• Músicos difunden los tambores del folklor afrovenezolano en tierras peruanas. Ellos tocan en plazas, parques, discotecas, fiestas y eventos sociales para unir a migrantes en el extranjero y compartir esta expresión musical 

En los últimos años el desplazamiento forzoso de los venezolanos no solo evidencia la grave crisis social, política y económica que atraviesa Venezuela, sino que demuestra el talento y potencial que tienen miles de venezolanos en diversos oficios y expresiones artísticas en los países a los que migran.

En Perú la música se convirtió en el escape y refugio de los migrantes que llegan al país andino, es el lenguaje universal que traspasa fronteras, que es capaz de tocar las fibras más sensibles del ser humano y unir a personas de varias nacionalidades en un mismo escenario, en el que solo hay espacio para bailar, celebrar, disfrutar y compartir.

Un grupo de músicos venezolanos, que llegó a Perú entre los años 2017 y 2018, decidió difundir la cultura afrovenezolana al ritmo de los tambores, instrumento musical que es sello de su identidad y cuyo rataplán no puede faltar en ninguna celebración en Venezuela.

La cultura afrovenezolana se difunde en Perú 

Se trata de jóvenes que se dedicaban a la música en diferentes ciudades de Venezuela, unos se conocían entre ellos, otros no. Al llegar a Lima buscaron conectar de nuevo con lo que hacían en su país, algunos empezaron cantando en los autobuses, otros pertenecieron a orquestas musicales peruanas, hasta que un día coincidieron y decidieron trabajar juntos.

Foto: Cortesía

Crearon Vetamboo, una agrupación que nació en la capital peruana y con la que Jesús León y Javier Flores junto a sus compañeros, empezaron a difundir la cultura afrovenezolana, la que llevaron los africanos esclavizados que se establecieron principalmente por las costas del país durante la época colonial a Venezuela. Ellos explican que no solo es tocar este instrumento musical de percusión para que las personas bailen, sino que en cada presentación difunden y valoran el origen de sus tradiciones y manifestaciones artísticas.

En la agrupación nos hemos ganado a nuestro público con mucho esfuerzo. Cuando empezamos hacíamos presentaciones de hasta cuatro horas gratuitas, para darnos a conocer e impulsar nuestro proyecto musical con el poco presupuesto y tiempo libre que teníamos”, contó Jesús León director general de Vetamboo para El Diario.

En Perú también existe presencia afroperuana en diversos ámbitos de su sociedad y cultura. Los primeros africanos habrían llegado durante el virreinato y su descendencia constituye parte fundamental de su identidad nacional, quizás sea esto lo que les permitió a Vetamboo la buena conexión musical en el país del pisco y el ceviche. Ellos hicieron fusión de algunos temas para integrarse más rápido al mundo musical siendo extranjeros. La receptividad de los peruanos, según detallan, cada día es mejor.

Leer más  La heladería venezolana triunfa con el bati bati y otros sabores autóctonos en Buenos Aires

Tambor para alegrar corazones 

En sus presentaciones musicales en plazas, parques, discotecas, fiestas y eventos sociales los participantes forman un círculo y bailan al ritmo de los tambores. Se crea un espacio para reforzar la identidad, memoria, conocimientos musicales y rituales que se practican en Venezuela a través de esta danza tradicional.

El resonar de los tambores venezolanos alegra, motiva y levanta el ánimo de quien los escucha. No hay quien se resista a bailar “Fuego Candela”, “Barlovento” o “Ay Morena” donde quiera que se encuentren, en especial el venezolano que no siente vergüenza de bailar en público.

Al ritmo de los tambores ellos difunden la cultura afrovenezolana en el país andino. Actualmente Vetamboo cuenta con cinco integrantes, quienes con su talento y destreza son capaces de transportar a los migrantes venezolanos hasta las fiestas con la familia como solían hacerlo en Venezuela.  

Crecer en el mundo musical como migrante 

La agrupación reveló para El Diario que en cada presentación dan el 100 % y dan lo mejor de ellos, ya que no saben si podría ser la última, como cuando llegó la pandemia del coronavirus en 2020, que paralizó sus presentaciones de un día para otro. Además, explicaron que no saben quién los está viendo o escuchando y sea ahí donde encuentren la oportunidad para despegar musicalmente.

Leer más  Una embarcación con migrantes venezolanos naufragó en las costas de Panamá

Durante su creación hasta la fecha varios músicos venezolanos fueron parte de Vetamboo, entre ellos cantantes y percusionistas como cumaquero, campaneros y macuayero. Hoy hay quienes continúan desde el inicio, pero algunos migraron a otros países como Chile, otros regresaron a Venezuela y unos decidieron emprender proyectos musicales personales.

Foto: Cortesía

Sin embargo, trabajan para fortalecer la marca que ya es sello de los venezolanos en Perú y en sus próximos proyectos está la expansión de Vetamboo a países a los que migró algún integrante de la agrupación, porque donde ellos están está el grupo musical, así lo dio a conocer Jesús León director general de Vetamboo.

Foto: Cortesía

Tambores venezolanos

El tambor es un instrumento musical de percusión, está formado por una caja de resonancia, que suele ser de forma cilíndrica, y una membrana llamada parche, que cubre la abertura de la caja. Los tambores venezolanos más conocidos son los de calipso, chimbangueles, el mina y el curbata, la batería de tambores redondos y las pipas.

Se suelen tocar con mayor frecuencia en las fiestas religiosas afrocatólicas como San Juan, San Benito, San Pedro, San Antonio, Diablos Danzantes de Venezuela, en las que se mezclan cantos, bailes e instrumentos musicales de las culturas aborígenes, hispano-árabes y africanas.

Tradición musical de Venezuela que se promueve en el extranjero

Con la maquinaria del tambor, como describen a Vetamboo, estos músicos se ganaron el respeto y reconocimiento de venezolanos y peruanos. Su trabajo y constancia desde el año 2017 los convirtió en referencia de los tambores en tierras incas, en donde al mes tiene hasta seis presentaciones. Es por ello que, se sienten orgullosos de ser venezolanos, pero también señalan que es una gran responsabilidad. 

Leer más  La heladería venezolana triunfa con el bati bati y otros sabores autóctonos en Buenos Aires

Los integrantes de la agrupación musical expresaron que las acciones y comportamientos de los migrantes venezolanos en Perú, es la carta de presentación de su país. Ellos aseguran que cada día están más comprometidos con su trabajo y la lucha por derribar los prejuicios negativos en contra de su nacionalidad, estos que muchas veces perjudican a la comunidad venezolana por el mal actuar de unos pocos.

Noticias relacionadas