• Los manifestantes exigen la disolución del gobierno actual y el llamado a elecciones generales en todo el país

La manifestación contra el gobierno de la presidenta Dina Boluarte conocida como “la toma de Lima”, ya ha dejado un saldo de 60 muertos en distintas regiones de ese país.

Las protestas lideradas por diversas organizaciones y líderes comunitarios exigen la renuncia de Boluarte y el llamado a elecciones generales para renovar el Ejecutivo y el Congreso.

Isidro Arcata Mamani, de 62 años de edad, fue víctima de los violentos enfrentamientos que se presentaron entre manifestantes y las fuerzas de seguridad en la ciudad andina de Ilave (Puno), lo que elevó a 60 el número de muertos por las protestas antigubernamentales en Perú.

La Dirección Regional de Salud (Direna) de Puno señaló en redes sociales que Arcata falleció tras sufrir un shock hipovolémico mientras era conducido por una ambulancia hacia el hospital regional de Puno.

Acciones gubernamentales

Por su parte, el primer ministro, Alberto Otálora, anunció la extensión del estado de emergencia a todo el país, incluido Lima, lo cual restringe algunos derechos civiles.

Leer más  Costo de la canasta alimentaria de Maracaibo alcanzó los 507 dólares durante el mes de enero

Asimismo, se suspendieron las clases universitarias en todo el país y el gobierno recomendó a las empresas que facilitaran las opciones de teletrabajo.

De igual forma, se pronunció el Ministerio de Salud y anunció una “alerta roja” a todos los centros sanitarios ante la previsión de que las protestas se replicaran en todo el país.

La situación mantiene un despliegue policial en Lima de 11.800 agentes de la Policía Nacional para controlar los disturbios.

En cuanto a la red de carreteras, se ha interrumpido el tránsito en 127 puntos de 18 de las 25 regiones del país, según informó el Ministerio de Transportes y Comunicaciones.

Manifestantes fueron desalojados de la Universidad de Lima

La doctora Jerí Ramón, rectora de la Universidad Mayor de San Marcos (UNMSM), informó que los manifestantes tomaron las instalaciones del campus universitario para participar en la marcha, denominada como la “Toma de Lima” y habían acordado retirarse el viernes (21 de enero) al mediodía.

El acuerdo del Consejo es que se retiraran mañana (viernes 21 de enero) a mediodía. Salen a su manifestación y ya no deben regresar y, por otro lado, estando en estado de emergencia, nosotros no podemos responder ante lo que hagan las autoridades del Ejecutivo”, dijo a RPP Noticias de Perú.

Ante la negativa de abandonar las instalaciones, este sábado la Policía de Lima ingresó hasta el centro universitario. Para la operación se utilizó un helicóptero y un dron que estuvo sobrevolando la casa de estudios previo a su intervención. 

Leer más  #TeExplicamosElDía | Lunes 6 de febrero

Asimismo, un grupo de agentes motorizados arribó hasta el acceso principal del campus universitario para resguardar la seguridad en la zona.

Aumentaron a 60 el número de muertes en medio de las protestas antigubernamentales en Perú
Manifestantes tomaron la Universidad Mayor de San Marcos (UNMSM), en Lima (Pablo Aguilar / EFE)

No se tienen detalles sobre el número de detenidos en la operación y sus respectivas identidades.

¿Por qué se dieron las protestas?

La crisis en ese país comenzó con la detención y destitución del entonces presidente, Pedro Castillo, el 7 de diciembre de 2022.

De acuerdo con el mandato de la Constitución, asumió el cargo su vicepresidenta, Dina Boluarte. Su ascenso al poder encendió las primeras manifestaciones.

En varios departamentos (estados) se propiciaron bloqueos de carreteras y se produjeron ataques contra edificios públicos así como intentos de tomar aeropuertos.

Activistas han denunciado que la policía ha utilizado munición letal indiscriminadamente contra los manifestantes, lo que motivó el traslado de la protesta a la capital.

La respuesta de Boluarte

Boluarte ha dicho públicamente que los grupos que organizan el descontento popular pueden manifestarse en Lima, pero pidió que lo hicieran pacíficamente.

Leer más  Telegram habilitó una función que permite traducir chats en tiempo real

También, se ofreció a iniciar un diálogo abierto, pero excluyó abordar aspectos como la disolución del Congreso o la reforma constitucional.

La Administración de Boluarte prometió que todas las muertes serán investigadas y la Fiscalía ha abierto diligencias preliminares.

El plan de Boluarte es mantenerse en el cargo hasta 2026. Sin embargo, propuso adelantar las elecciones y en el Congreso se ha votado un acuerdo preliminar para que se celebren en abril de 2024.

Noticias relacionadas