• Los proveedores de servicios de Internet, los hackers y otras personas pueden recopilar un tesoro entre los datos de los usuarios. Los VPN permiten tener más privacidad (a veces)

Esta es una traducción hecha por El Diario de la nota When to Use a VPN —and When It Won’t Protect Your Data, original de The Wall Street Journal.

Las redes privadas virtuales, más conocidas como VPN (por sus siglas en inglés), están rodeadas de misterio. Estas herramientas de software están destinadas a ocultar los datos que entran y salen de tu teléfono o PC, para hacer que navegar por la web y otras actividades sean más privadas. Pero eso no siempre es tan sencillo.

Comencemos con lo primero. ¿Por qué sería útil usar un VPN? Por una parte, cuando estás navegando, tu proveedor de servicios de Internet (ISP en inglés) puede ver muchos de los datos que pasan a través de tus dispositivos. Sabe dónde estás, qué aplicaciones descargas, por cuáles sitios web navegas y cuánto tiempo pasas en un sitio. Los ISP pueden usar esa información para mejorar sus productos, pero también pueden vendérsela a los profesionales del marketing.

“En la mayoría de los lugares de Estados Unidos, los ISP pueden buscar, procesar y vender cualquier información que vean”, comenta Paul Ohm, profesor de derecho en el Centro de Derecho de la Universidad de Georgetown que se especializa en privacidad de la información. “Los VPN abordan muchas de esas amenazas” y también pueden protegerte de los hackers cuando estás en una red Wi-Fi pública.

Para usar una VPN, solo basta con descargar una aplicación y activarla. Dicha aplicación crea un canal privado en la web abierta y cifra sus datos, convirtiéndolos en una cadena de código ininteligible y los enruta a través de los propios servidores del proveedor de VPN. El proceso asocia tu navegación web con la dirección IP del servidor VPN, ocultando tu actividad en línea de tu ISP. Los sitios web y las aplicaciones pueden pensar que estás iniciando sesión lejos de tu ubicación real, y no deberían poder ver lo que estás haciendo cuando tienes activado el VPN.

Pero lo que pasa luego puede variar, según explican los expertos en seguridad cibernética y los investigadores de la industria. A veces, obtienes exactamente lo que esperas: una experiencia en línea oculta de miradas indiscretas; otras veces, no solo eres el cliente, también eres el producto. Algunos proveedores de VPN que registran tu tráfico en Internet pueden compartir tus datos con otras empresas sin tu conocimiento.

Por eso aquí te explicamos tres casos de uso común de VPN y exploramos qué tan efectivos son para mantener tus datos seguros.

Cómo usar un Wi-Fi público de forma segura

Escenario: te estás conectando a una red Wi-Fi pública en tu hotel, en el aeropuerto o en un restaurante local. ¿Cuáles son los peligros?

Si inicias sesión en una red Wi-Fi pública, un hacker podría interceptar cualquier información no cifrada que ingrese en la web, por ejemplo, tu número de tarjeta de crédito u otra información personal. Incluso es posible que te estés conectando a un punto de acceso Wi-Fi no autorizado que parece estar a cargo de una empresa legítima, pero no es así.

Leer más  La Unión Europea donó 3 millones de dólares para la oficina de derechos humanos de la ONU en Venezuela 

Las amenazas asociadas con las redes Wi-Fi públicas legítimas han disminuido un poco, porque la mayoría de los sitios web utilizan conexiones seguras (ese texto “https” o icono de candado en la parte superior del navegador), manteniendo tu información privada. Sin embargo, el riesgo de que la información personal sea interceptada es la razón más común por la que las personas recurren a los VPN, dice Roya Ensafi, profesora asistente de ciencias de la computación de la Universidad de Michigan, y quien dirigió un extenso estudio sobre los proveedores de VPN el año pasado.

Los VPN pueden proteger tus datos cuando usas una red pública porque ocultan todos los datos que llegan y salen de tu dispositivo, explica Michael Horowitz, investigador de seguridad y consultor informático independiente con sede en Nueva York. En caso de que estés utilizando sitios web o servicios que no tienen encriptación propia, un VPN hará que esa comunicación parezca un galimatías para cualquier fisgón.

