• La Ralstonia Solanacearum ha sido detectada en cultivos de papa, pimentón y tomate en zonas de los Altos Mirandinos y al sur del estado Aragua. Este patógeno se encuentra en el suelo y su diseminación puede provocar que los campos de cultivo queden inutilizables

Una bacteria, identificada como marchitez bacteriana, fue detectada en cultivos de hortalizas ubicados en los estados Miranda y Aragua. Así lo informó el ingeniero agrónomo Rafael Mejías, quien detalló que se ha registrado un repunte de Ralstonia Solanacearum en zonas aledañas a la capital del país.

¿Qué es la marchitez bacteriana?

La marchitez bacteriana es una enfermedad que afecta a más de 200 especies. Muchas veces solo puede detectarse cuando la planta se está marchitando y posteriormente muere. 

La bacteria, localizada en cultivos de papa, pimentón y tomate, ingresa a los organismos por las puntas de las raíces, afectando el tejido vegetal conductor. 

Foto: Getty Images

A medida que la bacteria se extiende por la planta, bloquea los canales de absorción de agua. Lo que hace que esta se marchite y con el tiempo muera. 

Luego de que la planta muere, el patógeno permanece en los restos de la planta y vuelve al suelo; donde puede sobrevivir durante varios años si no se toman las medidas correspondientes. 

Leer más  Un reto de TikTok dejó sorda a una adolescente en Argentina

¿En qué zonas de Venezuela ha sido detectada la marchitez bacteriana?

El ingeniero Rafael Mejías detalló para Unión Radio que han detectado esta bacteria en zonas de los Altos Mirandinos como El Jarillo, Pozo de Rosas. También en la Colonia Tovar, estado Aragua.

“Es impresionante la cantidad de plantas que nos llegan al laboratorio y clínica de enfermedades de plantas. Una vez realizamos las pruebas bioquímicas y fisiológicas dan como resultado esta bacteria”, aseguró el ingeniero.

Marchitez bacteriana de la papa | Foto: Panoramagro

Mejías, quien también es jefe de la clínica de enfermedades de plantas de la Facultad de Agronomía de la Universidad Central de Venezuela (UCV), indicó que presumen que el incremento de casos asociados a este patógeno se debe a que la misma se traslada por medio de semillas, por agua. También existe la posibilidad de que se adhiera a las suelas de las botas. 

El profesor aseguró que en caso de no ser detectada, la bacteria puede durar hasta 20 años en el suelo. Provocando que los campos de cultivo queden inutilizables.

Leer más  Detuvieron en Petare a hombre que golpeó a su madre de 80 años cuando estaba borracho

Asimismo, de acuerdo con la información, si bien la presencia de la enfermedad impacta la producción del sector agrícola, hasta ahora no se tiene registro de que este patógeno haya afectado los cargamentos de hortalizas que llegan a los principales mercados del país.  

¿Cuáles son los síntomas iniciales de la marchitez bacteriana?

– Marchitez muy leve de las hojas más jóvenes en los extremos de las ramas durante las horas más calurosas del día. En esa etapa, la planta puede recuperarse por la noche, pero a medida que la enfermedad se aloja, muere finalmente producto de los efectos del patógeno.

– Otro síntoma común es el retraso en el crecimiento de las plantas.

Recomendaciones sobre la presencia de la marchitez bacteriana

Mejías explicó que la acción principal para contrarrestar la presencia de marchitez bacteriana es la prevención. Hasta ahora no existe un agente químico que sea efectivo contra la enfermedad.

No hay un control que sea efectivo. Tampoco es recomendable aplicar productos como hidróxido, cloruro y sulfato de cobre u otros antibióticos que son de contacto y que poseen una sistemia muy baja. Puede provocar un problema de salud grave con el consumo de estas plantas”, aseguró. 

Mejías pidió a los agricultores no utilizar antibióticos para animales en las plantas para eliminar la presencia de la bacteria en cultivos.

Leer más  Encuestadora Ipsos: Maduro posee la aprobación más baja de Latinoamérica

Mencionó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) también establece que los antibióticos recetados para animales no cumplirían con su efecto en plantas, pues provocan complicaciones en la salud.

Además, destacó que en la legislación venezolana se prohíbe el uso de estos medicamentos en la agricultura.

Utilizando estos antibióticos no se va a obtener un resultado exitoso y es importante seguir un protocolo para impedir que el patógeno se disemine a los otros cultivos, además que esa planta hay que incinerarla luego de completar con el ciclo de cultivo”, concluyó. 
Noticias relacionadas