• En El Diario te explicamos cómo se manifiesta esta patología, revelando sus impactos en la salud y cómo detectarla eficazmente

Las intoxicaciones alimentarias representan un desafío constante en el panorama de la salud pública, manifestándose como una amenaza silenciosa que puede surgir en cualquier momento y afectar a personas de todas las edades y condiciones. Estos episodios, a menudo subestimados, pueden tener consecuencias graves para la salud de quienes los padecen, además de generar preocupación y alarma en la sociedad en general. 

En El Diario te explicamos cómo se manifiesta en el cuerpo esta patología y cómo es posible identificarla.

¿Qué es una intoxicación alimentaria?

Intoxicación alimentaria: ¿cuáles son los síntomas y cuánto tarda en manifestarse en el cuerpo?
Foto: iStock

Una intoxicación alimentaria es una enfermedad causada por la ingestión de alimentos o bebidas contaminadas con microorganismos patógenos, toxinas o productos químicos nocivos. Estos agentes pueden ingresar al cuerpo a través de alimentos mal manipulados, mal cocidos o contaminados durante su procesamiento, almacenamiento o transportación. 

De acuerdo con el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) menciona que las bacterias como Salmonella, Escherichia coli (E. coli), Campylobacter y Listeria monocytogenes, así como los virus como el norovirus y parásitos como Giardia, son algunas de las causas comunes de intoxicaciones alimentarias.

Leer más  Francia será el primer país en darle validez constitucional al aborto: los detalles

El Centro Nacional de Información sobre Enfermedades Digestivas considera que algunas bacterias dañinas pueden estar ya presentes en los alimentos al momento de adquirirlos.

Las comidas crudas que incluyen carne, aves, pescados y mariscos, huevos, leche no pasteurizada, productos lácteos y productos frescos, con frecuencia contienen bacterias que pueden causar intoxicación por alimentos. Las bacterias pueden contaminar los alimentos y convertirlos en peligrosos para su ingesta en cualquier momento durante el cultivo, la cosecha o la matanza, el procesamiento, el almacenamiento y el envío.

¿Quién puede sufrir una intoxicación por alimentos? 

Intoxicación alimentaria: ¿cuáles son los síntomas y cuánto tarda en manifestarse en el cuerpo?
Foto: iStock

Cualquier persona puede sufrir de una intoxicación por alimentos. No obstante, hay quienes tienen más probabilidad de desarrollar intoxicación por alimentos que otras:

-Bebés y niños
-Embarazadas y sus fetos
-Adultos mayores
-Personas con sistemas inmunitarios debilitados

Estos grupos también tienen mayor riesgo de desarrollar síntomas o complicaciones graves de intoxicación por alimentos. 

Leer más  Cinco datos curiosos de los años bisiestos

Manifestaciones en el cuerpo

Los síntomas de una intoxicación alimentaria pueden variar según el agente patógeno involucrado, la cantidad de alimentos contaminados ingeridos y la salud general del individuo afectado. 

Sin embargo, existen síntomas comunes que pueden manifestarse en las horas o días posteriores a la ingestión del alimento contaminado. Estos incluyen:

Diarrea: es uno de los síntomas más comunes de una intoxicación alimentaria. Esta puede ser acuosa o sanguinolenta dependiendo del agente causante. Esta diarrea puede ser persistente y acompañarse de calambres abdominales intensos.

Náuseas y vómitos: la sensación de náuseas seguida de vómitos es otra característica común de una intoxicación alimentaria. Estos síntomas pueden ser repentinos y frecuentes, lo que lleva a una pérdida significativa de líquidos y electrolitos.

Fiebre: muchos casos de intoxicación alimentaria están asociados con fiebre, que puede variar en intensidad según la gravedad de la infección. La fiebre es una respuesta del cuerpo a la presencia de agentes patógenos y puede indicar una infección sistémica.

Malestar general: los afectados suelen experimentar un malestar general, que puede incluir dolores de cabeza, fatiga, debilidad y dolores musculares. Estos síntomas pueden dificultar las actividades diarias y afectar la calidad de vida del individuo.

Leer más  La grasa abdominal en los hombres podría aumentar el riesgo de alzhéimer

Deshidratación: la diarrea y los vómitos recurrentes pueden provocar deshidratación, especialmente en niños pequeños, personas mayores y aquellas personas con sistemas inmunológicos debilitados. La pérdida rápida de líquidos y electrolitos puede requerir atención médica urgente.

¿Cómo se tratan las intoxicaciones por alimentos? 

Intoxicación alimentaria: ¿cuáles son los síntomas y cuánto tarda en manifestarse en el cuerpo?
Foto: iStock

El único tratamiento necesario para la mayoría de las intoxicaciones por alimentos es reemplazar la pérdida de líquido y electrolitos para evitar la deshidratación. En caso de sospechar algún síntoma, la persona debe acudir a un servicio de emergencia para recibir atención médica. 

De acuerdo con el Centro Nacional de Información sobre Enfermedades Digestivas, si se diagnostica la causa específica de la intoxicación por alimentos, un especialista puede recetar medicamentos, como antibióticos, para tratar la enfermedad.

El paciente puede requerir hospitalización en casos de síntomas y complicaciones graves, como parálisis o deshidratación grave. 

Prevención y control

La CDC establece algunos lineamientos de  prevención de la intoxicación alimentaria que son fundamentales para proteger la salud pública y garantizar la seguridad alimentaria. Algunas medidas efectivas incluyen:

Leer más  Se necesitan más de 10 salarios mínimos para comprar la Cesta Petare

-Higiene alimentaria: lavarse las manos, limpiar y desinfectar superficies y utensilios de cocina, y cocinar los alimentos a temperaturas seguras son prácticas básicas de higiene alimentaria que ayudan a prevenir la contaminación.

-Manipulación segura de alimentos: almacenar los alimentos adecuadamente, separar los crudos de los cocidos, y evitar la contaminación cruzada son pasos importantes para garantizar la seguridad de los alimentos en el hogar y en la industria alimentaria.

-Control de temperatura: mantener los alimentos refrigerados a temperaturas seguras y cocinarlos a temperaturas adecuadas ayuda a prevenir el crecimiento de microorganismos patógenos.

-Uso de agua potable: evitar el contacto con agua no filtrada es una medida clave para prevenir enfermedades transmitidas por el agua.

-Vigilancia y regulación: las agencias de salud pública y los organismos reguladores de alimentos juegan un papel fundamental en la vigilancia de la seguridad alimentaria, la implementación de normativas y la inspección de establecimientos alimentarios para garantizar el cumplimiento de las prácticas de seguridad.

Noticias relacionadas