• La adolescente comenzó una campaña de recaudación de fondos en las redes sociales para poder participar en su primer campeonato internacional, en El Salvador. Necesita comprar el equipamiento oficial para poder competir en el torneo

Cuando María Valeria Colmenares vio que anunciaron su nombre en el acto de entrega de medallas en una competencia de karate en La Guaira (estado Vargas), su corazón se aceleró. Hablaban de ella como la segunda mejor karateca de Venezuela en su categoría, con 13 años de edad. Sus ojos se hicieron más brillantes y sonrió. Estaba realmente feliz. Ganó una medalla de bronce y la clasificación al Campeonato Centroamericano de Karate Do que se realizará en El Salvador. No podía estar más contenta.

Foto: Álbum familiar

María Valeria es oriunda de San Carlos, estado Cojedes. Su mamá quería que se involucrara en alguna disciplina deportiva. Probaron con la gimnasia, pero no resultó. Le llamaba la atención lo que pasaba dentro de la Villa Olímpica. Se enamoró de la idea de comenzar con una cinta blanca y de aprender un deporte de combate. Tenía solo 10 años de edad, pero desde ese momento comenzó a soñar con el karate.  

Entonces, comenzó a competir en torneos que se realizaban en la Villa Olímpica. Evento tras evento, con victorias y derrotas, María Valeria vio en esta disciplina algo más que un deporte. Sabía que esfuerzo conseguiría convertirse en una de las mejores. Aunque está en el camino para lograrlo, ahora pide ayuda para poder seguir cumpliendo su sueño.

María Valeria no tiene los guantes reglamentarios para poder competir en los torneos oficiales. Ella se los pide a algún compañero y así participa. Tampoco cuenta con las espinilleras, la protección que se coloca desde abajo de la rodilla hasta los pies en los deportes de combate. A pesar de esto, nunca se detuvo y ha conseguido participar en tres eventos nacionales. En todos ellos ha vuelto a casa con una medalla de bronce. 

Foto: Álbum familiar

Pero ahora el panorama es diferente cuando se trata de una competencia en el exterior. Su familia debe costear los gastos del viaje y la inscripción al Campeonato Centroamericano. En caso de asistir, debe comprar su propia indumentaria. 

Su mamá, Luz García, es asistente administrativa de la Universidad de Carabobo, en el núcleo de San Carlos, y explicó que su sueldo no le permite comprar los implementos para que María Valeria pueda competir. Fue entonces cuando pensó que lo mejor era pedir ayuda al Estado. Las autoridades le respondieron que lo único que le podían ofrecer a su hija era la entrega de 10 bolsas de comida. 

Desde entonces, su familia ha buscado la manera de recolectar dinero para que María Valeria no abandonara su sueño. Agotarían el último recurso que fueron las redes sociales.

Un tuit para poder viajar hasta El Salvador

Unos días antes de cada fecha de un torneo de karate, su mamá, Luz García, hace cálculos en un cuaderno. María Valeria le pregunta si hay suficiente dinero. Ella le responde que no se preocupe, pues el fin de semana venderá empanadas para recaudar fondos. 

María Valeria y su mamá trabajan juntas para poder costear los gastos que acarrean cada torneo. Lo que hacen, explica Luz, es preparar desde sopas hasta empanadas. Afortunadamente cuentan con un familiar que tiene una casa a un lado de la carretera y les permite trabajar desde ahí para poder tener mayor oportunidad de vender desayunos, almuerzos y hasta cena. 

Venden comida desde viernes hasta domingo. Lo que recaudan lo utilizan para pagar las clases de karate y los boletos de autobús cuando hay competencias. Pero luego de sacar muchas cuentas, su mamá se dio de cuenta que no sería suficiente para pagar el viaje a El Salvador.

A María Valeria se le ocurrió conversar con una amiga, pues la conocía por ser muy buena manejando redes sociales. Le pidió ayuda y se abrió una cuenta de Twitter. El 8 de octubre de 2021 publicó sus primeros tuits. Fue un hilo para explicar su situación y solicitar el apoyo de 1.000 padrinos que donaran al menos 1 dólar para poder cancelar los gastos de la competencia.

También pidió a las autoridades del Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime) que le ayudaran a agilizar el trámite de su pasaporte que pudo costear luego de que el representante del gobierno interino, Indalecio Sánchez, le hiciera llegar 200 dólares. 

Sin embargo, no llegará a tiempo y, en caso de lograr recaudar el dinero suficiente, deberá viajar con el documento de identidad vencido, pero válido para poder ingresar a El Salvador. 

Una oportunidad para María Valeria

Actualmente, María Valeria necesita ayuda económica para poder comprar los guantes, espinilleras y cintas de kumite rojas y azules correspondientes al equipamiento oficial de Venezuela. Además, su familia está reuniendo dinero para poder pagar los 10 días que estará en ese país y las pruebas PCR que deberá presentar en los aeropuertos. 

Debido al ajustado presupuesto, la joven atleta deberá viajar sola. Desde Cojedes se trasladará hasta San Antonio del Táchira y cruzará la frontera para llegar hasta Cúcuta. Allí tomará un vuelo hasta El Salvador, que ya fue cancelado. 

Imagen

Solo el pago de la inscripción al Campeonato Centroamericano tiene una matrícula de 100 dólares. Las pruebas PCR, una de ida y otra de retorno, tendrán un costo de 140 dólares. Aunque la familia ya ha reunido parte del dinero, siguen adelante con la campaña para cumplir la meta de María Valeria. 

No he perdido las esperanzas. Aunque sé que es difícil, con el favor de Dios podré viajar y representar a mi país”, dijo María Valeria para El Diario. 

Ella sostiene que su motivación por conseguir su sueño es independiente de las circunstancias que lo han rodeado. Agradece a Dios que siempre ha estado acompañada de personas que le permiten mantenerse a flote y firme en sus objetivos. 

María Valeria será la primera en su dojo en representar a Venezuela en la categoría de -47 kilogramos. El torneo tendrá lugar en San Salvador desde el 2 al 6 de noviembre. 

«Estoy muy emocionada porque sé que si doy lo mejor de mí podré traer una medalla para mi país», concluyó. 

Noticias relacionadas