• Las temperaturas en Portugal alcanzaron los 47 grados centígrados, mientras España lucha contra el fuego en varias de sus comunidades autónomas 

La ola de calor en Europa  ha provocado una serie de incendios en varios países del continente durante el mes de julio. Las temperaturas han superado los 40 grados centígrados lo que, junto con la sequía, causó el fuego en campos y reservas forestales. 

Las naciones más afectadas son: España, Grecia, Francia  y Portugal. Otro territorio en el que se registraron incendios recientemente fue Hungría, por lo que los países del centro de Europa también están viendo las consecuencias del calor extremo. 

Incendios en Europa: las dramáticas consecuencias que ha dejado la ola de calor en el continente
Foto: EFE

Incendios forestales en Grecia

El Cuerpo de Bomberos de Grecia lucha el viernes 22 de julio  para contener un incendio que amenaza el Parque Nacional de Dadia que, en una extensión de casi 43 hectáreas es una de las mayores reservas nacionales y uno de los pocos santuarios de aves rapaces raras en Europa, en la región griega de Evros en el noreste del país.

El fuego comenzó el 21 de julio al mediodía en la presa de Suflí y por la noche se fue extendiendo hacia el suroeste. El fuego está quemando un denso bosque de pinos mientras 291 bomberos con 65 medios terrestres y 10 aéreos intentan controlar las llamas que por ahora no amenazan a ninguna población.

A pesar de ser una zona de difícil acceso, la situación está controlada en el oeste y en el sur, y en el norte donde los bomberos continúan luchando contra el fuego con el objetivo de evitar que las llamas se propaguen hacia la zona del parque donde la vegetación es aún más densa.

El bosque de Dadia fue una de las primeras áreas griegas en ser protegidas por el Estado heleno, pues se trata de un hábitat natural con gran biodiversidad. Allí se pueden encontrar especies de animales y plantas de numerosas regiones, como los Balcanes, Asia y el resto de Europa. Esta reserva alberga la única población reproductora de buitres negros en los Balcanes, según la página web del parque.

En los últimos días se registraron grandes incendios en Grecia: el 19 y 20 de julio a las puertas de Atenas y 21 de julio en la península del Peloponeso. En el municipio de Ágnanta en la región de Élide en el Peloponeso, donde las llamas llegaron literalmente a los patios de las casas, fue arrestado un hombre bajo la sospecha de haber provocado el incendio.

Incendios en Europa: las dramáticas consecuencias que ha dejado la ola de calor en el continente
foto: EFE

Los últimos días los bomberos están luchando contra una media de 50 incendios forestales diarios. La mayoría pueden extinguirse con rapidez, según el Cuerpo de Bomberos.

Bomberos contienen el fuego en Francia 

Los dos incendios que han quemado cerca de 21.000 hectáreas en Burdeos en Francia se mantienen contenidos y tampoco avanzaron el 21 de julio. Sin embargo, están lejos de quedar extinguidos. Aunque unas 6.000 personas que fueron evacuadas han podido volver a sus casas, quedan todavía más de 30.000 que no han podido regresar.

La prefecta del departamento de Gironde, Fabienne Buccio, explicó en una entrevista a la emisora France Info que la noche del jueves 21 de julio ha sido tranquila porque “el fuego por ahora sigue estando contenido”, aunque “no fijado”

Respecto a los evacuados, Buccio indicó que la vuelta a sus viviendas o a sus lugares de vacaciones se va a hacer “sector por sector” en función de la evolución de la situación, después de que unos 6.000 hayan podido hacerlo en La Teste de Buch.

Desde el comienzo de los incendios el 12 de julio por la tarde, han sido desalojadas 36.750 personas de sus casas y de varios cámpings. Se llevan contabilizadas 13.800 hectáreas de bosque de pinos calcinadas en el incendio de Landiras, al sureste de Burdeos y otras 7.000 en el de La Teste de Buch.

