• Se trata de un fenómeno espacial conformado por nubes de gas y polvo interestelar que se asemeja a una formación rocosa

El telescopio espacial James Webb de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) captó una fotografía nítida de los icónicos Pilares de la Creación, que son un conjunto de nubes de gas y polvo interestelar que se encuentran en el Sistema Solar a 6.500 años luz de la Tierra en la Nebulosa del Águila. 

Ya en el año 1995, el telescopio Hubble había fotografiado los pilares mediante una secuencia de 32 imágenes distintas de cuatro cámaras separadas del Hubble. En esa ocasión, la nebulosa se apreciaba opaca y rodeada de algunas estrellas rojas.

Ahora, gracias a la tecnología del James Webb, se puede observar una mejor imagen tridimensional de los pilares que parecen formaciones rocosas doradas y se aprecian mejor la gran cantidad de estrellas que están alrededor.

Los Pilares de la Creación, capturados recientemente por el Telescopio James Webb
A la izquierda fotografía de Hubble, a la derecha fotografía de James Webb – NASA

La nueva vista de los Pilares de la Creación ayudará a los investigadores a renovar sus modelos teóricos de formación de estrellas, ya que podrán identificar de manera precisa las estrellas recién formadas, junto con las cantidades de gas y polvo. 

Leer más  Premios Grammy 2023: ¿cuándo es y dónde ver esta edición?

De acuerdo con la NASA, el objetivo es comprender de una forma más clara cómo se forman las estrellas en el universo y cómo salen de las nubes de polvo durante millones de años. 

Los detalles capturados por el James Webb

“Las estrellas recién formadas son las que se roban la escena en esta imagen de la cámara de infrarrojo cercano de Webb, la NIRCam”, expresó el 19 de octubre la NASA en su portal web.

Los Pilares de la Creación, capturados recientemente por el Telescopio James Webb
Cortesía de la NASA

La organización explicó que cuando se forman nudos con suficiente masa dentro de los pilares de gas y polvo, estos comienzan a colapsar por su propia gravedad, se calientan lentamente y eventualmente forman nuevas estrellas. 

“Las líneas onduladas que parecen lava en los bordes de algunos pilares son eyecciones de estrellas que aún se están formando dentro del gas y el polvo. Las estrellas jóvenes lanzan periódicamente chorros supersónicos que chocan con nubes de material, como estos gruesos pilares”, detalló la NASA. 

Leer más  ¿Cuánto debe ganar un ingeniero en Venezuela?

Añadió que el brillo color carmesí proviene de las moléculas energéticas de hidrógeno que resultan de los chorros y choques, algo que se puede apreciar en la parte superior del segundo y tercer pilar. La NASA estima que estas estrellas jóvenes tienen solo unos cientos de miles de años. 

El James Webb también captó imágenes de Neptuno y Marte 

El 22 de septiembre la NASA publicó fotos de Neptuno y Marte. En las postales se deja ver con mayor detalle cómo lucen los astros y algunos cuerpos que le rodean.

Neptuno y Marte, los astros captados por el telescopio espacial James Webb

La luz infrarroja del telescopio James Webb captó con nitidez los anillos de Neptuno, que no habían sido vistos con detalle hasta ahora, así como también siete de las 14 lunas que posee este planeta. 

Además de la luz infrarroja con la que se pudo detallar a Neptuno, el telescopio James Webb observó a principios de septiembre con la espectrometría la atmósfera de Marte, el planeta vecino de la Tierra. El equipo del observatorio detectó la emisión térmica, o la luz que emite el planeta al perder calor. 

Leer más  El serbio Novak Djokovic ganó la final del Abierto de Australia

Los expertos indicaron que las regiones más brillantes de Marte son las que están más expuestas al Sol y tienden a ser las más cálidas. En las regiones polares el brillo disminuye y en otras las temperaturas son más frías. Los resultados preliminares permitieron determinar cómo el telescopio interpreta los datos, para luego ser comparados con otros resultados anteriores de otros equipos.

Noticias relacionadas