayores, una vez más en el Yankee Stadium, uno de los estadios con mayor historia de la MLB.

El adiós al capitán de los Yankees de Nueva York

Foto cortesía

En 2014, Jeter anunció que jugaría su última temporada a los 40 años de edad. En cada estadio y cada juego que participaba recibía homenajes de todas las fanaticadas a las que enfrentó. Un reflejo de lo que representó el shortstop en el diamante no solo para los Yankees, sino también para el beisbol de las Grandes Ligas.

El 25 de septiembre jugó su último encuentro en el Yankee Stadium ante los rivales divisionales, los Orioles de Baltimore. El juego estaba empatado a cinco carreras en el cierre del noveno inning y había un corredor en la segunda base. 

Retiro glorioso. Derek Jeter se retiró con cinco anillos de campeonato y cinco bates de plata. Asistió 14 veces al Juego de las Estrellas y recibió un premio como Más Valioso de la Serie Mundial.

La historia ocurrió como si algún director de cine o escritor hubiera imaginado el final perfecto para la carrera del pelotero de los Yankees. Jeter bateó un hit hacia el jardín derecho e impulsó la carrera para ganar y dejar en el terreno 6-5 en su último juego ante los fanáticos de la Gran Manzana.

Derek Jeter entra al Salón de la Fama de Cooperstown tras una gran carrera. Durante los 20 años que jugó con los Yankees de Nueva York demostró por qué es considerado el mejor campocorto de los últimos años en las Grandes Ligas y que siempre formará parte de la historia del beisbol.

Noticias relacionadas