• Luego de la publicación de un informe sobre casos de abuso sexual en la Arquidiócesis de Múnich, rectificó su versión inicial y admitió que sí estuvo en una reunión donde se abordó el caso de un sacerdote pederasta. Joseph Ratzinger fue señalado por no actuar en al menos cuatro casos de abuso sexual a menores

El papa emérito Benedicto XVI (Joseph Ratzinger) admitió que sí estuvo en una reunión en el año 1980 donde se ordenó el traslado de un párroco, identificado como Peter H, del obispado de Essen al de Múnich (Alemania) luego de que fuese acusado de abuso sexual contra menores. En un principio Benedicto XVI aseguró que no estuvo en el encuentro.

Este sacerdote es uno de los casos principales del informe que realizó el bufete de abogados Westphal Spilker Wastl (WSW, encargado por la Arquidiócesis de Múnich y Freising, sobre los casos de abuso sexual contra menores ocurridos en ese templo. El texto revela abusos ocurridos desde 1945 hasta 2019.  

De acuerdo con la investigación, Joseph Ratzinger no actuó en al menos cuatro casos de abusos conocidos mientras era arzobispo de Múnich. 

El 20 de enero, luego de que se publicó el informe, el papa emérito rechazó las acusaciones. Negó haber participado en la reunión donde se ordenó el traslado del párroco Peter H. Los abogados consideran “poco creíble” la afirmación de Ratzinger de que no estuvo presente en la reunión.

Leer más  Cedice: Venezuela fue el país con la mayor burocracia de Latinoamérica en 2022

Benedicto XVI
Foto EFE

Sin embargo, el 24 de enero, Ratzinger rectificó y admitió que sí estuvo en la mencionada reunión. El secretario privado del papa emérito, Georg Gänswein, publicó la errata en un comunicado de prensa en el portal Vatican News y en la Fundación Tagespost.

Esto no sucedió por mala fe, sino como resultado de un descuido en la edición del testimoniou0022, enfatizó Ratzingerm según indica Gänswein en su comunicado.

El comunicado señala que en aquella reunión de enero de 1980 no se decidió acerca de una misión pastoral del sacerdote Peter H.; sino que se accedió a la solicitud de darle alojamiento en Múnich durante el tratamiento psicológico al que se sometió. 

El papa emérito Benedicto XVI admitió que mintió sobre un caso de abuso sexual
Arquidiócesis de Múnich

El texto afirma que el papa emérito se siente “muy arrepentido” y pidió que lo disculparan. 

Gänswein inndicó que Benedicto XVI planea emitir una declaración detallada  y  pidió comprensión porque la revisión completa del informe de 1.900 páginas aún necesita tiempo.

La lectura del informe hasta el momento, dice el comunicado, lo llena “de vergüenza y dolor por el sufrimiento” infligido a las víctimas.

Según el informe sobre abusos contra menores, al menos 497 niños y niñas fueron abusados sexualmente entre los años 1945 y 2019. Se contabilizaron al menos 235 presuntos perpetradores por parte de sacerdotes, diáconos y otros empleados eclesiásticos. Sin embargo, esa solo sería la u0022cifra visibleu0022, y se supone que hay un número mucho mayor de casos de abuso no denunciados.

Estudio documentó cientos de casos cometidos durante décadas y responsabiliza a las sucesivas jerarquías eclesiásticas de no haber actuado debidamente e incluso  de haberlos encubierto. 

Leer más  Bitfront cesará operaciones: ¿qué explicación dio el exchange de criptomonedas por la medida?

Los abogados que presentaron el informe  lo calificaron como un “balance del horror”. Además , en dos de los casos atribuidos al periodo en que Ratzinger dirigió la Arquidiócesis de Múnich , los abusos fueron presuntamente cometidos por dos sacerdotes contra los cuales no hubo ninguna actuación después de la acusación. 

Los responsables del informe consideran que por parte de Ratzinger no hubo “ningún interés reconocible” en actuar frente a los casos de abuso sexual contra menores.

Pronunciamiento del papa Francisco por el informe

Luego de la publicación del estudio, el papa Francisco reiteró su compromiso de obtener justicia para las víctimas. 

“En la lucha contra los abusos de todo tipo, la Iglesia prosigue con firmeza el compromiso de hacer justicia a las víctimas de los abusos cometidos por sus miembros, aplicando con particular atención y rigor la legislación canónica prevista”, afirmó el pontífice durante la asamblea plenaria de la Congregación para la Doctrina de la Fe el 21 de enero. 

Recordó que recientemente se actualizaron las normas sobre los delitos reservados a la Congregación para la Doctrina de la Fe “con el deseo de hacer más eficaz la acción judicial”.

“Esto por sí solo no puede bastar para frenar los casos; pero constituye un paso necesario para restablecer la justicia, reparar el escándalo y el delito”, añadió.

El papa emérito Benedicto XVI admitió que mintió sobre un caso de abuso sexual
Papa Francisco

Del periodo investigado en el estudio, aún viven tres miembros del clérigo: el papa emérito, que dirigió dicha arquidiócesis desde 1977 a 1982;  el cardenal Friedrich Wetter, que la dirigió entre 1982 y 2008 y el cardenal Reinhard Marx (68), quien estuvo al frente de la arquidiócesis desde 2014 hasta 2020.

Leer más  “Chevron no aumentará la producción petrolera venezolana a altos niveles"

El origen de este informe ocurrió a principios del añó 2011, cuando tres antiguos alumnos del Colegio Canisiu de Berlín denunciaron abusos sexuales a gran escala y en el contexto eclesiástico.

Durante los años 2014 y 2018 varias instituciones alemanas examinaron documentos personales de las diócesis desde 1946 hasta 2014. De la investigación se reveló que el 4,4 % de todos los sacerdotes cuyos archivos fueron revisados eran presuntos abusadores. Hay 1.670 sacerdotes y religiosos considerados perpetradores.

Desde entonces varias de las diócesis alemanas iniciaron nuevas investigaciones, algunas de las cuales ya publicaron. 

Peter H. ¿Qué hizo? 

Se trata de un clérigo del obispado de Essen que fue acusado de abusar de monaguillos. En 1980, cuando Joseph Ratzinger lideraba la Arquidócesis de Múnich le pidieron que acogiera al sacerdote pedófilo Peter H debido a que este debería realizar una terapia psicológica.

Peter H se mudó a Baviera donde retomó el trabajo pastoral y volvió a abusar de niños. En 1986, un tribunal estatal lo condenó. A partir de 1987, la archidiócesis lo trasladó a otro lugar; donde otra vez abusó sexualmente de menores, y los hechos no se hicieron públicos hasta 2020. Peter H. ahora vive en su diócesis natal de Essen. En total, se cree que abusó sexualmente de al menos 28 menores.

Noticias relacionadas