Los VPN no siempre brindan una experiencia oculta en la web. A veces, no solo eres el cliente, sino también el producto.

Cuándo es recomendable usar un VPN: ¿esto protegerá tus datos?
Ilustración: Beth Goody

“Los VPN están diseñados para garantizar que nadie más conectado a la red de la cafetería pueda ver lo que estás haciendo”, dice Horowitz. “Eso incluye al propietario, a otros clientes del local, e incluso a la persona que configuró el enrutador”.

Aun así, si bien tus datos están a salvo de personas ajenas, todavía corres el riesgo de que el propio proveedor de VPN acceda a ellos. Para ofrecer más seguridad, muchos VPN, pero no todos, tienen una política de “no registros”, lo que significa que no “registran” ni guardan información sobre dónde te conectas. Algunos VPN, como NordVPN y Proton VPN, le envían su tecnología a analistas independientes para una auditoría de privacidad y seguridad. Luego publican los resultados.

Si tu conexión VPN se cae, o cuando intercambias los servidores VPN (luego damos más detalles de eso), es posible que tus datos no estén encriptados. Los VPN con el llamado “interruptor de apagado”, como Secure VPN de Norton, pueden solucionar eso, según los expertos en seguridad. Algunos interruptores de “nivel de sistema” no te permitirán navegar por Internet hasta que se establezca tu conexión VPN.

Ver Netflix y otras plataformas de streaming

Escenario: deseas ver películas en Netflix mientras te encuentras viajando en el extranjero, pero algunos títulos no están disponibles porque tu perfil está vinculado al país donde abriste la cuenta. O eres un gran admirador de Love Island y quieres sintonizarlo en vivo mientras suena en el Reino Unido, excepto que no es donde vives.

Aunque casi todo el contenido original de Netflix está disponible a nivel mundial, algunos lanzamientos son regionales y es posible que no estén disponibles para transmitir más allá de las fronteras de Estados Unidos. Otros servicios, como Hulu, no operan en el extranjero.

¿Los VPN resolverán esto? Depende de qué VPN estés usando y con qué frecuencia este actualiza su software para sortear las restricciones de VPN de un servicio de transmisión.

Leer más  #TeExplicamosElDía | Jueves 22 de septiembre

“Los servicios de transmisión intentan detectar la elusión de sus características de seguridad, y los proveedores de VPN intentan evitar esa detección”, comenta David Walkiewicz, director de investigación de pruebas en AV-Test, una firma independiente de investigación de seguridad de tecnologías de la información con sede en Alemania. “Así que un día pueden funcionar, pero otro día puede que no”.

Además, incluso si pagas por Netflix u otro servicio, es posible que estés violando los términos de uso de la aplicación al usar un VPN. Si Netflix, por ejemplo, detecta que estás utilizando un VPN, su visualización podría limitarte a programas y películas para los que Netflix tiene derechos globales, como El juego del calamar y Stranger Things, según la política de la empresa. Cuando apagas tu VPN, Netflix te permitirá ver los videos disponibles en el país en el que te encuentras.

Pero si tu VPN elude la detección, podrá ver contenido disponible en otros países. Durante nuestra prueba, NordVPN en MacOS pasó por alto el software de bloqueo geográfico de Netflix. La aplicación le permite a los usuarios seleccionar la ubicación de su servidor, y cambiarlo al Reino Unido permitió que Rick y Morty se reprodujera en Estados Unidos, donde actualmente lo transmite el competidor de Netflix, Hulu.

Otros VPN, como Kaspersky, Avira y Avast, han funcionado en el pasado, dice Walkiewicz.

“Es como el juego del gato y el ratón”, comenta.

Trabajando encubierto

Escenario: no quieres que tu proveedor de servicios de Internet residencial tenga tantos datos sobre ti, y también deseas limitar lo que otras empresas, entidades gubernamentales y otros puedan ver.

¿Esto lo puede resolver un VPN? Debería poder hacerlo. Los VPN a menudo se usan en países con censura opresiva, ya que ayuda a las personas a navegar de forma anónima sin interferencia del gobierno, dicen los expertos.

