• En una de las manifestaciones más grandes que se recuerden en Venezuela, el régimen de Nicolás Maduro reprimió a cientos de miles de ciudadanos que protestaron en Caracas y otros estados del país. “Al Guaire lo que es del Guaire”, tuitearon algunos dirigentes del chavismo. Foto principal: Cristian Hernández / EFE

Las calles de Caracas se convirtieron en una distopía. El 19 de abril de 2017, innumerables bombas lacrimógenas volaban por los aires para dispersar a cientos de miles de ciudadanos que se manifestaban en contra del régimen de Nicolás Maduro. Ese día, una de las imágenes más recordadas de la protesta, que ejemplificó para Venezuela y el mundo la brutalidad de la represión del régimen chavista, fue la de manifestantes saltando al río Guaire, que atraviesa la ciudad lleno de desechos y excremento -a pesar de las múltiples promesas del chavismo de sanearlo-, para resguardarse.

El chavismo respondió con sorna: “Al Guaire lo que es del Guaire”, publicó en Twitter la cuenta oficial del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). A pesar de que horas después borraron el tuit, varios líderes del régimen, incluyendo a Maduro, llegaron a retuitear el mensaje con la fotografía de los ciudadanos atravesando el río asfixiados por el gas lacrimógeno. Días después, Jacqueline Faría, entonces presidenta de Movilnet, dijo que la gente “se bañó sabroso”.

El tuit del PSUV que retuiteó Nicolás Maduro.

El 19 de abril de 2017, un cordón policial dividió Caracas e impidió a los opositores llegar a la Defensoría del Pueblo. La marcha llegó hasta la autopista Francisco Fajardo, a la altura de Bello Monte, donde comenzó el ataque con las bombas lacrimógenas indiscriminadamente. Fueron lanzadas desde el segundo piso de la autopista. Allí llegaron funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) con vehículos blindados y equipos antimotines.

Manifestación y represión en la avenida Francisco Fajardo. Foto: Cortesía.

Ante la sensación de estar atrapados, la multitud se devolvió hacia el este de la ciudad, mientras que otros debieron recurrir al río Guaire como salvación. De acuerdo con un reportaje de Efecto Cocuyo de ese día, niños, niñas y adultos mayores saltaron al río. Muchos de ellos gritaban, lloraban, pedían auxilio para escapar del humo gris y blanquecino. “Dejen de dispararnos”, imploraron algunos manifestantes a los funcionarios.

Leer más  Alertan que en solo cinco meses de 2022 se han registrado 9 suicidios en el estado Trujillo 

La foto de la represión

Todo eso ocurrió bajo la mirada indiferente de la GNB. En una de las fotografías más recordadas del momento, tomada por el fotoperiodista Cristian Hernández, se observa a los funcionarios armados del lado de la autopista, mientras que del lado del río Guaire, separados por un muro de concreto, varias personas, la mayoría de ellas mujeres, se cubrían el rostro mientras intentaban escapar del gas lacrimógeno.

“La cantidad de gases lacrimógenos ese día no fue normal. Era como una nube que, a donde miraras, había gas”, recuerda Hernández para El Diario. El humo era tal, que el fotoperiodista no se percató de alguna de las personas que cruzaban el río Guaire a pie. “Vi las fotos después y ahí fue cuando me di cuenta de la magnitud de lo violento que había sido ese día. No me había dado cuenta del impacto que había tenido la foto sino hasta cuando la gente empezó a compartirla por Internet”.

Foto: Cristian Hernández / EFE

“Cuando se disipó un poco el gas, me percaté de que había mucha gente tratando de correr. A la izquierda, donde está la cuneta del río, estaba lleno de gente tratando de saltar. Fue como una estampida. La gente estaba muy nerviosa, había personas llorando, asfixiadas”, añade el fotoperiodista.

El 19 de abril, sin embargo, no fue la primera ni la última manifestación violenta que cubrió el foto fotoperiodista. Las fechas que más lo marcaron fue el 12 de febrero de 2014, cuando funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) asesinaron al estudiante Bassil Da Costa, de 23 años de edad, y el 7 de junio de 2017, cuando asesinaron a Neomar Lander, de 17 años de edad.

