• La Fiscalía capturó a dos venezolanos involucrados en una serie de torturas y descuartizamientos. Afirmó que la banda criminal está en guerra con otras organizaciones por el control de territorios al sur de la capital

La Fiscalía de Colombia informó que dos venezolanos fueron arrestados por torturar y asesinar a un joven en la localidad de Kennedy, en Bogotá. A través de un comunicado publicado el 12 de julio de 2022, señalaron a los sospechosos como presuntos miembros de la banda criminal el Tren de Aragua.

El cadáver fue encontrado el 18 de abril de 2022 en una vía pública del barrio Las Palmeras. Estaba envuelto en una lona blanca y presentaba claros signos de maltrato. Las investigaciones posteriores llevaron a la captura de Víctor Manuel Quintero y Alfredo Brito Pérez, en esa misma localidad.

“Según el material probatorio, luego de ejecutar el crimen, estos dos hombres se habrían reunido con varios presuntos integrantes de la estructura criminal conocida como el Tren de Aragua, en un bar del sector donde ocurrió el crimen. En el establecimiento, al parecer, exhibieron algunos videos en los que se veía la manera en la que sometieron al joven, quien estaba inmovilizado de pies y manos”, explica el texto.

Sembrando miedo

La policía colombiana señala al Tren de Aragua por ola de asesinatos en Bogotá
Foto: Cortesía El Colombiano

De acuerdo con el portal El Colombiano, el asesinato en Kennedy está relacionado con una ola de brutales homicidios cometidos allí y en otras zonas del sur de la capital. El director de la seccional Bogotá de la Fiscalía, Manuel Martínez, aseguró al referido medio que Brito y Quintero eran sicarios a los que se les había encomendado la tarea de matar personas para luego descuartizarlas y abandonarlas en bolsas de basura en plena calle.

Leer más  Un venezolano entre los desaparecidos tras el naufragio de una embarcación en Honduras

Estas bolsas fueron apareciendo desde principios del año principalmente en Kennedy, pero también en localidades como Los Mártires, Teusaquillo, Suba, San Cristóbal y Engativá. Hasta ahora se han encontrado 16 cuerpos bajo este patrón. En una entrevista realizada en mayo por el diario El Tiempo, Martínez aseguró que la mayoría de las víctimas eran venezolanos, muchos involucrados con redes de microtráfico de drogas en la zona.

Las razones de esta ola de violencia por parte del Tren de Aragua tienen un fin claro: infundir miedo a sus adversarios y a todo el que se les oponga. A finales de 2021 las autoridades desmantelaron la banda de “Los Camilos”, que operaba en el sur de la ciudad. Desde entonces, varias organizaciones como Los Zetas o la Oficina de Envigado están en guerra por el control de territorios. 

El comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, Jorge Eliécer Camacho, declaró al respecto que el Tren de Aragua tiene presencia en Kennedy, Los Mártires y Bosa. Allí se dedican principalmente a actividades como el sicariato y la venta de drogas. Agregó que hasta el momento han logrado detener a cinco personas por los descuartizamientos, y están en la búsqueda de otros posibles responsables.

Leer más  Oficializaron en Gaceta Oficial la resolución que permite grabar procedimientos en alcabalas

Proyección internacional

Camacho aclaró que si bien actualmente el Tren de Aragua posee miembros de varias nacionalidades, el cerebro de la organización sigue en su tierra natal: Venezuela. Su líder, Héctor “el Niño” Guerrero, dirige desde la cárcel de Tocorón una poderosa estructura criminal presente en al menos seis estados venezolanos. 

De sus comienzos como un sindicato de constructores del inconcluso ferrocarril de Aragua solo quedó su nombre, pues actualmente se dedican a diversos delitos que van desde la extorsión y el hurto, hasta el secuestro, narcotráfico y asesinato.

Su consolidación como una de las megabandas más grandes del país los llevó al estado Táchira, donde incursionaron en el negocio del contrabando y el paso de personas por las trochas de la frontera colombo venezolana. Esto los ha llevado a tener disputas con grupos guerrilleros como el Ejército de Liberación Nacional (ELN). El Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) advirtió que el cartel del Clan del Golfo pudo haberle abierto el paso al Tren de Aragua para llegar hasta el centro de Colombia, como parte de una asociación.

Con la crisis migratoria venezolana, el grupo aprovechó para expandirse más allá, llegando a países como Ecuador, Perú, Brasil y Chile. Allí han protagonizado titulares en la prensa por la crudeza de sus crímenes. En algunos casos han figurado por establecer alianzas con bandas locales, y en otros por integrar redes de explotación sexual y trata de personas, en la que utilizan a otros migrantes venezolanos.

Leer más  Cámaras comerciales de Táchira piden control de alcabalas en la frontera con Colombia

Lucha sin cuartel

Las autoridades colombianas han centrado sus esfuerzos en desmantelar las células de la megabanda que se han instalado dentro de su territorio. “Pusimos fin a los actos criminales de la banda Tren de Aragua en Colombia. Una sanguinaria organización comandada desde Venezuela, que torturaba y descuartizaba en barrios del sur de Bogotá”, escribió el ministro de Defensa de Colombia, Diego Molano, a propósito de la captura en Kennedy.

El 29 de agosto del 2021, Edwin “el Mocho” Soto, un antiguo pran, se quitó la vida en Ciudad Salitre, Bogotá, tras una discusión con su esposa. Aunque fue a mano propia, la muerte del autor de la masacre de la cárcel de Sabaneta (estado Zulia) significó un duro golpe contra la organización, de la cual era uno de sus cabecillas en Colombia. Desde entonces se desconoce quienes dirigen ahora las operaciones en ese país.

No obstante, en su declaraciones, Camacho aseguró que intensificarán las patrullas y redadas en las zonas bajo control del Tren de Aragua con el fin no solo de frenar la ola de asesinatos, sino de acabar con una de las franquicias criminales más importantes salidas de los valles del centro de Venezuela.

Noticias relacionadas