Incendios en Europa: las dramáticas consecuencias que ha dejado la ola de calor en el continente
Foto: EFE

Alrededor de 1.800 bomberos siguen movilizados, apoyados por diversos medios aéreos. El jueves había cuatro hidroaviones Canadair, dos aviones bombarderos de agua Dash y un helicóptero bombardero de agua PUMA. 

Reducción de riesgo de incendios en Portugal 

Portugal levantó el jueves 21 de julio el estado de alerta ante el riesgo de incendios tras la mejora de las previsiones de humedad, temperatura y viento para los próximos días en el país.

El ministro de Administración Interna luso, José Luís Carneiro, anunció  en rueda de prensa que a partir de ahora las restricciones pasarán a tener carácter regional y de acuerdo con la clasificación de peligro de incendio rural.

Portugal, que ha alcanzado picos de 47 grados en los últimos días, encara una caída media de las temperaturas de entre 5 y 10 grados, además de un aumento de la humedad entre el 10 y 20 %, según el ministro.

Esta semana, el ministro había precisado que cerca del 60% de los incendios declarados en el país este año fueron generados por el mal uso del fuego, un 4% por la utilización de maquinarias y alrededor del 13% fueron provocados.

La policía lusa ha detenido a más de 50 personas por su presunta relación con los incendios, casi el doble que en 2021. Los incendios que han castigado Portugal en las últimas semanas han dejado tres víctimas mortales: un piloto que trabajaba en la extinción y una pareja de ancianos que tuvo un accidente con su coche cuando abandonaban su aldea para huir de las llamas.

El país suma unos 1.200 incendios desde primeros de julio que han arrasado unas 45.000 hectáreas. 

Una pequeña tregua en España

Luego de una ola de calor en España que se ha prolongado durante diez días, los incendios forestales activos experimentaron el jueves 21 de julio una evolución favorable gracias a la mejora de las condiciones meteorológicas en una de las peores temporadas de incendios en los últimos 10 años.

Galicia, noroeste de España, es una de las comunidades más azotadas por unos incendios que arrasaron ya casi 30.000 hectáreas. Los servicios de extinción lograron frenar un fuego declarado en la provincia de Lugo que se mantiene en unas 10.000 hectáreas de superficie calcinada.

Este fuego se sitúa como uno de los más grandes de la historia reciente de Galicia. Además, se produce en una zona de gran valor ecológico, como es el Geoparque de la Unesco Montañas de Courel.

En esa misma provincia continúa activo otro incendio en la localidad de Folgoso de Courel, que arrasó ya 10.000 hectáreas. Otros fuegos de menor tamaño fueron controlados o estabilizados.

Al noreste de España, el fuego asola Aragón, donde un incendio que se declaró el pasado lunes en la provincia de Zaragoza, centro de la comunidad, entró en fase de estabilización y se logró acotar en el actual perímetro de 14.000 hectáreas, aunque no se descartan repuntes.

Incendios en Europa: las dramáticas consecuencias que ha dejado la ola de calor en el continente
Foto: EFE

En la región de Castilla y León, centro-norte de España, las perspectivas para la estabilización de los fuegos son buenas con tres activos que preocupan, tras la estabilización del registrado en la provincia de Zamora, centro-oeste, en la que se produjeron 191 fuegos con 44 pueblos desalojados entre el 11 y el 19 de julio.

El fuego también alcanzó el 21 de julio las islas Canarias, donde se lucha contra un incendio declarado en Tenerife, centro del archipiélago atlántico español. Esto abarca unas 60 hectáreas de monte bajo en una zona complicada y con mucho combustible.

España, con 193.247 hectáreas forestales calcinadas en lo que va de año, se sitúa a la cabeza de Europa en lo que se refiere al impacto de los incendios. Esto pese a la mejora de las condiciones meteorológicas, con algo menos de temperatura y más humedad, en algunas de las regiones más azotadas por el fuego.

Noticias relacionadas