• El científico Dawrin Pech Puch se enfocó en utilizar la adaptación y mecanismos de supervivencia de las esponjas como elementos para posibles medicamentos 

El biólogo marino Dawrin Pech Puch, de nacionalidad mexicana, descubrió recientemente moléculas en esponjas marinas con potencial farmacológico para tratar el covid-19 y el alzhéimer. 

Los especímenes evaluados son de la península de Yucatán, ubicada al sureste de México, como parte de una investigación realizada por Pech Puch con el auspicio de universidades en España, el Reino Unido, Alemania, Portugal y México. 

“Mi investigación se centra en la exploración y búsqueda de fármacos en diversas especies marinas y resultó que las moléculas también pueden ayudar a combatir células cancerígenas y bacterias multirresistentes que hay en hospitales”, explicó el biólogo en una entrevista para la agencia de noticias EFE. 

El científico detalló que en una de las moléculas estudiadas se encontraron propiedades antiinflamatorias lo suficientemente eficientes como para tratar el alzhéimer. De acuerdo con el mexicano, otras dos moléculas tienen potencia antiviral capaz de combatir al covid-19.

Borrador automático

Estrategias de supervivencia 

Pech Puch señaló que la península de Yucatán es un lugar ideal para la búsqueda de especies como las que está estudiando, debido a que está rodeada por las aguas del Golfo de México y del Mar Caribe. 

Estas condiciones obligan a las especies a desarrollar estrategias de supervivencia. La investigación del mexicano se basa en aprovechar esas adaptaciones para su uso médico y farmacológico. 

A veces usan sus moléculas para alimentarse, defenderse de los depredadores, competir entre ellas y poner su espacio en el ecosistema marino, que es rico en la producción de fármacos”, agregó. 
Borrador automático
Foto: EFE

La investigación de Pech Puch sobre productos marinos tiene un enfoque desde el punto de vista de la taxonomía, es decir, que cada una de las especies tiene sus propias moléculas y beneficios.

“Las esponjas marinas son organismos acuáticos primitivos, que habitan desde hace millones de años en el ambiente marino y las hay también en ambientes dulceacuícolas”, destacó el biólogo.

Especies marinas con aportes a la farmacología 

En el mercado existen nueve productos naturales y de origen marino que se usan de manera directa en los medicamentos, entre ellos uno que se aisló de un molusco y se considera un fármaco entre 20 y 50 veces más potente que la morfina.

En Yucatán varios equipos científicos ya estudian grupos de moluscos, cónidos y algas marinas. Las esponjas son poco exploradas y esto impulsó al mexicano para emprender una investigación con estas especies en esa zona y parte del Caribe. 

Borrador automático

Una vez que Pech Puch recolecta las esponjas, se sigue un proceso químico para obtener los productos naturales que están dentro de las células de la especie marina. “A partir de una mezcla de disolventes logramos romper las células y extraer los compuestos de interés y seguimos con un proceso de aislamiento utilizando herramientas cromatológicas que básicamente son estrategias de separación para aislar cada molécula”, explicó.

Hasta el momento, el científico ha encontrado en 10 moléculas actividad antibacteriana frente a cuatro bacterias multirresistentes a antibióticos. En cuatro moléculas halló potencial contra los adenovirus, en otras cinco moléculas encontró que son activas frente cinco tipos de cáncer y descubrió dos potentes fármacos para tratar el covid-19. 

En este proyecto colaboran el Instituto de Investigaciones Biomédicas y el Centro de Investigaciones Científicas, ambas de la Universidad de La Coruña, y la Fundación Medina de España. También participan el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y universidades de Sevilla, Alemania, el Reino Unido y Portugal. 

Noticias relacionadas