• La Plataforma Unitaria participará en las elecciones de gobernadores y alcaldes con la tarjeta de la Mesa de la Unidad Democrática. Cinco expertos en materia política y electoral conversan en exclusiva para El Diario y analizan los retos, las oportunidades y escenarios del retorno a las urnas | Foto: EFE

La Plataforma Unitaria participará en el proceso electoral regional y municipal del 21 de noviembre, entre más desventajas que ventajas. Pero también con la oportunidad de revisar su estrategia y reunificar sus liderazgos si busca un cambio político a largo plazo en Venezuela.

Así concuerdan los politólogos Ana Milagros Parra y Enderson Sequera; Eglée González-Lobato, doctora en Derecho y especialista en elecciones con al menos 18 años de experiencia; y Andrés Caleca, exrector del Consejo Nacional Electoral (CNE) en 1999.

“¿Cuál es la solución?, ¿cuál es la estrategia? y ¿qué vas a hacer con mi voto?, son preguntas que no se están respondiendo de forma unitaria a la gente”, expresa Parra para El Diario. La experta asegura que cuando se comunica a una oposición separada se corre el riesgo de atomizar el voto; de allí el principal reto a superar.

“Será imposible conectar con los venezolanos si se siguen vendiendo las elecciones de noviembre como una fiesta y no como una oportunidad para continuar la organización de cara al régimen de Nicolás Maduro”, afirma Enderson Sequera. Criticó también la forma en la que se presentó al país el 31 de agosto la plataforma que asistirá a los comicios con la tarjeta de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), pues no contó con la presencia de mujeres o liderazgos jóvenes.

Oposición va a elecciones
Presentación de la Plataforma Unitaria en Caracas el 31 de agosto. Foto: EFE.

Los retos a superar

Andrés Caleca resalta que el factor tiempo es otro de los aspectos a vencer para las elecciones de noviembre, pues la Plataforma Unitaria se sumó tarde al proceso. La premura imposibilita la unificación de los liderazgos para presentar candidaturas únicas, organizarse, generar estrategias, comunicar a una oposición cohesionada y con propuestas que atiendan las necesidades inmediatas de las personas, así como también responder al descontento sobre el sistema político venezolano.

Para los expertos, se suma el asistir a un proceso electoral en un contexto de dificultades, marcadas por la pauta del régimen de Maduro, en el cual la oposición tampoco logra conectar con la ciudadanía. Esto beneficia al régimen, que seleccionó antes a sus candidatos, entre primarias y supuestos consensos internos del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), el 8 de agosto de 2021.

El chavismo está en ventaja con respecto a la oposición porque la debilitó y dividió. Cuando digo que el régimen está en una posición de fuerza no es porque verdaderamente lo esté. Los sistemas autoritarios son inestables, pues hay muchos grupos y es necesario repartir renta y equilibrar los grupos de lealtad, con la oposición dividida y que verdaderamente no represente una amenaza”, explica Ana Milagros Parra.

Caleca, exrector del CNE, dice para El Diario que la oposición venezolana no ha hecho un análisis del curso estratégico asumido en 2019 bajo el liderazgo del presidente interino Juan Guaidó, los fracasos, errores cometidos y sobre todo el por qué se abandona la propuesta del gobierno interino y decide regresar a las urnas.

“Venimos de una estrategia del boicot, donde se atrofió el músculo de participación, la gente acató la estrategia de no asistir a un proceso electoral. Entonces cuando la oposición decide participar, y se le ofrece a la gente muchos postulados, hay más preguntas que respuestas. ¿En qué momento los ciudadanos participan en la decisión?”, comenta la profesora de la Universidad Central de Venezuela (UCV) Eglée González-Lobato.

Entre otros de los obstáculos a superar, según el politólogo Sequera, destaca el impacto de la pandemia por covid-19, las fallas en la infraestructura de telecomunicaciones en las que se llevará el mensaje invitando a votar, y la hegemonía del chavismo sobre los recursos del Estado y los medios de comunicación tradicionales.

