• En ocasiones pueden cambiar su color habitual por una mala higiene o por problemas de salud. En El Diario te explicamos las causas más frecuentes asociadas a la variación de su tonalidad

El tono natural de las uñas es importante para la salud. Muchos médicos y especialistas coinciden en que desempeñan un papel importante en la protección de los dedos de las manos y los pies.

Las uñas saludables son lisas, de un color uniforme y no presentan grietas, descamaciones o manchas. Por eso, cuando su coloración se altera con el tiempo, es fundamental que la persona esté atenta a algunas señales. 

¿Qué significan las diferentes tonalidades en las uñas? 
Foto: Semana

Uñas amarillas 

La Academia Estadounidense de Dermatología sostiene que las uñas amarillas pueden tener varias causas.

La más común asociada a este cambio en la pigmentación es el uso regular de esmalte de uñas. Los pigmentos en el esmalte pueden manchar la uña y hacer que se vea amarilla. Por lo tanto, es importante retirar el esmalte de uñas regularmente para evitar que la decoloración se vuelva permanente.

Otra causa común de las uñas amarillas es el envejecimiento. Con el tiempo, se vuelven más delgadas y frágiles, lo que las hace más susceptibles a las manchas y decoloraciones.

Leer más  ¿Cuáles son los beneficios y los riesgos de besar para la salud?

Si las uñas se vuelven amarillas sin una causa aparente, es clave buscar atención médica para determinar la causa subyacente y recibir el tratamiento adecuado.

Uñas verdes

La infección por hongos es la causa más común de las uñas verdes. Estos pueden crecer debajo de la piel, lo que hace que se vuelva gruesa, quebradiza y verde. Estos organismos infecciosos pueden ser transmitidos por contacto directo con una persona o una superficie infectada. También pueden propagarse de una uña a otra.

Leer más  Fonseca se presentará en Caracas en junio: ¿cuánto cuestan las entradas?

La exposición a ciertos productos químicos, como el cloro y el amoníaco, puede causar que las uñas se tornen verdes. El cloro de las piscinas y el amoníaco presente en productos limpiadores domésticos inciden en esta afección en la piel. 

Algunos medicamentos como los antibióticos y los medicamentos pueden causar esta coloración verde. Los fármacos para el cáncer pueden dañar las células sanas, lo que puede incluir las células de las uñas.

Si las uñas están verdes, es importante consultar a un médico para descartar una afección médica subyacente. Asimismo, si la persona padece otros síntomas, como dolor, hinchazón o sensibilidad, es vital consultar a un médico lo antes posible.

Uñas negras

El gremio médico considera que una de las causas más frecuentes relacionadas a esta coloración son los hematomas subungueales, los cuales consisten en la acumulación de sangre debajo de la uña. Puede ocurrir por una lesión o por un trauma constante, como el uso de calzado demasiado apretado. El hematoma puede manifestarse con un color negro o marrón.

Leer más  #TeExplicamosElDía | Jueves 11 de abril

Si la uña se pone de esta tonalidad, es necesario consultar a un especialista para descartar otras patologías.  

Uñas azules

La mala circulación puede causar que las uñas se vuelvan de color azul. Las investigaciones referentes a esta condición sugieren que puede ser causada por una variedad de factores, como la diabetes, la enfermedad de Raynaud y Buerger.

Las afecciones pulmonares, como la bronquitis crónica y el enfisema, causan que las uñas se vuelvan azules. Estas enfermedades provocan la acumulación de sangre debajo de las uñas, lo que dar lugar a un color azul.

Las enfermedades cardíacas, como la insuficiencia cardíaca, también pueden causar que las uñas se vuelvan azules. En cualquiera de los casos, siempre es importante contar la opinión de un especialista.

Leer más  Así funciona PIP, la opción de WhatsApp que permite ver videos en una ventana flotante

Consejos para el cuidado de las uñas

¿Qué significan las diferentes tonalidades en las uñas? 
Foto referencial

De acuerdo con la Academia Estadounidense de Dermatología, las uñas sucias son más propensas a las infecciones. Es fundamental que las personas se laven las manos con frecuencia con agua y jabón, además de secarlas con regularidad. 

Una dieta saludable proporciona los nutrientes que se necesitan para crecer sanas. Por otra parte, la biotina es una vitamina que puede ayudar a fortalecer las uñas.

Para prevenir afecciones en esta parte del cuerpo, la persona puede tomar las siguientes medidas:

– Mantener las uñas limpias y secas.

– Evitar las lesiones en las uñas.

– Velar por una buena circulación.

– Descartar enfermedades pulmonares y cardíacas.

Noticias relacionadas