• El jefe de la diplomacia rusa afirmó que: “incluso si firmamos un acuerdo de paz, este deberá incluir obligatoriamente” el punto de la desmilitarización. Las negociaciones en Bielorrusia se retoman el jueves 3 de marzo

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, afirmó el jueves 3 de marzo que Rusia está dispuesta a seguir negociando con Ucrania, pero no detendrá la operación militar hasta que no cumpla los objetivos previstos.

“Estamos dispuestos a negociar, pero continuaremos nuestra operación, porque no podemos permitir que en Ucrania exista una infraestructura que amenaza a la seguridad de Rusia. La desmilitarización será llevada a término con la eliminación de esta infraestructura y armamentos”, anunció Lavrov en rueda de prensa con medios internacionales.

El jefe de la diplomacia rusa afirmó que: “incluso si firmamos un acuerdo de paz, este deberá incluir obligatoriamente” el punto de la desmilitarización.

Lavrov, quien confirmó que las delegaciones negociadoras de Rusia y Ucrania se reunirán el jueves 3 de marzo, insistió en el mismo discurso que ha tenido el Kremlin los últimos ocho días, cuando decidió invadir Ucrania. Defendió la necesidad de esta operación militar al señalar que Moscú se consideraba amenazada por el avance de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) al este y por la posible adhesión del país vecino a la Alianza Atlántica.

“Compréndanlo, por favor. Se trata de una decisión a la que nos obligaron, porque durante los últimos años no nos han escuchado y nos han mentido”, señaló, al constatar que Rusia no se mete en Irak o Afganistán.

Leer más  Ucrania: ataque con misiles rusos a convoy humanitario en Zaporiyia
Lavrov: Rusia está dispuesta a seguir la negociación con Ucrania pero no dejará las armas
Lavrov y Putin. Foto: EFE

Todo marcha según lo previsto

Respecto a la operación rusa, Lavrov señaló que marcha acorde al plan y sus objetivos son claros: “La desmilitarización de Ucrania desde el punto de visto de presencia allí en algún momento de armas que amenacen a Rusia”.

A ello sumó la “desnazificación”, “ya que nadie ha cancelado la sentencia del tribunal de Nurenberg, y sin lugar a dudas, las garantías de seguridad para Rusia que eviten el ingreso de Ucrania a la OTAN”.

La declaración de Lavrov contrasta con la afirmación que hizo el presidente ucraniano Volodímir Zelenski este jueves 3 de marzo, de que Ucrania “rompió” los planes de Rusia de tomar el país.

“Somos una nación que rompió los planes del enemigo en una semana; planes construidos durante años, viles, calculados, con odio a nuestro país, a nuestro pueblo, a cualquier pueblo que tenga dos cosas: libertad y corazón. Pero los detuvimos y los derrotamos”, aseguró Zelenski.

Asimismo, el mandatario ucraniano prometió reconstruir su país cuando finalice la invasión rusa y exigió a Moscú  que pague por toda la destrucción que está causando.

Nueva cumbre

La reunión, que se celebrará en Bielorrusia, cerca de la frontera con Ucrania, es el segundo intento de establecer un canal diplomático, luego del fracaso en el primer intento el lunes 28 de febrero. Mientras que se producía el primer encuentro, el presidente ruso, Vladímir Putin, ordenó bombardear el centro de Járkov, la segunda ciudad más poblada de Ucrania, atacando residencias.

Resta importancia a la ONU

Lavrov restó importancia a la resolución de condena que aprobó el miércoles 2 de marzo la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) por la agresión rusa contra Ucrania. Aseguró que “los colegas occidentales logran estos resultados por medio del chantaje y presiones”.

Leer más  Ucrania: ataque con misiles rusos a convoy humanitario en Zaporiyia

De los 193 Estados miembros de Naciones Unidas, 141 respaldaron el texto, mientras que únicamente cinco votaron en contra: la propia Rusia, Bielorrusia, Siria, Corea del Norte y Eritrea.

Lavrov: Rusia está dispuesta a seguir la negociación con Ucrania pero no dejará las armas
Votación en la ONU. Foto: Cortesía

Mientras tanto, 35 países optaron por la abstención, entre ellos China, Irán, la India o Sudáfrica; y varias naciones latinoamericanas como Cuba, Bolivia, El Salvador y Nicaragua. Venezuela, representada por el régimen de Nicolás Maduro, no pudo votar debido a que no ha pagado su deuda ante la ONU.

La resolución, que no tiene carácter vinculante, “deplora” la agresión rusa contra Ucrania y “demanda” a Moscú que le ponga fin y retire inmediatamente y sin condiciones sus tropas del país vecino.

Con información de EFE

Noticias relacionadas