• El OVV denunció un incremento en los casos de secuestros en todo el país. Aunque es difícil medir la dimensión de este tipo de delitos, solo en la región central se estima que ocurrieron más de 38 casos. La institución estima que las cifras pudieran ser incluso más elevadas

El Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) alertó sobre un aumento en la incidencia de secuestros durante el año 2022 en Venezuela. De acuerdo con una medición realizada por la organización, se registraron al menos 53 secuestros durante todo el año, una cifra que aumentó casi el doble en comparación con 2021.

El estado Miranda es la entidad que ocupa la primera posición con al menos 16 víctimas de secuestro. Le sigue Aragua con 11 casos, Carabobo con 9, Zulia con 5, Anzoátegui y Bolívar con 3 y Distrito Capital con 2. En Barinas, Lara, Sucre y Yaracuy se registró un caso de secuestro en cada entidad. 

El CICPC capturó a dos mujeres en Nueva Esparta que se dedicaban a la trata de personas
Foto: Archivo

Iris Amelia Rosas, coordinadora del OVV en Distrito Capital, explicó para El Diario que en el delito de secuestro está participando tanto el crimen organizado como también delincuentes aislados o nuevas bandas que han visto en este delito una oportunidad para armarse rápidamente y consolidarse.

Leer más  Secuestro del exmilitar Ronald Ojeda mantiene en alerta a la comunidad de venezolanos en Chile

La investigadora afirmó que el auge del secuestro se ha concentrado en la región central de Venezuela debido a que en estas entidades (Carabobo, Aragua, Distrito Capital y Miranda) se ha dado la mayor actividad de recuperación económica y donde ha reaparecido del nuevo comercio de importación y de venta de bienes y servicios. 

Los secuestros tienen mayor incidencia donde actualmente existe un gran percepción de movimiento de divisas, pero también donde se registra un menor control del delito organizado”, dijo la investigadora. 

Rosas indicó que el crimen organizado se ha focalizado en el secuestro como medida de presión a las víctimas renuentes al pago de la extorsión. “Aquellos trabajadores que han logrado dolarizar sus ingresos, se convierten en un objetivo del delito”, expresó.

Dos secuestros que se viralizaron en las redes sociales

El 13 de enero de 2023, Juana Valentina Uribe Salgado, de 23 años de edad, fue rescatada por funcionarios policiales en el sector La Gruta, estado Aragua. El secuestro ocurrió la noche del jueves 12 de enero.

La mujer viajaba con su padre y su hermano en un vehículo cuando se quedaron accidentados específicamente en el kilómetro 71 de la Autopista Regional del Centro a la altura de Las Tejerías, en el estado Aragua.

Luego, la familia fue sorprendida por tres sujetos que salieron de la maleza para robarlos y llevarse a Valentina y a su padre. Los delincuentes exigieron una gran suma de dinero en dólares para proceder con su liberación.

El 19 de mayo de 2022, el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) logró rescatar a Franyeli Guerrero, en Barinas.

Guerrero, de 23 años de edad y quien llevaba secuestrada desde el 30 de diciembre de 2021, permaneció varios meses secuestrada en una zona boscosa entre Arauquita (municipio Rojas) y Pueblo Nuevo (municipio Alberto Arvelo Torrealba).

El aumento de los secuestros en Venezuela 

La delincuencia gana terreno en Venezuela con la cuarentena
Foto: Archivo

Las redes sociales se han convertido en el escenario para la denuncia para aquellas víctimas de hechos violentos en Venezuela. El secuestro y la violencia asociada a este delito ha incrementado en los últimos meses luego de un descenso precipitado a causa de la pandemia del covid-19. Sin embargo, este no es el único factor que ha provocado el regreso del auge de los secuestros como método de acción para los delincuentes.

Leer más  #TeExplicamosElDía | Martes 27 de febrero

Roberto Briceño León, sociólogo y director del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), indicó en exclusiva para El Diario que la crisis económica en Venezuela provocó la disminución de los secuestros debido a la baja de tasa de rentabilidad que había para los grupos criminales. La falta de efectivo hizo que escaseara las prácticas de la delincuencia común, pues era necesario grandes cantidades de billetes que no habían en el mercado o eran de difícil acceso. 

Leer más  CICPC ultimó a uno de los 10 delincuentes más buscados en Caracas

Pero a juicio de Briceño León, el panorama cambió con la dolarización del país. El uso de divisas por todas las clases sociales impulsó a la economía venezolana y con ello el resurgimiento de varias economías criminales. 

Los secuestros volvieron a ser posibles debido a que ahora era posible cobrar en dólares y no en bolívares. A partir de allí comenzó nuevamente el rapto a comerciantes que sin manejar grandes sumas de dinero perciben ingresos en efectivo”, explicó el sociólogo e investigador.

Y es que la entrada de divisas posibilitó, comenta Briceño León, la capitalización de pequeños grupos criminales que empezaron a surgir a partir del año 2021. Asimismo, los secuestros empiezan a tener mayor incidencia en varias zonas del país porque es una de las maneras más factibles para que bandas pequeñas puedan obtener ingresos para financiar el armamento para seguir actuando. 

Leer más  Conflicto en Sony: ¿qué hay detrás de los despidos en PlayStation?
Noticias relacionadas