• Jhoangel Jesús Sambrano, de 11 años de edad, presenta traumatismos en el cráneo y una posible hemorragia cerebral. Sus padres denuncian que la directiva del colegio se desentendió del caso y los bloqueó en WhatsApp. Igualmente, el hospital planea darlo de alta a pesar de su condición

Los padres de Jhoangel Jesús Sambrano están preocupados por la salud de su hijo. El niño, de 11 años de edad, está ingresado en una clínica privada de Lima, Perú, con un cuadro delicado. Presenta un esguince cervical y afecciones que le causan fuertes dolores de cabeza y convulsiones. Su padre, Jonathan Sambrano, indicó a la agencia peruana RPP que en los resultados de las tomografías se aprecian manchas de sangre que podrían indicar una posible hemorragia cerebral.

Jhoangel fue víctima de una agresión el 5 de mayo de 2022, por parte de un compañero de clases, en el colegio Víctor Raúl Haya de la Torre, en el distrito limeño de Puente de Piedra. El agresor lo arrojó al piso, donde lo golpeó repetidas veces en la cabeza e intentó estrangularlo. Sus padres lo llevaron al Hospital Carlos Lanfranco La Hoz, donde presentó vómitos, sangrado nasal y oral, además de convulsiones. Aun así, denunciaron que en toda la tarde solo le dieron una pastilla de paracetamol para el dolor y lo enviaron de nuevo a su casa. 

Inconformes, fueron a una clínica privada para realizarse los estudios que mostraron la gravedad de su condición. Lo llevaron entonces al Instituto Nacional de Salud del Niño de Breña (INSN), donde actualmente está ingresado, aunque los médicos señalan que planean darle nuevamente de alta. “Él presenta dolores y le pueden dar el alta. Cuando se le pase la anestesia, será complicado calmar el dolor y yo no puedo sacarlo de aquí sin saber cuál es su diagnóstico”, sostuvo su padre.

Leer más  Esperanza sin Frontera: un documental que muestra el drama de la migración irregular en Chile

Víctima de bullying

Los padres del niño venezolano no dudan en calificar el hecho como un caso de bullying y xenofobia. Indicaron que el hecho ocurrió en un momento en que la maestra se ausentó del salón, dejándole al joven la tarea de anotar a los alumnos que llegaron tarde. 

“Mi hijo era encargado del salón y le dijo a su compañero que lo iba a apuntar por haber llegado tarde. Eso le molestó al otro chico y lo agarró por el cuello generándole asfixia mecánica y, cuando cayó, lo golpeó en la cabeza generándole una hemorragia en el cerebro”, dijo.

Saraí Alvarado, madre de la víctima, no descarta que haya sido agredido por más de un niño. Contó a Canal N que su hijo perdió el conocimiento al ser asfixiado, por lo que lo golpearon y patearon mientras estaba inconsciente. También indicó que no es la primera vez que Jhoangel es acosado en clases. En 2018, un venezolano fue detenido luego de participar en el asesinato y desmembramiento de dos personas en Lima. Por este caso, uno de los primeros que involucró a venezolanos, el niño sufrió ataques verbales y comentarios xenófobos por parte de sus compañeros.

Sin responsables

Un niño venezolano está hospitalizado en Perú tras ser golpeado por un compañero de clases
Saraí Alvarado (en el centro, de espaldas) pide justicia por su hijo. Foto: Cortesía RPP

Los padres denunciaron que el director del colegio, Víctor Raúl Haya de la Torre no les ha brindado ningún apoyo tras el incidente. Por el contrario, han negado cualquier responsabilidad, llegando incluso a encubrir al niño señalado como el agresor. Afirman que ante su insistencia, fueron bloqueados del grupo de WhatsApp de la escuela y ya no les atienden las llamadas.

“Me bloqueó porque le molestaba que estuviera llamando de madrugada diciéndoles que mi hijo estaba cada día peor. Iniciaron una campaña en el grupo de padres de familia y alegaron que mi hijo y yo estábamos haciendo violencia psicológica al otro niño agresor, cuando mi hijo es el que está en una cama (de hospital)”, declaró Alvarado al diario peruano La República.

La familia del presunto agresor también se negó a asumir la responsabilidad. En una aparición en el programa de farándula América hoy, Fiorella Buendía negó que su hijo haya sido quien golpeó al venezolano. “Eso es completamente falso. Mi hijo en ningún momento ha agredido a ese niño. Ese niño tiene hematomas en el cerebro y cuerpo, y un niño no puede causar tanto daño”, aseguró.

Leer más  Salud y educación, un sueño lejano para los venezolanos entre Perú y Ecuador

Investigación en curso

La Embajada del régimen de Nicolás Maduro en Perú emitió el 6 de mayo de 2022 un comunicado en el que rechazó el ataque xenófobo contra el menor de edad. En un mensaje de Twitter, indicó que iniciaron las gestiones con el Estado peruano para aclarar el caso y hacer justicia. Igualmente, aseguró que desde Caracas se dio la orden de brindar apoyo consular y económico para la recuperación del joven, cosa que todavía no ha sido confirmada por sus familiares.

Por su parte, el Ministerio de Educación de Perú también se pronunció para condenar el hecho. Informaron que se encargó a la Dirección Regional de Educación de Lima Metropolitana (DRELM) abrir un expediente del caso y brindar apoyo a la víctima. Aunque indicaron que tomarán todas las medidas necesarias, evitaron mencionar las omisiones de la directiva del colegio reportadas por los Sambrano. En cambio, hicieron un exhorto a la comunidad educativa para concientizar sobre las consecuencias del bullying

Se ha ordenado una investigación prolija para determinar las responsabilidades de cada uno de los involucrados en esta situación muy lamentable, también estamos coordinando con las autoridades del Ministerio de Salud (Minsa) para brindar todas las facilidades hasta lograr la recuperación del menor”, afirmó el titular de la DRELM, Luis Quintanilla Gutiérrez.

Entre las acciones adelantadas por Quintalla, está ayudar a la familia inmigrante a formalizar su acceso al Sistema Integral de Salud (SIS). Una vez se recupere, el niño contará con asistencia socioemocional de dos psicólogos para tratar el episodio traumático.

Leer más  Salud y educación, un sueño lejano para los venezolanos entre Perú y Ecuador

Necesitan apoyo

A pesar de las promesas de ayuda, hasta la tarde del 5 de mayo la familia Sambrano estaba sola en su cruzada. Solo la maestra del joven apareció en el hospital para apoyarlos en sus gastos médicos con 200 soles (52,81 dólares), aunque en un solo día su factura ya supera los 2.000 soles ($528). También les preocupa la mala atención en el INSN, donde sin hacer exámenes a profundidad, aseguran que el niño está estable y ya puede ser dado de alta. 

Lo han golpeado, lo estrangularon, le pegaron, tiene un derrame cerebral, pero está estable, es lo que adentro me dicen”, relató entre lágrimas Alvarado a Canal N.

Allegados a la familia y venezolanos indignados realizan desde el jueves un plantón frente al Hospital del Niño. No solo para demandar atención médica digna, sino también para recaudar fondos que permitan a los Sambrano costear el tratamiento. Además, manifestaron su rechazo ante otro episodio más de xenofobia, la cual se convirtió en los últimos años en uno de los mayores problemas de la comunidad venezolana en Perú.

Noticias relacionadas