• En las comunidades más vulnerables del estado se están presentando casos de poliparasitosis

El repunte de enfermedades intestinales atribuidas al consumo de agua no potabilizada en el estado Lara mantiene en alerta a los médicos de la entidad. 

La coordinadora de Médicos Unidos de Venezuela, Luzmila Leal, explicó que se ha registrado un aumento en los pacientes que acuden a las emergencias de los hospitales presentando cuadros diarreicos severos.

Aseguró para Unión Radio que la mayoría de los casos, incluso en grupos familiares completos, son diagnosticados con poliparasitosis.

¿Qué es la parasitosis?

También conocido como poliparasitismo intestinal, es una afección que se considera como una infección simultánea con al menos dos bacterias gastrointestinales, como resultado de la conjunción de factores determinantes ecológicos y medioambientales. Se presenta con más frecuencia en zonas rurales.

Por su parte, el integrante del Movimiento Unidos por el Agua en la entidad, Alcides Pérez, denunció que hay sectores en comunidades muy vulnerables en donde los habitantes tienen que consumir agua de uso agrícola y pecuario, ante las fallas de distribución en el servicio. 

Prevalecen enfermedades estomacales por consumo de agua contaminada en comunidad indígenas de Tucupita
Pixabay

Enfermedades estomacales en Venezuela

En junio, Francisco Cabezas, presidente de Convite, señaló que el incremento de las afecciones estomacales se debe al agua contaminada que en la mayoría de los casos proviene de una misma fuente.

Leer más  Rescataron a 5 adolescentes tachirenses que habían sido raptadas por una red de trata internacional 

“Existe un registro histórico de que cada vez que llega la temporada de lluvias al país hay un incremento importante en personas con diarreas o amibiasis”, confirmó Cabezas en una entrevista a la emisora Unión Radio.

De acuerdo con Cabezas, las fuentes de agua no cuentan con los estándares de seguridad ni con los mecanismos de potabilización.

“En varios estados del país hay problemas para conseguir agua, además, las fallas en el suministro eléctrico también afectan y limitan su potabilización”, afirmó.

Leer más  Cedice: un venezolano necesita hasta 60 dólares para cubrir los servicios básicos

El presidente de Convite informó que se registraron 5.567 casos de diarrea y 385 de amibiasis hasta abril de 2023 en el país.

“Todo tiene que ver con una fuente común: el agua. El agua es un vector con más rápida diseminación que puede haber en poblaciones masivas de este tipo de enfermedades”, argumentó.

Según Cabezas, los institutos hidrológicos deben hacer un estudio de calidad del agua para descartar que el acueducto sea la fuente principal de contaminación y luego garantizar su potabilización.

“Se debe hacer con regularización la revisión del agua y la de los químicos para lograr que sea segura y que cumplan con principios básicos: no debe tener olor, sabor, ni color”, explicó.

Insistió en que las autoridades nacionales deben promover campañas para la población y brindarles pastillas potabilizadoras.

Borrador automático
Foto: @Hidrocapital2 / Twitter

Otras patologías existentes

Enfermedades como el dengue, leishmaniasis, escabiosis (conocida como sarna) y diarrea afectaron a comunidades vulnerables del estado Lara en enero. Esto debido a las aguas negras, vertederos y al mal manejo en la conservación del agua potable.

Leer más  Autoridades investigarán explosiones en dos estaciones del Metro de Caracas

Hasta el momento no hay cifras oficiales de cuántos casos se registraron, sin embargo, los medios de comunicación locales constataron que en los pueblos estas enfermedades se han vuelto comunes entre los habitantes y la automedicación es frecuente, reseñó La Prensa de Lara.

El infectólogo Antonio González Mata señaló que es importante conseguir el diagnóstico médico, debido a que cada afección tiene un tratamiento específico para erradicar el parásito.

“No se debe dejar de insistir en acudir al médico hasta que se dé con el diagnóstico, porque puede ser que solo necesite antibióticos o también una crema”, manifestó González Mata.

El infectólogo resaltó que es imprescindible que en las viviendas y sus alrededores no haya presencia de criaderos de zancudos. El almacenamiento de agua debe hacerse en envases con tapa. Explicó que aunque se fumiguen las zonas afectadas no sería una medida eficaz para erradicar estas enfermedades, lo importante es no permitir la proliferación de zancudos y mosquitos.

Leer más  Rescataron a 5 adolescentes tachirenses que habían sido raptadas por una red de trata internacional 

El presidente del Colegio de Médicos de Lara, el doctor René Rivas, indicó que debería haber vigilancia en las zonas rurales, ya que estas son enfermedades que vienen de allí pero se terminan asentando en centros urbanos. 

Además, enfatizó que la realidad socioeconómica de las comunidades vulnerables también los golpea con una alta tasa de desnutrición, no cuentan en muchos casos con ingresos fijos que les permitan garantizar la higiene, hay deficiencia en servicios públicos. La suma de estos factores aumenta el riesgo de contraer enfermedades. 

Noticias relacionadas