• Por la pandemia del covid-19, muchas personas han tenido que solicitar permisos a la alcaldía del municipio para enterrar a sus familiares en cementerios privados de Apure. En los públicos no existen condiciones y los únicos dos disponibles ya han sido clausurados 

Los habitantes del municipio San Fernando, en el estado Apure, han tenido que buscar alternativas para sepultar a sus seres queridos. 

En el lugar ya fue clausurado el cementerio municipal debido a las profanaciones de tumbas motivadas por las prácticas religiosas y la fiebre del oro. El segundo habilitado, el Luis Herrera, está sobrepoblado. Las parcelas inundadas, junto con la maleza y la inseguridad dejan sin opciones a las personas que buscan sepultar a sus familiares y que no tienen el dinero necesario para hacerlo.

Desde el comienzo de la pandemia de covid-19, en marzo de 2020, se ha incrementado el entierro improvisado en las aceras del cementerio Luis Herrera. Todo el tramo izquierdo y las caminerías ahora son fosas pequeñas. El estacionamiento también es un espacio destinado a la sepultura.

Habitantes de San Fernando de Apure deben enterrar a difuntos en cementerios improvisados
Foto: Punto de Corte

Los espacios que quedan “vacíos” son las tumbas que fueron profanadas y allí, cada cierto tiempo, se habilita una fosa que no tarda en llenarse.

Por esa razón, a pesar de que no tiene mucho tiempo de haberse construido, este camposanto también fue clausurado en 2020.

Otro cementerios también colapsan

Juan Francisco García, coordinador de Fundaredes en el estado Apure y exdiputado a la Asamblea Nacional, explicó para El Diario que una parte de los ciudadanos que han fallecido por covid-19 y por causas naturales están siendo enterrados en el cementerio Euclides Parra, en el municipio Biruaca (Apure).

Habitantes de San Fernando de Apure deben enterrar a difuntos en cementerios improvisados
Foto: Juan Francisco García

Sin embargo, las condiciones de este camposanto también se han visto deterioradas con el tiempo. Para llegar al sitio no hay carreteras asfaltadas. El camino de tierra conduce a un terreno que no tiene caminerías y la maleza crece constantemente. Además, está ubicado a más de 30 kilómetros del municipio San Fernando, por lo que muchas personas no pueden pagar un traslado hasta el lugar.

Foto: Punto de Corte

García comenta que, por esta razón, muchos habitantes están optando por solicitar permisos a la alcaldía del municipio para sepultar a sus seres queridos en cementerios improvisados en fincas aledañas. 

Ese fue el caso del reconocido locutor apureño Francisco Javier Loreto. El exparlamentario comentó que el 20 de abril de 2021, Loreto falleció por complicaciones derivadas del covid-19. Sus familiares decidieron que lo mejor era darle el descanso eterno en un terreno privado en una finca que fue habilitada en un sector.

La alcaldía está aprobando algunos camposantos dentro de terrenos privados. También existen los casos de personas que han enterrado a sus familiares en el patio de sus casas, pero esto es sin ningún tipo de permisología. Lo hacen de esta manera porque no tienen cómo pagar una fosa”, explicó. 

Visitas rápidas ante el miedo que reina en los cementerios

Juan Francisco García asegura que muchos deudos tratan de no visitar los cementerios. Los que van, hacen una visita rápida, pues temen ser robados por los delincuentes que frecuentan la zona. Comenta que se llevan cualquier objeto de valor, incluyendo las flores que llevan las visitas.

Otra de las acciones que rechazan y denuncian es el cobro en dólares para las fosas o para el crematorio. Para muchos, los montos en divisas son impagables.

Habitantes de San Fernando de Apure deben enterrar a difuntos en cementerios improvisados
Foto: Punto de Corte

Un entierro puede llegar a costar entre 100 y 400 dólares, comentó García. Alegó que muchas familias, al no poder pagar esta suma de dinero, prefieren sepultar a los difuntos en lugares cercanos y así evitar que sean profanados. 

El medio local Pulso Digital TV realizó un reportaje que mostraba la negligencia en el cementerio municipal de San Fernando. En las imágenes se pueden observar los terrenos inundados y las tumbas aéreas en las aceras del camposanto aún cuando no está permitido la sepultura de más personas en el Luis Herrera. 

Un nuevo cementerio en espera 

En los planes de inversión por el fondo de compensación interterritorial de la Alcaldía de San Fernando para los años 2018 y 2019, se presentaron varios proyectos de construcción de un nuevo cementerio mancomunado para los municipios San Fernando y Biruaca.

En esa oportunidad los montos de cada una de las etapas superaban los 500 millones de bolívares, es decir, cerca de 10.000 dólares para la fecha. 

Sin embargo, hasta los momentos, no se han iniciado los trabajos para expandir los cementerios municipales. Tampoco se han reportado avances en la construcción de uno nuevo. 

Los ciudadanos también denuncian que los únicos arreglos que tienen estos camposantos solo se registran en los días de fechas importantes, como el Día de los Muertos. Para esa fecha, las autoridades ordenan desmalezar algunas áreas, además de brindar seguridad solo por ese día. Actualmente, a pesar de las denuncias de la delincuencia que azota en la zona, estos lugares no cuentan con seguridad privada y los deudos entran a visitar a sus familiares a su suerte.

Noticias relacionadas