• En exclusiva para El Diario Omar Bautista, presidente de la Cámara de Fabricantes Venezolanos de Productos Automotores (Favenpa) aseguró que este fue un año muy difícil para el sector y que existen factores que impiden rápida recuperación de la industria

El año 2021 significó cambio y mejoras para varios sectores de Venezuela que en 2020 registraron innumerables pérdidas debido al descontrol de la pandemia de covid-19. No obstante, hubo industrias que continuaron reportando bajas incluso mucho mayores que el año anterior, ese es el caso de la Cámara de Fabricantes Venezolanos de Productos Automotores (Favenpa) que en cuanto al ensamblaje de vehículo registró la cifra más baja en su historia.

Ventas del sector

42%

de las ventas iban dirigidas al ensamblaje de vehículos

«El ensamblaje de vehículos era un cliente muy importante para la industria venezolana de autopartes. Hasta noviembre de 2021 solo se habían ensamblado ocho camiones Mack Trucks, cuando el promedio histórico era de hasta 100.000 vehículos anuales en el país, entre camiones, camionetas, autobuses», aseguró para El Diario Omar Bautista, presidente de Favenpa.

En 2020, cuando incluso la industria estuvo paralizada varios meses por el confinamiento y la cuarentena radical, se ensamblaron 107 vehículos. Aunque continúa siendo una cifra «muy baja», la diferencia con el año 2021 indica, de acuerdo con Bautista, que está parte del sector está desapareciendo.

Leer más  ONG Justicia Venezolana: 26 mujeres han sido procesadas por motivos políticos en el país

«Para la industria nacional de autopartes este año ha sido muy complejo y muy difícil. En primer lugar, el ensamblaje de vehículos prácticamente desapareció. En segundo lugar, la producción y distribución de repuestos también se vio afectada», indicó el presidente de Favenpa.

Foto referencial

Lo que afecta al sector

Bautista explicó que la industria nacional de autopartes también suministra los repuestos para la población de vehículos existentes en el país. No obstante, la producción de estas partes se vio perjudicada por dos razones fundamentales. 

Principalmente la sobrevaluación del bolívar y como consecuencia el producto importado se vuelve más económico. Por otro lado, también existe un decreto de exoneración de impuestos de importación y pago de IVA (Impuesto al valor agregado) que exonera 64 códigos arancelarios correspondientes a autopartes nacionales, lo que favorece aún más al material importado», detalló.

El presidente de Favenpa agregó que los fabricantes deben pagar impuestos altos a la hora de importar la materia prima, mientras que los repuestos internacionales no pagan ningún tipo de arancel. A juicio de Bautista, esto genera una «competencia desleal» en el mercado. 

Leer más  ONG Justicia Venezolana: 26 mujeres han sido procesadas por motivos políticos en el país

«Tanto la sobrevaluación de la moneda como esa masiva importación de repuestos sin pagar impuestos, ha hecho que este sector industrial no se pueda recuperar. Durante el año 2021, con las pocas exportaciones que realizaron, solo pudimos alcanzar los 7.000.000 de dólares, una cifra muy baja en comparación con los máximos históricos», afirmó.

Foto referencial

Importación de vehículos nuevos y usados

A través de una circular publicada en Gaceta Oficial el 29 de abril de 2019, el Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (SENIAT) autorizó la importación de vehículos.

En texto se lee lo siguiente:

Se autorizó a las personas naturales y jurídicas para importar vehículos nuevos y usados, de cualquier marca y modelo, y sin fines comerciales.

Los vehículos usados que pueden ser importados son aquellos cuyo año modelo que asigna el fabricante (o el año de fabricación) no sea mayor a cinco (5) años respecto del año en que se realice la importación.

Lo que se espera para el año 2022 

Bautista destacó que la industria de autopartes ha tenido la oportunidad de reunirse con los diferentes sectores y ministerios del régimen de Nicolás Maduro. En dichos encuentros Favenpa ha solicitado excluir del decreto de exoneración los 64 códigos arancelarios que corresponden a autopartes fabricadas en Venezuela.

A partir de eso se podría llegar a una competencia leal del producto nacional con el producto importado y, aunque continuaría el problema de la sobrevaluación, por lo menos significarían una mejora en la situación actual», estimó el presidente de Favenpa.

Comentó que dicho decreto tiene vigencia hasta el 31 de diciembre de 2021, por ello la cámara de autopartes espera que a principios de enero se hagan las correcciones pertinentes al decreto. En cuanto al ensamblaje de vehículos, el sector no cree que se pueda reactivar el siguiente año. 

Leer más  ONG Justicia Venezolana: 26 mujeres han sido procesadas por motivos políticos en el país

Aunque estás cifras se traducen también en empleos que se han perdido, Bautista aseguró que en 2021 lograron ocupar a 4.000 trabajadores y estima que en 2022, puedan emplear a muchos más.

Noticias relacionadas