• Según la ONG Azul Ambientalistas, 80% de las playas del país sufren contaminación por plástico de un solo uso y residuos que dejan las actividades petroleras. Foto principal: Shutterstock

Cada 18 de septiembre se celebra el Día Mundial de las Playas. En esta fecha se impulsa la concientización sobre la contaminación de las costas y océanos, lo que genera un profundo daño en el medio ambiente. 

Los océanos del mundo se han convertido en vertederos de basura debido a las actividades turísticas, la falta de educación ambiental, las actividades económicas y la producción de plástico y otros agentes contaminantes. 

Organismos como la Organización de Naciones Unidas (ONU) han alertado sobre el riesgo de la acumulación de plástico en los océanos y el impacto que puede tener en las próximas décadas para el medio ambiente.

El plástico y residuos de petróleo, los principales contaminantes de las playas venezolanas
El plástico es uno de los principales agentes contaminantes de los océanos

Las playas venezolanas y la contaminación

La contaminación de los océanos es global y Venezuela no escapa de esa situación. Aunque en muchos casos no sea perceptible a simple vista, las playas del país presentan residuos de plástico y desechos provenientes de la actividad petrolera. 

No existen cifras oficiales sobre la contaminación en las playas y ríos del país. Sin embargo, organizaciones no gubernamentales y fundaciones se han encargado de hacer sondeos para determinar los niveles de contaminación y realizar brigadas de limpieza. Es el caso de Azul Ambientalistas, que ha realizado jornadas de recolección de desechos en las costas venezolanas. Su director, Gustavo Carrasquel, explicó para El Diario que los niveles de desechos son elevados. 

“El 80% de nuestras playas, por muy limpias que se vean, sufren contaminación de plástico de pequeñas piezas y microplástico. Todas las playas de Venezuela tienen microplastico”, afirma.
El plástico y residuos de petróleo, los principales contaminantes de las playas venezolanas
Foto: @anambiente2020

Esta fundación, en conjunto con la Federación Venezolana de Surf y el Comité Olímpico Venezolano, crearon brigadas ambientales en 16 playas del país. En estas jornadas, Carrasquel afirma que han recogido no menos de 300 palitos de chupetas en las costas, entre 500 y 1.000 colillas de cigarros, también tapas de refrescos y empaques plásticos de comida. 

¿Por qué el plástico es tan contaminante? 

El plástico es en definitiva uno de los principales agentes contaminantes de las playas. Mucho de este material (como botellas y envases), que es dejado en las costas por turistas, es perceptible al ojo humano, pero una gran cantidad es microplástico cuya presencia en la arena y el mar no puede ser contabilizada. 

En el año 2017, un estudio apoyado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente alertó sobre la detección de este tipo específico de microplásticos en los océanos del mundo. Se trata de pequeños fragmentos de resina plástica que se funden para crear productos más grandes. 

La ONU estima que entre 8 y 13 millones de toneladas de plástico son descargadas en el mar cada año, lo que equivale aproximadamente a la cantidad de un camión de basura entrando al océano cada minuto.

En un video publicado en redes sociales, Gustavo Carrasquel alertó, durante una limpieza en el Lago de Maracaibo, sobre la cantidad enorme de botellas de plástico que contaminan las costas venezolanas. 

Explicó que esas botellas son fabricadas con Tereftalato de Polietileno (PET) que es derivado del petróleo y por ende no es biodegradable. 

El plástico no es biodegradable por lo que pueden pasar muchos años para que se descomponga el material. Por ejemplo, una botella de plástico puede tardar 500 años en descomponerse mientras que a una bolsa del mismo material le puede tomar 20 años. El uso excesivo de plástico en el mundo lleva a que este material se deseche en los océanos convirtiéndose en un factor altamente peligroso para el medio ambiente. 

Contaminación por plástico pone en riesgo la fauna marina

Según la ONU, más de 220 especies marinas consumen basura plástica, esta puede quedar atrapada en su estómago y  causarles úlceras, o los hace sentir que están llenos por lo que no consumen alimentos de verdad. De esta manera las especies pueden morir de hambre. 

De las 220 especies marinas que consumen plástico, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y el Desarrollo (FAO) estimó en el año 2016 que el 55% son especies que tienen importancia comercial, como los mejillones, las ostras, las almejas, el camarón pardo, la cigala, las anchoas, las sardinas, los arenques del Atlántico, entre otros.

“Las pequeñas especies de peces, los crustáceos y los moluscos que se consumen enteros, sin eliminar los intestinos, representan la principal fuente de preocupación con respecto a la exposición a microplásticos a través del consumo de productos pesqueros y acuícolas”, explica el informe de la FAO. 

Foto: Saeed Rashid

Venezuela, expuesta a la basura marina

En el año 2020, el acceso a las playas estuvo restringido debido a la pandemia del covid-19. Durante ese tiempo se podría suponer que la contaminación disminuyó por  la nula afluencia de personas. Sin embargo, Gustavo Carrasque explica un fenómeno que existe en las playas, principalmente en los balnearios artificiales. 

