• La afirmación de la vicepresidente del gobierno de Nicolás Maduro es una media verdad porque no se corresponde con la realidad agroalimentaria del país registrada por los voceros del sector. Foto principal: Cristian Hernández / AFP

El 22 de marzo Delcy Rodríguez, vicepresidenta del gobierno de Nicolás Maduro, presentó ante la Asamblea Nacional el balance de Memoria y Cuenta de la gestión de su gabinete durante el año 2021 y aprovechó para informar que “Venezuela alcanzó, durante el año 2021, un abastecimiento de alimentos del 89 %; un crecimiento en comparación con el año 2020 que fue de solo 71 %”.

Su afirmación fue reseñada en el portal web de VTV donde además se detalla el “crecimiento de la producción de maíz en un 60 % y arroz en un 17 %, en comparación con el año 2020; mientras que la producción nacional de pasta alimenticia desplazó las importaciones de este rubro”.

Rodríguez no aclaró los procesos que impulsaron el referido porcentaje de abastecimiento en el país, por lo que es difícil determinar si la cifra aumentó gracias a la producción nacional de alimentos o proviene de una combinación entre la producción local y la importación de rubros.

Sin embargo, se trata de una nueva afirmación oficial vinculada al área de alimentos y producción en Venezuela que tras ser sometida a un proceso de verificación mediante revisiones de documentos y consultas con expertos, recibe el calificativo de media verdad. Por un lado es claro que los anaqueles del país lucen abastecidos, pero por otro, los datos de producción nacional no concuerdan con la realidad del sector agrícola del país durante el año 2021.

Fedeagro: producción de rubros vegetales representaron 35% del abastecimiento en 2021

En entrevista para Cotejo.info el presidente de la  Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios de Venezuela (Fedeagro), Celso Fantinel, sentenció que 2021 fue un año marcado por la escasez de combustible, poco financiamiento e invasiones de tierras por parte de grupos delincuenciales. Además, dijo que la producción de los rubros vegetales el año pasado representó el 35 % del abastecimiento del país.

Alimentos en Venezuela
Foto: Federico Parra / AFP

Entrevista a Celso Fantinel, presidente de Fedeagro, realizada por la periodista Karla Torres el pasado 24 de marzo a las 2:00 pm. 

Para septiembre de 2021 Fedeagro producia entre el 20 % y 25 % de la demanda nacional, a pesar de que estados como Portuguesa, Lara o Yaracuy tenían la presión del consumo de ganaderos y también el de industriales y del transporte.

Leer más  Cómo diferenciar una distracción habitual del trastorno por déficit de atención e hiperactividad

Desde hace años el sector agrícola venezolano presenta una caída sostenida de la producción principalmente por la falta de atención, de estímulos y de una política justa y equitativa de precios para los productos que se producen en el campo.

Por su parte, Álvaro Burgos, presidente de la Junta Directiva de la Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos (Cavidea), dijo en noviembre de 2021 que 13 de los productos que producen “tuvieron un repunte en el sector, como son la harina de trigo, de maíz, el arroz y las sardinas”.

La nota reseñada por el portal Fedecámaras Radio hace mención al incremento en las cifras de alimentos procesados, pero advierte que para el momento la  industria era “la quinta parte de lo que pudo ser en 2012”. Además, añade que  entre julio de 2019 y agosto de 2021, hubo un incremento en la producción de 21 % acumulado.

En la referida entrevista, “el presidente de Cavidea aseguró que en el mercado no se encuentran solamente los productos nacionales, sino también los importados, creando una competencia fuerte para el sector. Sin embargo, se han reinventado y mantienen las expectativas de cara al 2022”.

No es la primera vez que el sector oficial habla de la producción y el abastecimiento de alimentos en el país. A mediados de 2021 Nicolás Maduro aseguró que el  “80 % de los alimentos se producen en Venezuela”, sin embargo, Cotejo.info verificó este planteamiento y  resultó ser una mentira porque, aunque se observa que los anaqueles parecen estar abastecidos, la mayoría de los rubros disponibles son producto de las importaciones.

Continúan las importaciones 

“En 2021, las importaciones agrícolas y de alimentos por parte de Venezuela ascendieron a $2.400 millones, un 31,2 % más que en 2020. Estados Unidos es el principal proveedor en volumen de toneladas y el segundo en valor, revela estudio del Departamento de Agricultura del gobierno de Joe Biden”, asegura un texto publicado por el portal El Estímulo.

El reportaje titulado Los sorprendentes cambios en la economía de Venezuela según industria de alimentos y publicado el 18 de abril de 2022, explica que el reporte estadounidense denominado Guía del Exportador Venezuela “ofrece una rara radiografía de la industria y el comercio de alimentos en Venezuela, levantada con datos de fuentes abiertas internacionales, como el propio Departamento de Agricultura de EE UU, la embajada de ese país en Colombia, Trade Data Monitor y The Global Agricultural Trade Systems”. Y también incluye información de organizaciones privadas venezolanas como la Asociación Nacional de Abastos y Supermercados (ANSA), la Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos(Cavidea) y Fedeagro.