Las oportunidades y recomendaciones

En medio de la inestabilidad del régimen está la oportunidad de la oposición, asegura Ana Milagros Parra. Andrés Caleca opina lo mismo. Ambos creen que la única fortaleza de la Plataforma Unitaria tiene que ver con la debilidad del contrario. Hacen referencia a la poca popularidad que posee el régimen y su propuesta política.

Para la politóloga Parra, las veces en las que la oposición tuvo resultados favorables en elecciones es porque presentó un frente unido, que logró comunicar a la población que están cohesionados, que tienen un objetivo y que lo van a cumplir.

En un principio, la principal recomendación de los expertos a la oposición es ponerse de acuerdo, respetar los tratos de las plataformas políticas, tener una estrategia clara para antes, durante y después del proceso y ofrecer planteamientos realistas con candidatos unificados. También, comunicar a la población que hay una estrategia nacional, que ese voto se utilizará con un fin mayor a largo plazo y que no son solo elecciones locales.

El evento del 21 de noviembre, además, ofrece la oportunidad de renovar liderazgos. Según Calaca, es un proceso de enseñanza y aprendizaje para quienes participan en él: políticos, CNE y ciudadanía. Retomar la vía electoral le permitirá a la oposición organizarse alrededor del padrón electoral, actualizarlo, para usarlo en las campañas políticas posteriores.

Si se busca un desempeño destacado en los próximos comicios, resaltan los expertos, es necesario generar confianza. “Al elector hay que acercarlo al voto, de la misma manera en que lo alejaron”, subraya la doctora en Derecho Conzález-Lobato.

Oposición va a elecciones en Venezuela
Foto. Cortesía MPPRE

Los cambios en el CNE y las condiciones electorales

Luis Lander, director del Observatorio Electoral Venezolano (OEV), resalta en exclusiva para El Diario que existen avances significativos sobre las condiciones electorales en el área técnica y de planeación para las elecciones regionales y municipales del 21 de noviembre. Pero, además de ellos, se requieren condiciones políticas de libertad y dignidad para garantizar un proceso electoral legítimo.

Los actores políticos podrán atraer más o menos electores a las urnas en la medida que se promueva la confianza sobre el proceso.

Para él, el CNE es más plural que los anteriores, se implementó un proceso de auditoría exhaustivo, realizado por un equipo de profesores universitarios destacados. Igualmente, se actualizó el registro electoral, se evaluó el catastro de los centros de votación y participarán observadores nacionales e internacionales acreditados. Pero aún así continúan las debilidades tanto de organizaciones políticas como dirigentes que no pudieron postularse.

Negociación en México, sin incidencia sobre los comicios

Los cuatro expertos en materia política y electoral concuerdan que la negociación que se lleva a cabo en México no tendrá impacto directo sobre las elecciones regionales y municipales. No obstante, no descartan la posibilidad de que se logren concesiones mínimas por parte del organismo electoral, relacionada a los observadores.

Pero, para Parra los cambios y concesiones en el CNE solo obedecen a un intento del régimen para darle credibilidad a los procesos electorales frente a los órganos internacionales. También resalta la poca atención que tiene la población sobre el proceso de negociación en curso. A juicio de la politóloga, debe existir una estrategia más grande que una los esfuerzos del diálogo, el proceso electoral del 21 de noviembre y las exigencias de la sociedad venezolana.

Tal como está presentado, el de México es un proceso lento, por lo que la ejecución de los acuerdos no se verá reflejada inmediatamente. La importancia de este proceso electoral es tratar que las fuerzas políticas vuelvan a la vía electoral a formar parte de lo que podría ser la convivencia política. Tal como quedó en el memorando de entendimiento suscrito en México, resalta González-Lobato.

Inicio del proceso de negociación en México entre el régimen de Nicolás Maduro y la oposición el 13 de agosto. Foto: EFE.

Escenarios, más allá de las regionales

De los escenarios recientes para las elecciones de noviembre, y aún tomando en cuenta las diferencias en los cargos a elegir, los analistas concuerdan en que es probable que predomine el de diciembre de 2020. Donde triunfó el chavismo y predominó la abstención, sobre el escenario de diciembre de 2015, donde ganó la tarjeta de la MUD por mayoría.

