• En las excavaciones se encontraron edificios, pero también vasijas de arcilla con un archivo de más de 100 tablillas. Foto: Universidad de Tubinga

La sequía en Irak reveló una ciudad de al menos 3.400 años de antigüedad que emergió del río Tigris. Arqueólogos e investigadores han hallado muros, edificios y palacios. 

Durante el calor extremo, el nivel del agua del embalse de Mosul ha disminuido dramáticamente. Además de los efectos climáticos, también se han retirado grandes cantidades de agua para evitar que los cultivos se sequen. 

Esto permitió que se develaran los restos de una antigua civilización. Las primeras hipótesis de los investigadores apuntan a que se trata de la ciudad de Zakhiku, un importante centro del Imperio Mitanni que dominó ese territorio entre los años 1550 y 1350 antes de Cristo. 


Foto: Universidad de Tubinga

Debido a que la ciudad podría volver a sumergirse, arqueólogos de varias instituciones se quedaron en el lugar para excavar y documentar varias partes de las ruinas. La Universidad de Tubinga (Alemania) emitió un comunicado sobre el descubrimiento, en el que participó un grupo de sus investigadores, junto con arqueólogos kurdos.

El arqueólogo kurdo Hasan Ahmed Qasim, presidente de la Organización de Arqueología de Kurdistán, y los arqueólogos alemanes Ivana Puljiz (Universidad de Freiburg) y Peter Pfälzner (Universidad de Tübingen) decidieron espontáneamente emprender excavaciones de rescate conjuntas en Kemune. Estos tuvieron lugar en enero y febrero de 2022 en colaboración con la Dirección de Antigüedades y Patrimonio en Duhok (región del Kurdistán de Irak)”, detalla el comunicado con fecha del 30 de mayo de 2022.
Foto: Universidad de Tubinga

Logros de la excavación

El equipo arqueológico consiguió mapear en gran medida la antigua ciudad. También documentaron a profundidad un palacio, una fortificación masiva de muros y torres, un edificio de almacenamiento de varios pisos y un complejo industrial. 

Leer más  Sequía mantiene en alerta a países europeos: ¿cuáles son las naciones más afectadas?
Foto: Universidad de Tubinga

Las paredes de los edificios están hechas con ladrillos de barro secados al sol y están en buen estado ya que estaban bajo tierra. “Esta buena conservación se debe a que la ciudad fue destruida por un terremoto alrededor del año 1350 a.C, durante el cual las partes superiores de los muros se derrumbaron y enterraron los edificios”, explica el comunicado. 

Uno de los hallazgos más importantes fue el de cinco vasijas de cerámica que contenían un archivo de más de 100 tablillas cuneiformes. La investigación señala que algunas de las tablillas podrían ser cartas que aún están dentro de sus sobres de arcilla. 

Foto: Universidad de Tubinga
Es casi un milagro que las tablillas cuneiformes hechas de arcilla sin cocer sobrevivieran tantas décadas bajo el agua”, indicó Peter Pfälzner.
Foto: Universidad de Tubinga

Al terminar la excavación, los arqueólogos cubrieron los edificios con láminas de plástico ajustadas y relleno de grava para evitar que las inundaciones dañen el material que fue encontrado y ruinas que aún sigan enterradas. 

Leer más  Sequía mantiene en alerta a países europeos: ¿cuáles son las naciones más afectadas?

Los investigadores llegaron a la conclusión de que esta ciudad pertenecía al Imperio de Mitanni, que controlaba gran parte del norte de Mesopotamia y Siria. Además, algunos de los artefactos encontrados corresponden al periodo Asirio, a partir del año 1350 a.C.

Noticias relacionadas