Leer más  Cavidea reportó crecimiento de la producción de 37 % entre enero y octubre

Queda claro en esta fuente documental que Venezuela es vista como una oportunidad de negocio y expansión para las exportaciones desde países como EE UU, Ecuador y Argentina. Significa que la importación de alimentos para cubrir la demanda interna en Venezuela se mantuvo e incluso creció en 2021; además, se pudo conocer que el régimen de Maduro dejó el peso de la importación de alimentos al sector privado desde el año 2020.

Una nota publicada en la web de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) revela que en junio de 2021 Venezuela prorrogó “la exención de impuestos sobre los alimentos esenciales hasta finales de agosto de 2021”.

Dicha medida -señalada como la responsable de la proliferación de los bodegones y el detrimento de la industrial local- se mantiene vigente hasta el primer trimestre de este 2022, según una nota de El Impulso.

La novedad es que “de los casi 4.500 bienes beneficiados por la exoneración de aranceles ya no incluyen insumos para la producción nacional, sino que se abarca casi únicamente productos terminados. En términos simples, se ofrece un incentivo para importar, pero para la producción nacional no”.

¿Venezuela alcanzó en 2021 un abastecimiento de alimentos del 89 % como dijo Delcy Rodríguez?
Foto: Yuri Cortez / AFP

Productores en picada

Celso Fantinel, presidente de Fedeagro, destacó durante la entrevista realizada para esta verificación que la falta de interés del Estado en el sector agrícola hace que los productores trabajen con las “uñas” para poder sacar a flote su producción.

La falta de gasolina y diesel durante 2021 obligó  a los productores a recurrir al mercado negro para poder comprar combustible y no detener sus actividades. 

El diesel es indispensable para la industria porque es el combustible que mueve las unidades de transporte que trasladan las materias primas, los insumos, los repuestos y los trabajadores. 

Fantinel también señaló que desde hace años el sector agrícola no tiene el financiamiento necesario para producir. Añadió que los productores echan mano a sus ahorros para seguir produciendo en el país.

“Tenemos un trabajo titánico, no paramos”, expresó Fantinel. 

Entrevista a Celso Fantinel, presidente de Fedeagro, realizada por la periodista Karla Torres el pasado 24 de marzo a las 2 de la tarde. 

Inseguridad alimentaria

“90,7 % de los hogares en Venezuela vive entre inseguridad alimentaria severa, inseguridad alimentaria moderada y seguridad alimentaria marginal”, según un estudio del Observatorio Venezolano de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Ovsan) y la Comisión Especial de Justicia y Paz de la Asamblea Nacional de 2015, publicado en abril de 2021.

Leer más  La gaita zuliana, la máxima expresión de la musicalidad navideña venezolana

De acuerdo con los resultados del estudio, los hogares con los mayores porcentajes de inseguridad alimentaria (2020-2021) están en Amazonas (83,3 %), Apure (52,9 %), Falcón (52,9 %), Delta Amacuro (50,0 %) y Yaracuy (40,4%).

Dicha encuesta también arrojó que solo un 9 % de los venezolanos goza de seguridad alimentaria plena, 56 % está usando sus ahorros para comprar alimentos, y el 55 % restringe el consumo de alimentos. 

Ovasan destacó que entre 2020-2021 los venezolanos optaron por reducir las porciones de comida, comer alimentos menos preferidos o más baratos, pedir alimentos o dinero para poder comprarlos.

Venezuela desde el año 2019 atraviesa por una Emergencia Humanitaria Compleja, debido al deterioro económico continuo y los impactos socioeconómicos. 

“La situación de la seguridad alimentaria en Venezuela es probable que se deteriore aún más como resultado de la hiperinflación y el endurecimiento de las sanciones internacionales. A esto se suma el impacto de las restricciones relacionadas con el covid-19 y la escasez de combustible, que han afectado las actividades logísticas y agrícolas en todo el país”, destacó la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación en su informe FAO-WFP Hunger Hotspots publicado en marzo de 2021. 

¿Venezuela alcanzó en 2021 un abastecimiento de alimentos del 89 % como dijo Delcy Rodríguez?
Foto: Cristian Hernández / AFP

País empobrecido 

Estar “abastecidos de alimentos” no determina la posibilidad de la población de acceder a ellos. En 2021 el salario mínimo para empleados públicos y pensionados era equivalente a Bs. 7,  no más de $2 al cambio oficial. 

De acuerdo con la última Encuesta Nacional sobre Condiciones de Vida (Encovi), el 94 % de la población venezolana está sumergida en la pobreza  y 76,6 % vive en pobreza extrema. 

Cotejo.info pudo verificar que el régimen de Nicolás miente desde hace cuatro años con las cifras de pobreza extrema en el país. El discurso público que aborda estos temas carece de soluciones para la población más vulnerable que no puede acceder a comida y artículos de primera necesidad en el país. 

Por todos estos elementos, el equipo de Cotejo.info califica el discurso de Delcy Rodríguez como una verdad a medias porque no coincide con la situación actual del sector y tampoco concuerda con los datos correspondientes al año 2021 que manejó Fedeagro.

Noticias relacionadas