Leer más  Mataron a un soldado colombiano en una zona fronteriza con Venezuela

Baile a pesar de los muertos

Bello Monte no fue el único punto en el que los opositores al régimen se congregaron; tampoco fue el único que reprimieron. En San Martín, en el oeste de Caracas, la marcha comenzó a las 11:00 am y media hora después ya había gas lacrimógeno dispersando a la gente, de acuerdo con un reportaje del The New York Times.

Foto: Cristian Hernández / EFE

“Todo iba bien hasta que empezaron a lanzar lacrimógenas. No nos dejaron ni avanzar, nos cerraron el paso completo ahí y hasta Plaza Venezuela”, contó Kellys Escarbais, de 24 años de edad, quien estaba en el centro de la ciudad, donde se puso uno de los cordones policiales.

Nicolás Maduro durante manifestación del chavismo el 19 de abril de 2017. Foto: EFE

Mientras eso ocurría, el régimen chavista celebraba en el centro de Caracas una manifestación con sus seguidores, que habían convocado días antes como respuesta a la “mamá de todas las marchas”, como la oposición había llamado a la marcha del 19 de abril. Un día antes, Maduro ordenó la aplicación del Plan Estratégico Cívico-Militar Zamora, desplegando fuerzas militares, fuerzas milicianas y “fuerzas populares” frente a las protestas.

En su marcha, el régimen desplegó su habitual maquinaria propagandística, así como a los trabajadores públicos. En esa manifestación, las personas sí pudieron llegar al punto final: la avenida Bolívar, desde donde Maduro habló e incluso bailó.  Ese día murieron dos de las más de 100 civiles que fallecerían durante las protestas de ese año, hubo más de un centenar de heridos y al menos 270 detenidos.

Los caídos del 19 de abril

Carlos José Moreno, de 17 años, falleció en Caracas horas después de recibir un impacto de bala en la cabeza. Era un estudiante de Economía de la Universidad Central de Venezuela (UCV) y recibió el disparo cuando se dirigía a jugar fútbol con unos amigos. A cinco años de su asesinato, todavía se desconoce quién fue el resposable, pero hay dos versiones: civiles armados o encapuchados que buscaban dispersar a los opositores.

El otro asesinato ocurrió en el estado Táchira. Paola Andreína Ramírez, de 24 años de edad, murió al instante tras recibir un balazo en la cabeza en San Cristóbal. Venía de una entrevista de trabajo, cerca de una zona en la que desde temprano se desarrolló la marcha opositora.

El origen de todo

Las manifestaciones de 2017 comenzaron el 1° de abril. El 29 de marzo, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) afín al régimen de Maduro emitió las sentencias 155 y 156, que le quitaban poderes a la Asamblea Nacional (AN) electa en 2015 y de mayoría opositora. Mientras que en Venezuela y el mundo ya hablaban de un golpe de Estado o de un “autogolpe”, la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, hasta entonces aliada del gobierno, se declaró en contra de ambas sentencias por considerar que representaban “una ruptura del orden constitucional”.

Leer más  #TeExplicamosElDía | Miércoles 29 de junio
Foto: Manaure Quintero

A las sentencias del TSJ afín al régimen, se sumó la inhabilitación para desempeñar cargo público durante 15 años para Henrique Capriles por supuestas irregularidades administrativas en su función de gobernador del estado Miranda, algo que el dirigente ha rechazado desde entonces.

Henrique Capriles en la manifestación del 19 de abril de 2017. Foto : Cristian Hernández / EFE

Antes de eso, en octubre de 2016, el brazo judicial del régimen había anulado el referendo revocatorio en contra de Nicolás Maduro, luego de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) presidido por Tibisay Lucena dilatara el proceso.

Pero más allá de los motivos políticos que alentaron las convocatorias, Venezuela empezaba a tocar fondo en la crisis humanitaria y económica. En ese periodo, la inflación sobrepasó el 500 %. Solo en 2017 emigraron 657.439 venezolanos (2,24 % de la población venezolana), de acuerdo con cifras de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Noticias relacionadas