• Desde el miércoles 16 de marzo, los representantes estadounidenses pueden vigilar y fijar límites al tiempo que pasan sus hijos en la red social. Por el momento el servicio solo estará disponible para Estados Unidos, pero planean expandirse a otros países

La red social Instagram, propiedad de Meta, anunció el miércoles 16 de marzo tres medidas que permitirán a los padres de Estados Unidos controlar las actividades de sus hijos en la plataforma, después de la polémica desatada en 2021 por los efectos nocivos que tiene sobre los adolescentes.

A partir del mismo miércoles, los padres estadounidenses pueden vigilar y fijar límites al tiempo que pasan sus hijos en Instagram, recibir notificaciones si sus representados denuncian a alguien a través de la plataforma y supervisar las cuentas que siguen o que les siguen a ellos.

En una entrada en el blog oficial de Meta, el jefe de Instagram, Adam Mosseri, informó sobre las nuevas medidas. Por el momento solo estarán disponibles en EE UU. No obstante, esperan extenderlas al resto del mundo en los próximos meses y aplicarlas también a otras plataformas de su propiedad como Facebook.

El jefe de Instagram, Adam Mosseri, informó sobre las nuevas medidas
Instagram es propiedad de Meta. Foto: EFE

La última palabra

Por el momento, serán los propios adolescentes quienes tendrán que iniciar el proceso desde sus teléfonos móviles para que sus padres puedan supervisarlos. La empresa aseguró que a partir de junio de 2022 estará disponible una vía para que sean los propios representantes quienes soliciten la supervisión. Sin embargo, el adolescente seguirá teniendo la última palabra una vez que reciba la petición.

A finales de 2021, Meta -que entonces se llamaba Facebook, como la red social- se vio envuelta en una fuerte polémica después de que una exempleada de la empresa, Frances Haugen, declarase en el Senado de EE UU que antepone sus beneficios a la seguridad de los usuarios y oculta que sus plataformas son nocivas para los menores, especialmente las adolescentes.

Haugen, que previamente filtró documentos internos de la compañía al diario The Wall Street Journal, hizo ante el Senado un retrato despiadado de la empresa, porque durante el tiempo que estuvo trabajando en ella se dio cuenta de una “verdad devastadora”: Meta (Facebook) oculta información al público y a los gobiernos.

Con información de EFE.

Noticias relacionadas