Sin embargo, un VPN no bloquea toda la información. Tu proveedor de servicios de Internet puede ver que estás usando un VPN y puede ver la dirección IP del servidor VPN, advierten los expertos. Incluso cuando el VPN está activado, tu ISP sabrá a qué hora te conectaste a Internet y tendrá acceso a la cantidad de datos que estás enviando y recibiendo. Pero mientras los datos están encriptados por un VPN, el ISP no puede ver qué sitios web estás visitando, qué palabras estás buscando o la cantidad de tiempo que pasas en una página web.

Si te encuentras en un país con una censura estricta, el gobierno puede intentar bloquear los VPN para regular el tráfico de Internet. En ese caso, puede que tengas que probar varios VPN distintos.

“Los usuarios tienen que revisar bien para encontrar un VPN que funcione y, a veces, esto puede cambiar”, dice Walkiewicz. “Pueden funcionar un día y dejar de hacerlo al día siguiente y viceversa”.

Más allá de los VPN

Si no estás seguro de qué VPN es el adecuado para ti, existen otras formas de hacer que tu navegación en línea sea más privada.

Private Relay de Apple está disponible como software beta para suscriptores de iCloud+, aquellos que pagan 99 centavos o más mensualmente por almacenamiento adicional en iCloud. Funciona como un VPN, ocultando el tráfico web (de los usuarios) del propio Apple, los ISP y los anunciantes. Apple también te permitirá cambiar tu dirección IP para que los sitios web puedan proporcionar contenido local.

Leer más  Suspendieron el concierto de Luis Fonsi en Venezuela

Pero a diferencia de un VPN, no funciona en todos los navegadores, solo en el Safari de Apple. Tampoco te permitirá sortear los bloques de geolocalización, por lo que no podrás usar Netflix UK.

Para activarlo, ve a la configuración de tu iPhone, selecciona tu nombre en la parte superior, luego iCloud, y presiona el interruptor junto a Private Relay (Beta) para que ponga verde. En una Mac, selecciona el menú Apple > Preferencias del sistema y luego haz clic en ID de Apple. Selecciona iCloud > Retransmisión privada.

El software, lanzado por Apple en 2021, permanece en versión beta, pero la compañía dice que es lo suficientemente robusto y seguro para usar.

Tanto los usuarios de iPhone como los de Android que buscan una capa adicional de protección pueden suscribirse a Google One, que incluye un VPN “para encriptar el tráfico en línea de tu teléfono, sin importar qué aplicación o navegador esté usando”, según el sitio web de Google.

El VPN de Google está incluido para los planes de datos de dos terabytes por $9,99 mensuales. Para activarlo, debes iniciar sesión en tu cuenta de Google. En dispositivos Android, abre la aplicación Google One, toca Beneficios en la parte inferior de la página, busca el beneficio de VPN y selecciona Ver detalles. Activa Habilitar VPN. En iOS, inicia sesión en tu cuenta de Google en la aplicación Google One, toca Inicio en la parte inferior, luego selecciona Habilitar VPN.

En pocas palabras: los expertos dicen que prácticamente cualquier VPN debería protegerte de ser espiado por extraños. Pero si no estás dispuesto a pagar por el servicio, debes reducir tus expectativas. Las empresas que no te cobran necesitan ganar dinero de alguna manera. Podría ser a través de la venta de tus datos.

Qué buscar en un VPN

Precio: a menudo, los VPN pagos son opciones más seguras que los gratuitos. Las empresas que ofrecen VPN gratuitos pueden ganar dinero vendiendo anuncios, pero también vendiendo los datos de sus usuarios.

Política de no registro: busca un VPN que tenga una política de cero registros, lo que significa que no almacena información de identificación personal. Consulta la política de privacidad para averiguar si los auditores independientes verifican la garantía de no registro.

Compatibilidad: algunos VPN no están disponibles en todas las plataformas. Verifica la compatibilidad multiplataforma si planeas usar un VPN en varios dispositivos, o tanto en tu casa como cuando no estás. Asegúrate de que el VPN que elijas funcione con el sistema operativo que use tu dispositivo.

Servidores: averigua cuántos servidores enumera el proveedor de VPN en su sitio web y dónde se encuentran esos servidores. Si estás buscando sortear las restricciones de transmisión regional, asegúrate de que el proveedor tenga servidores en los países donde deseas acceder al contenido.

Traducido por José Silva

Noticias relacionadas