• La niña, de nacionalidad venezolana, resultó con quemaduras de segundo grado en gran parte de su cuerpo

Una mujer confesó haber quemado a su hija de 12 años de edad luego de que la adolescente supuestamente la desobedeciera. El hecho ocurrió en Santa Marta, Colombia. 

La Policía colombiana identificó a la agresora como Yarelis Vanesa Pájaro Tapias, de nacionalidad venezolana. La mujer le provocó heridas de gravedad a la menor de edad luego de haber arrojado agua caliente sobre ella. 

El medio colombiano El Diario del Norte informó que los vecinos del sector auxiliaron a la víctima y la trasladaron hasta el hospital Universitario Julio Méndez Barreche.

Leer más  Con la Escuela: Fallas en los servicios públicos inciden en la suspensión de clases en el país

La menor de edad resultó con quemaduras de segundo grado en el tronco anterior y posterior, así como en parte de la oreja y del cuello.

De acuerdo con el reporte policial, Pájaro Tapias será imputada por el delito de violencia intrafamiliar agravada tras ser capturada en flagrancia.

Violencia intrafamiliar: la causa de la agresión

Fuentes policiales indicaron que Pájaro Tapias agredió a su hija luego de que le pidiera el favor de buscar unos zapatos. La adolescente respondió que no podía encontrarlos y se negó a seguir buscando. Ante esta respuesta, la mujer reaccionó agarrando una olla en la que tenía agua hirviendo y se la lanzó a su hija. 

¿Qué es la violencia intrafamiliar en Colombia?

La violencia intrafamiliar es cualquier tipo de abuso de poder cometido por algún miembro de la familia sobre otro; para dominar, someter, controlar o agredir física, psíquica, sexual, patrimonial o económicamente. Puede ocurrir fuera o dentro del domicilio familiar.

En Colombia, durante 2018, Medicina Legal registró 78.314 casos de violencia intrafamiliar, divididos de la siguiente manera: 59.762 de violencia contra la mujer y 18.552 contra los hombres; incluyendo los actos violentos contra niños, niñas, pareja y otros familiares, como abuelos, hermanos, tíos, etc.

Asimismo, el Código Penal colombiano, en su artículo 229, establece que el maltrato físico o psicológico contra cualquier miembro del núcleo familiar impone una pena de prisión de entre 4 y 8 años, siempre que la conducta no constituya un delito sancionado con pena mayor.

La mujer le pide que revise bien el lugar donde supuestamente estaban los zapatos, pero la menor no los encuentra. Ante la tercera solicitud, la afectada se niega volver a buscar, por lo que la progenitora se llenó de ira y la agredió”, reseñó el medio de comunicación. 

Las autoridades agregaron que la menor de edad fue sometida a una cirugía plástica y seguirá bajo observación médica.

Leer más  ¿Por qué el Comando Sur realiza ejercicios aéreos en Guyana?

“La Policía de Infancia y Adolescencia están en las labores para el restablecimiento de los derechos de la menor, quien al parecer quedaría a cargo del ICBF (Instituto Colombiano de Bienestar Familiar)”, indicó la fuente judicial.

Noticias relacionadas