• Lo que inició el 2 de enero como una protesta en contra del alza de los precios del gas licuado, desencadenó disturbios y violencia en el país que a su vez generó el decreto de estado de emergencia y el despliegue de tropas de la alianza militar exsoviética OTSC

Kazajistán empezó el año 2022 con protestas masivas, las mayores desde su historia postsoviética. Las mismas desencadenaron disturbios violentos que han dejado víctimas mortales entre las fuerzas de seguridad del país y los manifestantes, estos últimos calificados como terroristas por el gobierno.

El conflicto inició con protestas el 2 de enero luego de que se anunciara el alza del precio del gas licuado, que es el principal combustible automotriz en Kazajistán. Pasó de tener un valor de 60 tenge por litro (0,14 dólares) a valer 120 tenge por litro (0,28 dólares).

Los medios de comunicación de ese país señalaron que el descontento comenzó en la región occidental de Mangystau y rápidamente se propagó por todo el país, a su vez, las consignas pasaron de criticar el ámbito económico y social a reclamar la situación política. Varias zonas de Kazajistán registraron disturbios y daños tanto en vidas humanas como en lo material.

Debido a que para el martes 4 de enero las protestas seguían su curso, el presidente del país, Kasim-Yomart Tokáyev, pidió cordura y prudencia a los miles de manifestantes. El mandatario calificó como un delito los ataques que han ocurrido contra los representantes de las fuerzas del orden. 

Las claves para entender el conflicto en Kazajistán
Foto archivo

El gobierno ya prometió el 5 de enero bajar los precios del combustible, pero esta noticia no ha repercutido en la magnitud de las protestas. De acuerdo con los medios de ese país, en algunas localidades los manifestantes exigieron reunirse con el presidente y en otras proclamaron consignas antigubernamentales.

Las protestas terminaron con el gobierno, pero se implementó un toque de queda 

El presidente kasajo aceptó el 5 de enero la dimisión del gobierno que fue presentada luego de la violencia que desencadenaron las protestas. Tokáyev realizó los respectivos ajustes en el gabinete ministerial y designó a Aliján Smaílov como primer ministro en funciones, a pesar de que antes ocupaba el cargo de viceprimer ministro. 

Aunque el mandatario agradeció al anterior primer ministro Askar Mamin por su gestión durante casi tres años, responsabilizó directamente al gobierno de la “difícil situación económica, política y social que se creó en el país”. 

Leer más  Cambio del horario escolar genera preocupación entre representantes del sector educativo 

Las manifestaciones se reanudaron el miércoles 5 de enero, horas después de que las autoridades decretaran un estado de emergencia de dos semanas (hasta el 19 de enero) en la región de Mangystau, que luego se extendió a Almaty y posteriormente a todo el país. La medida también introduce un toque de queda entre las 11:00 pm y las 7:00 am.

Los portales de noticias se volvieron inaccesibles: en gran parte del país se cortaron los servicios de Internet y la telefonía móvil fue limitada. 

Las claves para entender el conflicto en Kazajistán
5 de enero en Kazajistán – Foto: EFE

Edificios gubernamentales dañados y personas detenidas

Más de 1.000 manifestantes kazajos asaltaron el 5 de enero la sede del gobierno en la región de Almaty. Según reportes de los medios se escucharon disparos, ráfagas de ametralladoras y se desató un incendio.

Las personas estaban armadas con palos y despojaron a los funcionarios policiales de sus escudos y chalecos antibalas. También incendiaron la sede de la Fiscalía y 30 vehículos, tanto de la Policía como privados. 

De acuerdo con el Ministerio del Interior, durante las protestas fueron detenidas más de 200 personas acusadas de actos de violencia en contra de los representantes de la ley, vandalismo y ataques contra las instituciones estatales.

Más tarde, ese 5 de enero, los manifestantes tomaron también el aeropuerto de la ciudad, motivo por el cual se cancelaron todos sus vuelos. El presidente indicó que las unidades de las Tropas de Desembarco Aéreo de Kazajistán se movilizaron para realizar una “operación antiterrorista” que permitiera liberar el aeropuerto.

Según testigos citados por las agencias de noticias de ese país, el aeropuerto de Almaty está devastado, las vitrinas de las cafeterías y tiendas están destrozadas, los cajeros automáticos saqueados, y varios autos en el estacionamiento fueron incendiados.

Las claves para entender el conflicto en Kazajistán
5 de enero en Kazajistán – Foto: EFE

Opinión de la comunidad internacional 

El Ministerio de Exteriores de Rusia emitió un comunicado el 5 de enero en el que abogó por hallar una solución en el marco legal y constitucional a las protestas que sacuden Kazajistán. La identidad diplomática aseveró que Moscú “observa con atención los acontecimientos que tienen lugar en el vecino país hermano”. 

Por su parte, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) señaló el miércoles que le hace seguimiento “con preocupación” a la situación en Kazajistán. Argumentó que es importante evitar la violencia y promover el diálogo para dar respuesta a todas las situaciones que afecten al país. 

Leer más  Cambio del horario escolar genera preocupación entre representantes del sector educativo 

La Unión Europea (UE) también expresó el 5 de enero su opinión ante lo ocurrido en el país del continente vecino. El bloque hizo un llamamiento a “la responsabilidad y la moderación” de todas las partes involucradas en el conflicto.

