• Greg Abbott ha tomado como estrategia electoral enviar a personas indocumentadas a estados donde gobiernan representantes del Partido Demócrata como protestas a las políticas de Biden

El gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, envió el sábado 17 de septiembre un nuevo autobús con unos 50 migrantes indocumentados a las puertas de la residencia de la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, en Washington. El gesto ha sido criticado por organizaciones de derechos humanos.

La mayoría de migrantes son de Venezuela, incluido un bebé de un mes, que fueron apreados en las inmediaciones del Observatorio Naval, al noroeste de la capital estadounidense, residencia de Harris, informó la cadena ultraconservadora Fox News.

Organizaciones humanitarias atendieron a estas personas con alimentación y ropa, y las trasladaron rápidamente a albergues en Washington.

Otros tres autobuses con migrantes enviados por el gobierno de Texas llegaron este sábado a Nueva York, como parte de la estrategia electoralista del gobernador texano para criticar la política migratoria del presidente, Joe Biden.

Leer más  62 % de los migrantes venezolanos prefieren quedarse en Colombia
El gobernador de Texas envió otro grupo de migrantes venezolanos hasta la residencia de Kamala Harris

Abbott advirtió sus intenciones previamente

En abril pasado, Abbott anunció su intención de mandar a indocumentados a Washington, en respuesta a la decisión del gobierno de Biden de rescindir una normativa sanitaria que permitía expulsarlos por la pandemia de covid-19, que no llegó a ponerse en marcha por el bloqueo de los tribunales.

A principios de agosto, los autobuses con migrantes comenzaron a llegar a la ciudad de Nueva York y este mes a Chicago.

El  jueves 15 de septiembre, dos autobuses fletados por Texas llegaron sin previo aviso a las puertas de la residencia de Kamala Harris en lugar de la estación de trenes de Washington, la Union Station, donde las ONG estaban esperando a los migrantes.

Ese mismo día, el gobernador de Florida, el también republicano Ron DeSantis, se sumó a la estrategia de Abbott y fletó dos aviones para enviar a migrantes indocumentados a Martha’s Vineyard, exclusiva isla del estado de Massachussetts, donde tiene una residencia el expresidente Barack Obama (2009-2017).

Con información de EFE.

Noticias relacionadas