• A mediados de diciembre de 2021, Miguel recibió un certificado de la NASA por el hallazgo que realizó en abril de ese mismo año

Miguel Rojas es un adolescente oriundo de Barquisimeto, estado Lara, tiene 13 años de edad. Su fin de año así como el inicio de 2022 estuvo plagado de entrevistas, gracias a que recibió un certificado por descubrir un asteroide. 

“Lo voy a asumir. No me quedaré solo con este logro en el tiempo, sino que lo veré como un paso de los muchos que me faltan por dar”, expresó Miguel, quien aseguró en exclusiva para El Diario, que está muy contento y agradecido con los medios por contar su historia. Destacó que es consciente de que esto representa una responsabilidad y un compromiso mayor. 

El descubrimiento preliminar del asteroide, el cual se denominó como 2021GG40, ocurrió en abril de 2021. En diciembre, luego de varias verificaciones y estudios, pasó a ser un descubrimiento provisional. Su hallazgo fue verificado y reconocido por el observatorio Pan-Starrs (Panoramic Survey Telescope and Rapid Response System) del Instituto de Astronomía de la Universidad de Hawái, el Centro de Planetas Menores y la Universidad Hardin Simmons. 

El joven apasionado de la astronomía recibió un certificado de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), agencia que auspicia la campaña de International Astronomic Search Collaboration (IASC) en la que participó Miguel para descubrir el asteroide.

https://www.instagram.com/p/CXeQHhPOE9H/?utm_medium=copy_link

El 2021GG40 se encuentra en una órbita del Sistema Solar entre Marte y Júpiter y de acuerdo con lo explicado por Miguel, podrían pasar años de estudios para determinar todas las características del objeto espacial. 

¿Cómo descubrió Miguel el asteroide?

Existe un programa llamado Órbita CI 130 que se encarga de la identificación temprana, tutoría y asistencia integral especializada a niños, niñas y jóvenes que poseen altas capacidades o superdotación. Esta iniciativa proporciona las condiciones a sus apadrinados para que desarrollen a plenitud su potencial intelectual y académico. 

Miguel Rojas forma parte del programa Órbita CI 130 y, gracias a él, tuvo la oportunidad de participar desde su hogar en Barquisimeto, estado Lara, en la campaña organizada por el IASC. La operación consistió en examinar las fotografías tomadas por el observatorio Pan-Starrs en una zona de asteroides ubicada entre los planetas Marte y Júpiter.

Mi deber como miembro de esa campaña fue descargar las imágenes, analizarlas en un software especial y armar un reporte escrito con todo lo que observara. Luego ese informe lo envié a la coordinación del IASC para que un astrónomo lo comparara con la base de datos. Así fue como mi hallazgo se convirtió en un descubrimiento preliminar, que es el primer paso”, detalló Miguel.
Foto cortesía

Continuó explicando que el siguiente paso fue esperar a que diferentes observatorios internacionales verificaran su descubrimiento para determinar las consistencias. Así fue como, a mediados de diciembre de 2021, recibió la noticia de que el Centro de Planetas Menores y el observatorio Pan-Starrs reconocieron y certificaron su hallazgo: un asteroide. Luego pasó de ser preliminar a ser provisional y le otorgaron el certificado. 

“Aún hay que hacerle bastantes observaciones para conocer todas las características de su órbita. Cuando se obtengan todos esos datos, que es un proceso que tomará años debido a diferentes cosas que pueden distorsionar la órbita como otros asteroides u otros planetas, el nombre oficial del asteroide podré colocarlo yo, por ahora, 2021GG40 es un código de identificación”, destacó. 

Sus gustos por la astronomía, el tenis y el rock clásico 

Miguel cursa el primer año de bachillerato en el Colegio Rioclaro en Barquisimeto, ciudad donde nació y ha vivido hasta la actualidad. El joven venezolano indicó que desde muy pequeño le apasiona la astronomía, lo que más recuerda es que sus primeros libros fueron relacionados a ese tema, “a conocer el cielo”.

Pero no solo es un adolescente con un ingenio avanzado, sino que además practica como hobby el tenis y boxeo. También sabe tocar el cuatro, domina perfectamente el idioma inglés y está estudiando francés.

Foto cortesía
Me gustaría aprender un tercer idioma, pero por ahora no tengo tiempo, así que cuando domine el francés, así como el inglés, me enfocaré en otro idioma. También me gusta mucho la música en inglés, en especial la de los años 80 y 90, escucho Michael Jackson, Guns N’ Roses, Pearl Jam y The Beatles, ese tipo de música me gusta”, agregó el adolescente.

Miguel confesó que cuando recibió la noticia de la certificación de su hallazgo, estaba participando en un torneo de tenis y recordó que de la emoción gritó y brincó en pleno juego. “Las personas me miraban en el torneo porque no entendían lo que pasaba, pero yo estaba súper emocionado”. 

Ingeniería Aeroespacial, la carrera del futuro

El pequeño apasionado por la astronomía sueña con estudiar Ingeniería Aeroespacial. Comentó que tiene muy claro que debe conseguir una beca “a mediano plazo” para estudiar fuera del país debido a que en Venezuela no hay una universidad que imparta esta carrera. 

“Yo estoy convencido de que la Ingeniería Aeroespacial es la carrera del futuro, así como la ciencia y la astronomía. Estas áreas nos han ayudado mucho en el ámbito tecnológico. Lo podemos ver en cómo la mecánica y dinámica de los cohetes que en la actualidad son lanzados al espacio, forman parte de nuestra vida cotidiana. Gracias a la ciencia y a la Ingeniería Aeroespacial la especie humana ha podido llegar lejos en la exploración espacial”, señaló. 

Foto cortesía

Miguel además es un fiel seguidor del magnate Elon Musk, fundador de las empresas Tesla Motors y SpaceX. Explicó que comparte con el empresario su visión de convertir a los humanos en una especie multiplanetaria y de acelerar la transición del mundo a las energías renovables con el objetivo de reducir el calentamiento global.

Por esas razones lo admiro. Nunca me pierdo sus conferencias y siempre que puedo las vuelvo a ver, además estoy al tanto de la información sobre las innovaciones que realizan sus empresas”, argumentó.

Por ahora Miguel está enfocado en continuar sus estudios, prácticas y tareas de la campaña con el IASC; pero no apartará la vista de sus metas a futuro hasta que llegue el momento de alcanzarlas.

Noticias relacionadas