Kazajstán es un socio importante para la Unión Europea y contamos con que respete sus compromisos, incluida la libertad de prensa y el acceso a la información en línea y fuera de ella”, incidió la UE.

Solicitud de ayuda a la OTSC y el envío de las fuerzas a Kazajistán

El presidente Tokáyev solicitó el 5 de enero ayuda a la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), una alianza militar que agrupa a seis antiguas repúblicas soviéticas, entre ellas Rusia, para poner fin a los disturbios masivos, que calificó como una “amenaza terrorista”.

“Me he dirigido hoy a los países miembros de la OTSC con la solicitud de que ayuden a Kazajistán a vencer esta amenaza terrorista”, declaró el mandatario en un mensaje a la nación transmitido por el canal estatal Jabar 24.

Tokáyev señaló que grupos que han protagonizado los disturbios en varias ciudades kazajas contaban con una gran preparación. Puntualizó que los manifestantes tomaron importantes instalaciones infraestructurales, como el aeropuerto de Almaty, con cinco aviones, incluyendo aviones extranjeros.

Las claves para entender el conflicto en Kazajistán
5 de enero en Kazajistán – Foto: EFE

En menos de 24 horas, el primer ministro armenio y presidente de la OTSC, Nikol Pashinián, dio respuesta a la petición del mandatario kasajo e informó que enviaría un “contingente de paz” al país.

De acuerdo con lo que escribió Pashinián en su cuenta de Facebook, las fuerzas de paz se desplegarán por un periodo “limitado” de tiempo y con el fin de estabilizar y normalizar la situación en Kazajistán. 

El 6 de enero el conflicto continúa 

Para el jueves 6 de enero la situación en Kazajistán continúa. En esta ocasión la Policía y el Ejército del país llevan a cabo una “operación antiterrorista” en el centro administrativo de la ciudad de Almaty, en la que han fallecido decenas de manifestantes, informó la portavoz de la policía de la ciudad, Saltanat Azirbek.

“Decenas de atacantes fueron liquidados. Establecemos sus identidades”, indicó, sin especificar el número exacto.

La representante de la Policía señaló que durante la madrugada del jueves las “fuerzas extremistas” intentaron tomar varias sedes administrativas. De acuerdo con los medios locales, en la ciudad se escucharon ráfagas de ametralladoras y en las redes sociales los usuarios detallan que tanto la policía y los militares como los manifestantes tienen armamento.

Leer más  Cambio del horario escolar genera preocupación entre representantes del sector educativo 

Además, las autoridades informaron sobre la muerte de al menos diez uniformados durante los disturbios y combates para expulsar a los manifestantes del aeropuerto de Almaty.

Tal y como lo prometió el presidente de la OTSC, el 6 de enero hizo efectivo el envío de un “contingente de paz” integrado por militares de Rusia, Bielorrusia, Armenia, Kirguistán y Tayikistán. La alianza señaló que Rusia envió también unidades de las Tropas de Desembarco Aéreo.

Despliegue de tropas y funcionarios fallecidos 

Las claves para entender el conflicto en Kazajistán
Parte de la tropa rusa que salió a Kazajistán – Foto: EFE

Rusia y sus aliados de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), alianza militar exsoviética, iniciaron el despliegue de sus tropas en Kazajistán para sofocar los disturbios que sacuden el país.

La principal misión de estas fuerzas, según lo dicho por la alianza, será: “La protección de importantes objetivos estatales y militares, apoyo a los agentes del orden de Kazajistán para estabilizar la situación y propiciar su retorno al marco de la legalidad”.

El primer contingente en llegar a Kazajistán fue el ruso, compuesto por unidades de Tropas Aerotransportadas y que tienen “misiones designadas”. Sin embargo, el canal de televisión estatal Jabar 24 informó este jueves, citando al Misniterio del Interior, que la “operación antiterrorista” tiene dificultades debido a que los terroristas utilizan civiles para cubrirse. 

El número de uniformados kazajos muertos, entre policías, guardias nacionales y militares, ascendió a 13, así indicaron las autoridades.

El presidente de Kazajistán ordena “disparar a matar” contra manifestantes

El presidente de Kazajistán, Kasim-Yomart Tokáyev, afirmó este 7 de enero, durante un discurso a la nación, que ha dado la orden expresa de “disparar a matar”, sin previo aviso, contra los manifestantes que vienen ocasionando graves disturbios en los últimos días, a los que calificó de “bandidos”, si ofrecen resistencia a las autoridades.

“Di la orden a los órganos de la Policía y el Ejército de disparar a matar sin previo aviso”, dijo el presidente, al alertar de que no dialogará “con bandidos armados y preparados, tanto locales como extranjeros”.

El mandatario señaló que “los terroristas continúan dañando la propiedad estatal y privada” y “utilizan sus armas en contra de los ciudadanos”, reseñó EFE.

“Desde el extranjero se escuchan llamados a las partes para llevar a cabo conversaciones con el fin de una solución pacífica. ¡Qué tontería! ¿Cómo se puede dialogar con criminales y asesinos?”, argumentó Kasim-Yomart Tokáyev .

Noticias relacionadas