• Los desarrolladores de Sputnik V, una de las fórmulas anticovid aplicadas en Venezuela, creen que es “improbable” que su actual suero no funcione contra la ómicron, pero harán modificaciones si son necesarias | Foto: EFE / Archivo

En los últimos días se dio a conocer una nueva variante del covid-19 que denominaron ómicron, cuyos afectados ya se han confirmado en varios países como Japón, China, Canadá, Israel, Países Bajos, España y Brasil. La primera vez que se reportó fue en Suráfrica el 24 de noviembre.

Ante la aparición de la B.1.1.529 (nombre científico de la variante), una de las mayores inquietudes en la comunidad internacional es si las vacunas actuales son efectivas contra ella. 

La reacción de los científicos fue en tiempo récord: en las primeras 36 horas de los primeros casos en Suráfrica, analizaron a 100 pacientes y alertaron al mundo sobre la ómicron. Sin embargo, los estudios no han podido determinar la efectividad de las vacunas todavía. 

Múltiples equipos de investigación están realizando las respectivas gestiones para conocer a detalle las características de la variante y la mejor forma de contrarrestarla. Lo más pronto que se puede aspirar a tener resultados es entre semana y media y dos semanas, aproximadamente. 

Pfizer-BioNTech y Moderna, las fórmulas de las vacunas más efectivas hasta ahora, son algunos de los laboratorios que trabajan en los avances y están dispuestos a reformular sus componentes si es necesario.

¿Las dosis de refuerzo de las vacunas actuales servirán?

Tanto Moderna como Pfizer-BioNTech probarán si las vacunas de refuerzo serán suficientes para defender al sistema inmune del ómicron. En casos previos, esta medida demostró aumentar considerablemente los niveles de anticuerpos.

Sin embargo, uno de los inmunólogos de la Universidad Rockefeller de Nueva York (Estados Unidos), Michel Nussenzweig, considera que los anticuerpos no pueden reforzarse de igual forma ante las diferentes variantes del virus, por lo que es posible que no sea una medida óptima contra la nueva variante.

Sputnik V | Imagen: Referencial / Archivo.

Vacunas aplicadas en Venezuela y sus planes para la ómicron

Sputnik V

En cuanto a la fórmula desarrollada en Rusia, sus responsables indicaron que están trabajando en una nueva versión para combatir especialmente a la ómicron. Sin embargo, este es un plan preventivo para el “caso improbable” de que su actual suero no funcione, agregó el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), encargado de financiar el desarrollo de la vacuna. 

Por ahora, el laboratorio ruso lleva a cabo experimentos para medir la efectividad de las versiones Sputnik V y Sputnik Light (esta última suministrada en monodosis). 

El comunicado del RDIF expresó que, a pesar de tener confianza en su producto, si es necesario, proporcionarán “cientos de millones de dosis de refuerzo contra la variante ómicron para el mercado internacional antes del 20 de febrero».

Sinopharm

El laboratorio de la segunda fórmula que se comenzó a aplicar en Venezuela, Sinopharm (de China), no se ha pronunciado sobre sus avances o planificaciones con relación a la variante ómicron.

Vacunas más eficientes y su planificación para la ómicron

Moderna

Entre los laboratorios populares, Moderna fue uno de los primeros en comenzar sus estudios sobre la ómicron. De hecho, el presidente de la compañía, Stephen Hoge, afirmó que ha sido la variante a la que han reaccionado con mayor prontitud. 

De acuerdo con Hoge, el equipo de científicos podría actualizar efectivamente su fórmula en dos meses para combatir la nueva variante; agregó que en tres meses incluso podrían tener resultados clínicos, de ser necesarios. 

A pesar de tener confianza en las capacidades de su laboratorio, el presidente admitió que es un caso atípico que requiere de mucho cuidado por tener tantas mutaciones. 

Ómicron: ¿Qué se sabe de la efectividad de las vacunas que se aplican en Venezuela contra esta variante del covid-19?
Vacuna Moderna | Foto: EFE / Referencial.
Esta cosa es una mezcla tipo Frankenstein de todos los grandes éxitos. Simplemente ha hecho saltar todas nuestras alarmas”. –Stephen Hoge, presidente de Moderna.

Por su parte, el director ejecutivo de la empresa farmacéutica, Stéphane Bancel, indicó que ha hablado con varios científicos respecto a la nueva variante y todos concuerdan en que es preocupante. 

A su criterio, no hay ninguna posibilidad de que su actual vacuna tenga la misma eficacia que la que alcanzaron con la variante delta meses atrás.

Pfizer-BioNTech 

Las vacunas que contienen ARNm –la fórmula de Moderna y la de Pfizer-BioNTech– fueron fabricadas con una tecnología que, según los especialistas, debería permitir una modificación efectiva más rápida en comparación con otras. 

El director ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla, aseguró que en un par de semanas tendrán la mayor parte de la información que se necesita conocer. Adelantó que se realizarán pruebas para evaluar la eficacia de su fórmula actual, elaborada en conjunto con BioNTech. 

Nuestros científicos pueden adaptar la vacuna actual en seis semanas y enviar los lotes iniciales en 100 días en caso de que la variante escape a la vacuna (actual)” y eluda el sistema inmunológico, reveló Jerica Pitts, portavoz de Pfizer.

Inmunización híbrida

Después de que una persona se recupera del covid-19 y, posteriormente, es vacunada contra el virus (aunque sea con una dosis) tiende a generar una cantidad más elevada de anticuerpos.

“Está claro que la inmunidad híbrida, la que la gente obtiene cuando ha sido contagiada y vacunada a la vez, es superior, y es muy muy probable que también se encargue de este asunto”, comentó Michel Nussenzweig, inmunólogo de la Universidad Rockefeller de Nueva York.

Nussenzweig y sus compañeros pronto harán pruebas de las vacunas de ARNm, así como las de Johnson & Johnson y AstraZeneca contra el ómicron. Estiman tener los resultados dentro de un mes.

Vacuna Pfizer | Foto: Referencial / Archivo.

¿Por qué la ómicron es una variante alarmante? 

La ómicron tiene aproximadamente 50 mutaciones y más de 30 de estas se encuentran en la espiga (proteína vírica en su superficie); esto, normalmente, es detectado y atacado por el sistema inmunológico de las personas vacunadas. Sin embargo, las mutaciones pueden alterar esta respuesta y dejar expuesto al organismo. 

Al menos 26 mutaciones de espiga de la ómicron son únicas, lo que, según los científicos, hace que sea más difícil de reconocer. 

Algunas de las mutaciones en cuestión son compartidas con versiones previas del virus: por ejemplo, se cree que tiene la misma capacidad de la variante beta para evadir las vacunas, así como el alto índice de contagio de la delta.

Penny Moore, viróloga del Instituto Nacional de Enfermedades Transmisibles de Suráfrica, cree que su mejor suposición es que la variante “combina ambos elementos” mencionados. El equipo en el que se desempeña Moore está realizando los preparativos para analizar la sangre de las personas totalmente inmunizadas al ser contagiadas con una versión sintética de ómicron. 

La especialista cree que los resultados de sus pruebas podrían estar listos en cerca de 10 días. 

Otros laboratorios como Moderna, Pfizer-BioNTech y Johnson & Johnson también probarán una versión artificial de ómicron contra sus vacunas.

Noticias relacionadas