En cualquier caso, opinan que el problema no solo es ganar o no, sino cómo la Plataforma Unitaria capitalizará la victoria. Prevén que la oposición continúe ostentando los bastiones electorales en estados como Táchira y municipios como Chacao, Baruta y El Hatillo, en el estado Miranda.

Para la politóloga Ana Milagros Parra, el chavismo logró que toda perspectiva de solución se enfoque en elecciones y no en el contexto general de la situación política nacional. Para ella el problema venezolano no es electoral, por lo que la solución tampoco es electoral, agrega.

Sin importar cuál sea la vía elegida por la oposición para continuar la lucha se le debe dar continuidad a la coordinación estratégica que se empezó a formar para estas elecciones. Si ese esfuerzo se desmorona, haber ido a las elecciones de noviembre no habrá valido la pena”, asegura el politólogo Enderson Sequera.

Sequera cree que la Plataforma Unitaria debe aprovechar las lecciones y aprendizajes que dejarán los comicios de noviembre, en aras de los próximos eventos electorales. Pues en ese proceso electoral puede predominar el voto castigo y la abstención para el régimen de Maduro, la Plataforma Unitaria y los otros grupos políticos minoritarios.

Otra posibilidad que ve el politólogo es que un outsider o líder local gane en municipios donde predomine mayor contacto entre el candidato y la población. Sin embargo, las pugnas políticas recientes, como la del estado Miranda entre los candidatos Carlos Ocariz y David Uzcátegui, o los cambios en la candidatura de la Alcaldía de Caracas del líder social Roberto Patiño al zuliano Tomás Guanipa, no colaboran a mejorar el panorama sobre las aspiraciones de la MUD. 

Elecciones sin la oposición
Foto: EFE.

Un panorama complejo

Las elecciones de noviembre son complejas pues se elegirán 23 gobernadores, 335 alcaldes, 253 legisladores estadales y 2.471 concejales. Cada elector podrá elegir al menos seis votos entre votos nominales y lista. Esa variedad de cargos a escoger generará distintas narrativas sobre el resultado.

Hasta el 6 de septiembre, según el ilegítimo CNE, en los comicios del 21 de noviembre participarán 329 candidatos para optar por las 23 gobernaciones, 4.462 candidatos buscarán ganar las 335 alcaldías y 65.463 personas esperan llegar a las asambleas legislativas y concejos municipales.

En total, 70.244 personas aspiran a un cargo de elección popular. Entre el 13 de septiembre y el 11 de noviembre, las organizaciones políticas participantes, incluyendo la Plataforma Unitaria, podrán sustituir o hacer modificaciones sobre las candidaturas existentes.

Ellos -la oposición- tienen que lograr que ese número de postulaciones disminuya y la oferta a la ciudadanía sea una exitosa con probabilidad de ganar, porque si no operará el principio de la economía del voto, en el que el elector no vota cuando sabe que va a perder”, explica la profesora González-Lobato para El Diario.
Presidente interino Juan Guaidó. Foto: EFE

El exrector Caleca cree que la oposición tuvo la oportunidad de presentar candidatos que trascendieran a los propios partidos, como dirigentes sociales y gremiales. “Hay un hecho cierto: la oposición venezolana representa lo mejor del país, frente a la opción chavista. Era una oportunidad que ya no va a ocurrir por la falta de tiempo”, subraya.

El 14 de septiembre, el presidente interino, Juan Guaidó aseguró que espera avanzar para fortalecer la propuesta de la oposición en los comicios de noviembre. Cree que el fin último de cualquier estrategia será la resolución del conflicto venezolano. “Hay un compromiso claro que se diferencia de los anteriores. Sabemos que la dictadura puede eludirlos, pero estamos preparados para eso”, resaltó.

En cualquier escenario el panorama es complejo, pero lleno de oportunidades. Según dieron a conocer los expertos políticos y electorales, a menos de dos meses para llevarse a cabo las elecciones regionales y municipales la Plataforma Unitaria deberá superarse a sí misma en tiempo récord, así como también responder a la ciudadanía las preguntas que surgieron en medio del retorno de la oposición tras años de ausencia en las urnas electorales por la falta de condiciones.

Noticias relacionadas