Se trata de un efecto de retención en fosas marinas. Estas fosas surgen luego de que se realizan dragados para hacer rompeolas y balnearios artificiales. Explica que en esos espacios submarinos se acumula la basura y que a pesar de que una playa se limpie frecuentemente, todos los días aparece “una cantidad inimaginable de desechos” que es arrastrado por la marea y las olas durante la noche a las orillas. 

Los volúmenes de basura son dantescos, impresionan, porque uno se da cuenta cómo no ha habido conciencia. Asimismo, han disminuido algunas cosas, por ejemplo, vemos que las campañas para evitar el uso de los pitillos han surgido efectos. Esto nos demuestra una vez más que la educación ambiental es un mecanismo en función de la respuesta inmediata. La gente tiene que replicar y colaborar con estas campañas, sería una forma ciudadana apoyar las iniciativas’, afirma Carrasquel.

El periodista ambiental menciona que de 18 playas estudiadas todas presentan índices de contaminación por plástico y residuos de las actividades petroleras. 

La actividad petrolera, otro enemigo de las playas

En el año 2020 ocurrió lo que los ambientalistas calificaron como un ecocidio en las costas venezolanas. Un derrame de petróleo afectó gran parte del Parque Nacional Morrocoy, en el estado Falcón. La mancha de crudo de aproximadamente 4 kilómetros llegó a los manglares del Golfete de Cuare. 

Eso trajo como consecuencia la mortandad de todos los invertebrados que hacen vida en el lugar. Biólogos aseguraron la  muerte de más de 100 especies de invertebrados y algas debido a este derrame de petróleo. La estatal PDVSA no emitió ningún comunicado o pronunciamiento al respecto.

Las actividades petroleras se han convertido en un factor de riesgo para las playas y ríos del país desde hace varios años.El 4 de febrero de 2012, el quiebre de una tubería provocó el desborde de petróleo en uno de los tanques de la Planta Jusepin en Maturín, estado Monagas. El incidente paralizó las operaciones de la planta potabilizadora de la ciudad dejando sin agua por más de dos meses a los habitantes de la ciudad. 

Pdvsa nunca confirmó la cantidad de crudo derramado. Solo afirmó que se esparció por unos 75 kilómetros y que pudieron extraer el 95% de lo derramado. Sin embargo, la Red de Sociedad Científicas Médicas estimaron que fueron al menos 64.000 barriles de petróleo que se derramaron. 

El petróleo afectó a los bosques ribeños del Guarapiche y a los manglares del río San Juan. Además, se extendió hasta la Reserva Forestal Guarapiche, la Reserva Nacional Hidráulica Guarapiche, el Parque Nacional Turuepano y el área de Desarrollo Rural Valle del Guarapiche.

Años más tarde, el 6 de julio de 2018 se reportó un segundo derrame petrolero en el mismo río. Afectando nuevamente el suministro de agua potable para los habitantes de Maturín.

Desde hace 25 años el Lago de Maracaibo, en el estado Zulia, se ve afectado por el derrame de petróleo. La situación en este lugar nunca mejoró, y eso provocó que en los últimos meses de este año empezara a desbordarse el lago. 

En el Día Mundial de las Playas el ambientalista hace un llamado a la población a tomar conciencia sobre los residuos que se depositan en las costas. “Cada plástico cuenta, cada plástico es un agente de contaminación, puede ser la muerte para especies marinas”, afirma. 

12 ideas de la ONU para combatir la contaminación marina en el Caribe.

1. Prohibir el uso de plásticos desechables y adoptar políticas de control de la basura
2. Reducir o reciclar el plástico
3. Reducir el vertido de aguas cloacales sin tratamiento
4. Controlar la contaminación química e industrial
5. Mejorar el financiamiento para la prevención y el control de la contaminación marina
6. Fortalecer las leyes sobre residuos marinos
7. Integrar las políticas de prevención y control a la política nacional
8. Desarrollo de capacidades técnicas y conocimientos a nivel local
9. Crear conciencia entre el público
10. Establecer alianzas para enfrentar la contaminación marina
11. Controlar la contaminación marina de manera sistemática
12. Evaluar el impacto económico

Cómo cuidar las playas

Algunas recomendaciones para contribuir a la preservación del medio ambiente y evitar contaminar aún más las playas son: 

-No desechar basura plástica, de vidrio o cualquier otro material en la arena o agua

-Evitar dejar colillas de cigarrillo en la arena.

-Usa  bloqueador solar resistente al agua para que no se diluya en el mar

-Utilizar los contenedores ubicados en las playas, para los distintos tipos de residuos.

-No utilizar las playas para hacer necesidades fisiológicas, pues incrementan la contaminación del agua de mar.

-Al realizar actividades de buceo evitar el contacto físico con plantas, peces y corales.

Noticias relacionadas