• El tenista serbio recibió un fallo favorable del juez, quien no vio razón favorable para revocar su visa. Sin embargo, el ministro de Inmigración podría aplicar sus funciones especiales para deportar al número uno del mundo, quien se niega a vacunarse contra el covid-19 y cuya decisión ha generado polémica

El tenista Novak Djokovic obtuvo una victoria judicial en Australia el 10 de enero. El juez Anthony Kelly, del Tribunal del Circuito Federal de Melbourne, ordenó su liberación luego de permanecer detenido en un hotel desde el 6 de enero por pretender ingresar al país con una exención médica de la vacuna contra el covid-19, por lo cual las autoridades revocaron su visa. 

Kelly ordenó al gobierno australiano ejecutar la orden de liberación de Djokovic en los 30 minutos siguientes a su fallo, entregarle el pasaporte y los efectos personales y pagar los gastos del proceso legal del jugador.

De acuerdo con la decisión judicial, el tenista podría jugar el Abierto de Australia, evento deportivo por el que Djokovic viajó al país. Sin embargo, el ministro de Inmigración de ese país estudia la posibilidad de deportar a la estrella serbia, revocar nuevamente su visado y prohibir su ingreso al país durante tres años, eso con base en la legislación de inmigración. 

Djokovic

Luego de la decisión del juez, la familia de Djokovic organizó una rueda de prensa en la que expresaron su preocupación por las posibles acciones del gobierno australiano contra el tenista.

Leer más  El mundo tardará años en acabar con el covid-19 y prepararse para otra pandemia

“Estoy muy preocupada, pero no quiero pensar en eso. Solo espero que siga así, que sea libre y libre para jugar”, dijo la madre del tenista serbio. Sin embargo, el tenista limitó su intervención a un tuit que publicó durante la rueda de prensa. 

Rueda de prensa de la familia del tenista serbio. Foto: Marca
A pesar de todo lo que ha pasado, me quiero quedar y tratar de competir en el Abierto de Australia. Sigo concentrado en eso. Volé aquí para jugar en uno de los eventos más importantes que tenemos frente a los increíbles fanáticos”, dijo Djokovic.

El serbio publicó una foto en el Rod Laver Arena, sede del Abierto de Australia, donde pretende defender su título. Su hermano confirmó que el tenista ha podido entrenar allí.

La rueda de prensa fue suspendida abruptamente por los familiares del tenista luego de que un periodista preguntara sobre su participación en eventos públicos el 17 de diciembre de 2021, tiempo en el que su equipo afirmó que había dado positivo para covid-19.

Argumentos del fallo del juez

El abogado del tenista expuso ante las autoridades que el serbio cumplió con los requisitos del consejo en inmunización de Australia, recibió un permiso de viaje del gobierno federal, obtuvo también la exención médica de la federación nacional de tenis de Australia  y además proporcionó en la aduana la documentación de dicha exención, principalmente el documento oficial con la prueba positiva de una PCR realizada el 16 de diciembre en Belgrado.

Leer más  El mundo tardará años en acabar con el covid-19 y prepararse para otra pandemia

El juez Kelly argumentó que la decisión del gobierno de revocar su visado fue tomada sin dar tiempo al tenista a responder al aviso. En este sentido, el magistrado consideró “no razonable” la cancelación. 

La polémica

Novak Djokovic, el tenista número uno del mundo, generó una polémica  en Australia después de anunciar que las autoridades de ese país le habían otorgado una exención de la vacuna de covid para poder jugar en el primer Grand Slam de este año. 

Djokovic aterrizó en el aeropuerto de Melbourne aproximadamente a las 11:30 pm del miércoles 6 de enero. Al pasar por migración, el tenista aclaró que no estaba vacunado, presentó su exención médica y las pruebas positivas de covid-19. Las autoridades evaluaron la documentación y las rechazaron su entrada, cancelaron su visa y lo llevaron a un centro de detención migratoria temporal.

La estrella serbia de 34 años de edad estuvo detenida mientras que su equipo legal buscaba las maneras de que no fuese deportado. Australia pide a los extranjeros que ingresen al país estar vacunados con el esquema completo contra el covid-19.  De lo contrario, deben pasar 14 días en cuarentena. A pesar de la normativa vigente de bioseguridad, Djokovic  ha manifestado públicamente su oposición a las vacunas. 

Leer más  El mundo tardará años en acabar con el covid-19 y prepararse para otra pandemia
Djokovic

Tennis Australia, el ente que administra el Abierto de Australia, confirmó que al número uno le había sido otorgado un permiso de entrada según sus políticas de “exenciones”. El primer ministro australiano Scott Morrison advirtió que Djokovic sería devuelto a casa si no podía mostrar la prueba médica correcta para su exención.

Manifestaciones en apoyo a Djokovic 

Muchos seguidores del tenista serbio esperaron en la entrada del tribunal que el juez tomara una decisión. El fallo fue celebrado por un centenar de personas que luego se dirigieron al despacho de abogados que asesoró a Djokovic. 

A las 9.30 pm hora local la policía disolvió la concentración con gas pimienta, según la prensa local. 

El Abierto de Australia inicia el 17 de enero y podría contar con la presencia del campeón defensor y número uno del mundo, aunque sigue latente la amenaza del ministro de Inmigración de deportarlo.

Noticias relacionadas