• En el lugar se incautaron 476.670 dólares falsos, además de cinco millones de pesos y 530 láminas listas para ser impresas

El Cuerpo Técnico de Investigación Criminal y Judicial (CTI) de la Fiscalía de Colombia capturó y judicializó a tres presuntos miembros de una red criminal que tenían un centro de falsificación de dólares en Maicao, una zona fronteriza con Venezuela.

Los implicados fueron identificados como: José Alfonso Díaz Aguilar, presunto cabecilla de la estructura delincuencial, encargado de contactar a los enlaces que movían las divisas. Greyser Deivis Socarrás Rivera, supuesto encargado de la impresión de los billetes y su modificación para que parecieran auténticos; y Marco Tulio Pérez Charris, quien sería responsable de maquillar los billetes utilizando tintas  y técnicas artesanales para resaltar logos, símbolos y sellos de seguridad.

Cortesía / Fiscalía de Colombia

Carlos Roberto Izquierdo Ortegón, director especializado contra las organizaciones criminales, reveló que a los hombres se les imputó por los delitos de falsificación de moneda nacional o extranjera, tráfico de moneda falsificada y concierto para delinquir.

Leer más  Las medidas que implementó Iván Duque durante su gobierno para apoyar a los migrantes venezolanos 

De acuerdo con la Fiscalía, el centro funcionaba en un inmueble en Maicao. En el lugar se halló una imprenta industrial, impresoras, tintas, una máquina tarjetera, negativos y plantillas para fabricar billetes de diferentes denominaciones. Se incautaron 476.670 dólares falsos, además de cinco millones de pesos y 530 láminas listas para ser impresas.

La ruta del dinero

Según la investigación preliminar, los dólares falsificados eran enviados en encomiendas o a través de denominados correos humanos a Venezuela y Panamá. En esos países diversos enlaces de la organización delictiva los ingresaban al sistema financiero.

La Fiscalía dio a conocer que los pesos colombianos eran distribuidos en tiendas de barrio, supermercados, en el transporte público y entre prestamistas informales.

Leer más  Lo que los psicólogos quieren que los adultos jóvenes sepan

La investigación estableció que Díaz Aguilar habría adquirido en varias oportunidades bolívares para darles apariencia de legalidad y utilizarlos en transacciones financieras.

Díaz Aguilar y Socarrás Rivera deberán cumplir medida privativa de libertad en un centro carcelario, mientras que Pérez Charris acatará la misma medida en su lugar de residencia.

Noticias relacionadas