• El Observatorio Venezolano de Prisiones detalló que los presos lograron abrir un boquete en el tráiler donde permanecían aislados

El Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) informó que el sábado 4 de junio se fugaron tres presos de la sede de Polimaracaibo en Vereda del Lago, estado Zulia. Los reos, que padecen de tuberculosis, estaban aislados para evitar contagios. Sin embargo, lograron abrir un boquete en el tráiler donde permanecían. 

Los prófugos fueron identificados como Alexander Herrera Castillo, Fernando José Páez León y Franklin Antonio Montiel Montero. La ONG no especificó las edades de los reos.

“Los organismos de seguridad activaron un dispositivo de seguridad, pero hasta el momento no han logrado recapturarlos”, precisó el OVP a través de su cuenta en Twitter.

Detalles de la fuga

Jorge Soto, director general de Polimaracaibo, detalló que “los tres privados abrieron una fisura en el área de resguardo por la cual aprovecharon un descuido de los custodios para evadirse”.

Leer más  PDVSA recibirá cargamento de 3,2 millones de barriles de petróleo iraní

De acuerdo con la organización no gubernamental (ONG) Una Ventana a la Libertad, las autoridades tras percatarse de la ausencia de los tres detenidos, activaron un rastreo por la Vereda del Lago y en las comunidades adyacentes a la sede policial.

Además, notificaron a la Fiscalía 25 del Ministerio Público y pusieron a disposición de la comunidad el número telefónico 0412-3533150, para recibir cualquier información que logre la recaptura de los evadidos.

Soto mencionó que Herrera Castillo y Montiel Montero estaban detenidos por robo agravado, mientras que a Páez León lo procesaban por actos lascivos.

Tuberculosis en las cárceles

Hasta abril de 2022, Una Ventana a la Libertad había contabilizado al menos cuatro reos fallecidos por tuberculosis en Lara. Todos los casos ocurrieron en la Comunidad Penitenciaria Fénix, en Barquisimeto.nnEn octubre de 2021, la organización denunció que entre abril y septiembre de ese año fallecieron 31 reclusos por tuberculosis en 119 calabozos policiales de Distrito Capital, Miranda, Vargas, Nueva Esparta y Zulia.nnLa falta de atención médica y el hacinamiento mantienen a los reos en alerta debido a que se enfrentan a la posibilidad latente de contagiarse de tuberculosis, una de las enfermedades infecciosas más mortíferas del mundo.n

Recientes fugas de presos

El 7 de mayo de 2022, la organización informó que dos privados de libertad se fugaron de la Estación Policial del Instituto Autónomo de Policía del estado Nueva Esparta (Iapolebne) ubicado en San Juan Bautista, municipio Díaz. 

Leer más  TikTok habilitó botón de dislike para los comentarios

Los sujetos, identificados como Omar Lorenzo Marcano Bermúdez (conocido como “El burro”) y Yendi Javier (apodado “El Pititi”), huyeron la madrugada de ese sábado. Según fuentes extraoficiales, los presos fueron detenidos luego de ser conseguidos en flagrancia hurtando unas bombonas de gas en residencias de la población de San Juan Bautista, en la Isla de Margarita.

La ONG indicó que los presos aparentemente lograron romper la reja de una ventanilla usada para suministrar alimentos y salieron sin ser vistos por los funcionarios.

Sin embargo, los efectivos de seguridad lograron la recaptura de Marcano Bermúdez el 23 de mayo. 

“Aplicando un Patrullaje Inteligente y en coordinación con los Cuadrantes de Paz, los uniformados regionales lograron recapturar a alias El Burro, en las adyacencias de la Avenida 31 de Julio”, puntualizó la organización. 

El 28 de marzo, el OVP indicó que cuatro presos se fugaron del Internado Judicial de San Antonio ubicado en la isla de Margarita. Los prófugos están identificados como Jesús Rodríguez, Bryant Ramos, Isaías Cardona y Marcos Hernández. 

Leer más  Un proyecto brinda camas restauradas al Hospital Domingo Luciani

Se divulgó en medios locales que a Ramos lo condenaron por homicidio intencional; mientras que Hernández y Cardona pagaban condena por robo agravado.

Situación en las cárceles

Recientemente, el OVP precisó en un informe que las 52 cárceles de Venezuela están minadas de problemas “complejos” de hacinamiento, corrupción, desnutrición y violaciones de derechos fundamentales a decenas de miles de hombres y mujeres detenidos.

Según el documento, presentado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el hacinamiento de hasta 158 % es “crítico”.

La directora del OVP, Carolina Girón, precisó en entrevista con Voz de América que los presos en Venezuela viven en pabellones y áreas comunes, no en celdas individuales.

Agregó que los espacios están dominados por líderes conocidos como “pranes”, cuyos grupos cobran en dólares a toda la población por cupos de comida, puestos para dormir y la posibilidad de tener visitas conyugales.

En este sentido, puntualizó que el régimen de Nicolas Maduro niega que haya crisis en las cárceles y desmiente que “pranes” dominen esos espacios. 

Girón mencionó que en el primer semestre de 2021, liberó a cientos de detenidos bajo el régimen de “confianza tutelada”, como parte de una política de prevención contra el covid-19.

Noticias relacionadas