• La caída de las exportaciones e importaciones son algunas de las razones que explican la fuerte contracción del sector aduanero nacional

La profunda crisis económica en la que se ha visto inmersa la economía venezolana durante la última década ha afectado gran cantidad de rubros, siendo el del comercio de contenedores uno de ellos.

Actualmente Venezuela cuenta con un flujo que se estima puede estar en torno a los 2.000 contenedores mensuales, una cifra que representa una pequeña fracción del volumen que circulaba a mediados de 2011.

Gretsy Marín, primera vicepresidente de la Asociación de Agentes de Carga y Aduana de Venezuela (Asocav), comentó en una entrevista a Fedecámaras Radio que para ese año el país movía unos 10.000 o 12.000 contenedores mensualmente. Esto representa una contracción del sector cercana al 81 %.

Indicó que como parte de la incipiente recuperación económica que se vive en el país, durante la segunda mitad de 2021 el sector experimentó un aumento del volumen de envíos de entre 25 % y 30 %. 

Leer más  #TeExplicamosElDía | Miércoles 29 de junio

Marín explicó que dicho crecimiento ha estado apalancado en un incremento tanto de las exportaciones como de las importaciones, algo que no se experimentaba desde hace varios años.

Recordó a su vez que el sector cuenta con características especiales, tales como el hecho de que previo a que un buque cargado con contenedores atraque en un puerto nacional, anteriormente la carga tiene que haber sido comprada con una antelación de entre 15 a 90 días.

“La conectividad no ha cambiado mucho, estamos recibiendo en promedio un buque cada 15 días en La Guaira, dos buques cada 15 días en Puerto Cabello, a lo que se suman algunos pocos de carga particulares”, comentó.

La vicepresidenta de Asocav agregó que esta cifra podría incrementarse en la medida que se produzca una recuperación de las importaciones, ya que cada buque puede transportar fácilmente unos 500 o 600 contenedores.

Infraestructura

Marín afirmó que como consecuencia de la pandemia las autoridades portuarias se vieron en la necesidad de aceptar que gran parte de los trámites se realizaran de manera electrónica, algo que hasta la fecha no se había estandarizado. Argumentó que previo al covid-19 la mayor parte de los trámites eran realizados en papel, a diferencia de otros países donde se emplea tecnología como los códigos QR.

“Nosotros deberíamos ir al intercambio de información de manera electrónica que es hacia donde va el mundo. Sin embargo esto es algo que todavía no ha sido aprobado pese a que generaría un gran ahorro en horas/hombre y optimización de los procesos. Si diéramos el paso en ese sentido a muy corto plazo tendríamos un sistema de aduanas y de transporte internacional muy sencillo”, aseveró.

Importaciones y exportaciones

La vicepresidenta de Asocav planteó que de acuerdo con las cifras que maneja, la mayor parte de los productos que se están importando actualmente, dejando a un lado los alimentos, son los productos terminados, los insumos eléctricos, así como las bases o complementos requeridos por la industria alimentaria.

Leer más  La Plataforma Unitaria irá a elecciones primarias para escoger a su candidato presidencial en 2023

Con respecto a las exportaciones planteó que cualquier empresa que desee exportar sus productos debe prepararse para ello, y eso no es algo que pueda ocurrir de la noche a la mañana. No obstante, aquellas que ya lo han hecho han podido capitalizar la demanda de productos nacionales que existe en el mercado.

Marín añadió que un factor que ha contribuido al aumento de la exportación de productos terminados fabricados en Venezuela, es la demanda que se ha creado en el extranjero de productos nacionales como consecuencia de la diáspora venezolana.

Esto también ha sido posible gracias a que se han flexibilizado los tiempos de respuesta para el otorgamiento de algunos permisos de exportación, lo que ha permitido que las exportaciones hayan crecido entre 10% y 15 % con respecto al trimestre anterior.

Noticias relacionadas