• La institución acotó que actualmente solo existe un caso conocido de la enfermedad en el país; sin embargo, las autoridades sanitarias deben estar alertas y reforzar sus protocolos epidemiológicos

Luego de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara recientemente la emergencia internacional por la viruela del mono, la Academia Nacional de Medicina considera que no se debe esperar a que sea tarde para evitar un potencial foco de infección en Venezuela. En un comunicado difundido el 24 de julio de 2022, piden a las autoridades del régimen de Nicolás Maduro emitir una alerta sanitaria preventivamente.

Resaltó que la medida de la OMS compromete a todos los países a darle a la enfermedad la misma prioridad que en su momento tuvo la pandemia de covid-19 o la erradicación de la poliomielitis. En este sentido, instaron al régimen a destinar los recursos necesarios para prepararse. También indicó que debe articularse con la sociedad civil para activar los protocolos epidemiológicos, siempre apegándose al respeto de los derechos humanos.

En este sentido, la Academia dio una serie recomendaciones a las autoridades para abordar la situación. Una de ellas es reforzar la capacidad para el diagnóstico molecular y el monitoreo genético del virus. Es decir,  garantizar suficientes pruebas de laboratorio para potenciales pacientes y hacer el seguimiento de sus círculos cercanos. Acotan que esto hace necesario el desarrollo de un programa de vigilancia epidemiológica que incluya a las clínicas especializadas en infecciones de transmisión sexual. 

Por otro lado, aconsejan también comenzar de una vez las diligencias para la adquisición de antivirales y vacunas contra la viruela, ya que podrían tener una alta demanda en los próximos meses. Igualmente, piden al régimen ser transparentes en el manejo de la información a la ciudadanía, pero garantizando el respeto a la privacidad de los pacientes.

Leer más  En imágenes: así quedó el depósito del IVSS en Carapita tras el incendio

Solo un caso de la viruela del mono

“Aunque el brote es moderado en Venezuela, donde se ha confirmado un solo caso, ahora es el momento para actuar con energía para impedir la diseminación del virus, ya que un objetivo de la salud pública es prevenir las epidemias antes de que las mismas se salgan de control”, señala el comunicado.

El 12 de junio de 2022, el Ministerio de Salud del régimen confirmó el que es hasta ahora el primer y único caso de la viruela del mono conocido en Venezuela. El paciente había aterrizado en el aeropuerto de Maiquetía proveniente de Madrid, España. Días antes, había tenido contacto con personas contagiadas en la ciudad catalana de Barcelona, por lo que de inmediato se le realizó la prueba de laboratorio, dando positivo. 

En este caso, los controles sanitarios dispuestos en el aeropuerto tras la pandemia de coronavirus sirvieron para detectar el caso antes de que saliera a la calle. Actualmente el paciente se encuentra aislado y en condición de salud estable.

Preocupación sanitaria

La Academia Nacional de Medicina pide tomar medidas para prevenir la expansión de la viruela del mono en Venezuela
Foto: Cortesía

La viruela símica, o también conocida como monkeypox, es una enfermedad relativamente nueva y poco común. Hay registros de ella hasta 1950 en monos de laboratorio, y no fue hasta 1970 que se detectaron los primeros casos en seres humanos en África Central. Aunque debe su nombre a su contagio inicial entre primates, se sabe que también se puede transmitir por contacto con ratas, ratones e incluso conejos.

Leer más  Conoce quiénes conforman el gabinete ministerial del presidente Gustavo Petro

Desde entonces había sido una enfermedad endémica de países como la República Democrática del Congo y Nigeria, aunque en 2003 hubo una pequeña epidemia en Estados Unidos, con un total de 93 casos. Sin embargo, el panorama cambió el 29 de abril de 2022, cuando se detectó el primer caso en un paciente del Reino Unido. Rápidamente se propagó por España y Portugal, y luego a otras regiones.

Actualmente la OMS registra más de 16.000 casos en 75 países. El 80 % de los contagios se concentra en Europa, donde este tipo de viruela era completamente desconocido. En el resto de continentes se mantiene en un nivel moderado. Por el momento la mortalidad del virus es menor del 1 %, con solo cinco decesos confirmados.

Es la séptima vez que la organización declara la emergencia internacional desde su implementación en 2005. Lo hizo por primera vez con la gripe A (H1N1) en 2009, seguido por el ébola en 2014 y 2018. También por los brotes de polio de 2014, el virus zika en 2017 y el covid-19, que se mantiene en la actualidad.

Rápida propagación de la viruela del mono

Viruela del mono en Venezuela: régimen confirma el primer caso
Foto: Cortesía

Uno de los factores que más preocupa a las autoridades sanitarias es la rapidez del monkeypox para contagiarse. En gran parte esto se debe a que las generaciones actuales no están inmunizadas contra el virus de la viruela, cuya enfermedad se declaró como erradicada durante la década de los setenta. Precisamente una de las opciones que la OMS estudia es utilizar la vacuna que acabó con su variante humana y adaptarla para este nuevo brote.

Leer más  #TeExplicamosElDía | Lunes 15 de agosto

En un principio se descubrió que los primeros pacientes eran homosexuales que habían transmitido la enfermedad luego de tener relaciones íntimas. Esto llevó a muchos analistas a comentar que eran el principal grupo de riesgo epidemiológico; sin embargo, muchos expertos temen que la mala comunicación de este dato lleve a acentuar la discriminación contra este colectivo, como ocurrió con la pandemia de VIH durante los años ochenta.

“Aunque el virus comenzó a transmitirse entre redes sociales de hombres que tienen sexo con otros hombres, se sabe que ya hay casos entre mujeres y niños. Mientras tanto, es crítico que las personas más afectadas reciban los cuidados preventivos y terapéuticos necesarios, sin peligro de estigmatización o menoscabo de sus derechos humanos”,  resalta la Academia Nacional de Medicina.

Es importante aclarar que el monkeypox no es una infección de transmisión sexual ni se contagia solo entre personas del mismo sexo. De hecho, se puede contagiar de una forma muy similar a otras enfermedades como el sarampión, simplemente con el contacto directo o indirecto con un infectado.
“El virus del monkeypox puede transmitirse por contacto íntimo directo con fluidos corporales y lesiones cutáneas, por gotitas respiratorias de personas infectadas, y por contacto indirecto con superficies y materiales tales como ropa, toallas, ropa de cama, cubiertos y platos de personas infectadas”, explica la institución.

Noticias relacionadas