• Se trata de un proyecto piloto que busca concientizar a los ciudadanos en el tema del reciclaje

La primera patrulla ambiental de Venezuela se creó en el estado Táchira, bajo el respaldo de la empresa Escuela de Reciclaje, con la finalidad de educar y capacitar a las personas sobre el reciclaje, desechos sólidos y convertir a San Cristóbal en una ciudad sostenible. 

La patrulla funciona desde finales de 2021 y está conformada por siete funcionarios de la policía del estado Táchira que, previamente, fueron capacitados por cuatro ingenieros y un arquitecto de la Escuela de Reciclaje en conceptos básicos con especial énfasis en el manejo de residuos. 

Actualmente trabaja bajo una primera fase preventiva y educativa con la cual se pretende instruir a los ciudadanos en valores de integración comunitarios para el cumplimiento de la responsabilidad ambiental y monitorear las acciones de la comunidad en las denominadas zonas ecológicas, que están distribuidas -inicialmente- en tres puntos estratégicos de la ciudad de San Cristóbal.

Cada uno de los sectores establecidos para el plan piloto cuenta con contenedores debidamente identificados y distribuidos donde las personas pueden depositar los desechos. 

En la avenida Carabobo hay siete contenedores, en la Plaza Los Mangos hay uno y otro está ubicado en el parque Metropolitano”, dijo el supervisor jefe, Tomás Rodríguez, en exclusiva para El Diario.

Luego, pretenden avanzar hacia una segunda fase de tipo sancionatoria con multas pecuniarias u horas de servicio comunitario según el tipo de infracción cometida por el ciudadano, por ejemplo, sacar el aseo en horario distinto al establecido o dejar basura en lugares no aptos para tal fin. 

“Es un proceso paso a paso”

El supervisor jefe Tomás Rodríguez es uno de los encargados de vigilar y orientar a los ciudadanos en el tema del reciclaje. Él, junto a sus compañeros, hace rondas constantes por las zonas donde están los depósitos de basura y asegura que, si bien no ha sido un proceso rápido y fácil de digerir para las comunidades, las personas se han adaptado y aprendido rápidamente.

“Es un aspecto que va de granito en granito, es la primera policía ambiental del país y la gente no está acostumbrada pero ya el 80 % de los ciudadanos están educados sobre botar la basura donde se debe y los días que corresponde (lunes, miércoles y viernes) en horario de 8:00 am a 10:00 am”, detalló Rodríguez.

patrulla ambiental

Recalcó que su trabajo en estos momentos es educar y que pasar a una fase sancionatoria requiere del apoyo, respaldo y autorización de la Escuela de Reciclaje, pues deben esperar a que los ingenieros que la encabezan les indiquen cuando comenzar con las multas. Por ahora, su única intención es sembrar la cultura del reciclaje en los tachirenses. 

A futuro la visión es implementar más zonas ecológicas en la ciudad e incluso llevar el proyecto a todo el estado y que las personas usen permanentemente los contenedores para depositar sus residuos sólidos. 

Rodríguez hizo énfasis en que el hecho de trabajar con la patrulla no los desliga de sus funciones como efectivos policiales, de hecho, cumplen con ambos roles de manera simultánea, es decir, labores de seguridad ciudadana y vigilancia ambiental. 

“De hecho somos un componente de la policía del estado Táchira y cumplimos con todas nuestras funciones. Además tenemos un número telefónico (0414-3755285) para atender denuncias y reportes”. 

patrulla ambiental

Proceso de capacitación

La formación de los funcionarios estuvo a cargo del equipo especializado de la Escuela de Reciclaje, ubicada en San Cristóbal (Táchira). Varios ingenieros y un arquitecto tuvieron la tarea de impartir los conocimientos necesarios a los efectivos policiales, para garantizar que su trabajo se desarrollara eficientemente. 

“El proceso se dio en tres sesiones, sumando un total de 12 horas académicas, y se vinculó el tema ambiental al igual que conceptos básicos con énfasis en manejo de residuos y desechos sólidos”, indicó Ronny Chacón, director de la Escuela, para El Diario.

Parte de las clases estuvieron enfocadas en los deberes que tienen las personas como generadoras de basura, qué materiales son reciclables y los diferentes tipos de plásticos, vidrios, cartón y metales. 

Se les explicó qué hace que un material sea reciclable, todo el proceso desde la separación, la importancia, los beneficios y también el uso adecuado del contenedor para que ellos sean vigilantes del mismo y, a diario, notifiquen cualquier eventualidad”, añadió.

La principal intención es que la patrulla conozca cabalmente las funciones que están establecidas en la Ley Orgánica del Ambiente y sepan actuar ante distintos escenarios.

También deben identificar cuando hay desechos sólidos afuera en días que no se deben sacar y, a partir de allí, buscar a las personas que cometen la infracción, realizar las averiguaciones necesarias y, en caso de identificarlas, hacer un abordaje de manera educativa para recordarles la información relacionada con el horario y los días en que se hace la recolección del aseo. 

Otra labor importante a cargo de la patrulla radica en evitar que sujetos provenientes de otros sectores dejen sus bolsas de basura en una zona ecológica que no les corresponde.

“Luego vendrá la fase sancionatoria pero esa será más adelante cuando toda la comunidad ya haya sido informada sobre las distintas acciones y protocolos que se deben cumplir”, expuso Chacón.

Según Ronny la comunidad ha sido un factor importante para lograr que el plan piloto de la patrulla ambiental se establezca y consolide adecuadamente. 

“Las personas les informaban si llegaban motos o vehículos de otros sectores, dejaban las bolsas y se iban. Nos ayudaba mucho ese reporte ciudadano y, por suerte, ya se han reducido los problemas de ese tipo”, dijo.

El objetivo de la Escuela de Reciclaje es continuar educando a los habitantes de las zonas de San Cristóbal donde están ubicados los contenedores y que la patrulla ambiental, conformada por un comisionado, dos supervisores y cuatro oficiales, sea pilar fundamental de ese proyecto para luego extender su campo de acción a más sectores de la ciudad capital y, finalmente, a todo el estado Táchira. 

Noticias relacionadas