• Investigaciones advierten los daños en la zona lumbar debido a la mala postura que las personas adoptan para usar sus teléfonos

Ver personas utilizando el teléfono celular, mientras caminan o van en el transporte público, entre otros, es común en la actualidad. Esta herramienta se ha convertido en indispensable en la vida diaria de muchas personas, ya que desde estos equipos no solo se puede comunicar con otros, sino que gracias a los avances en el tiempo, los teléfonos sirven como especie de computador para trabajar. Sin embargo, el uso prolongado de los teléfonos celulares puede acarrear problemas de salud y hasta en la vida misma de un individuo. 

Algunos de los efectos negativos del uso constante de los celulares son consecuencias en la postura corporal. De acuerdo con el médico Andrés Ferrero, traumatólogo especialista en patología de la columna del Hospital de Clínicas de Buenos Aires de la Universidad de Buenos Aires (UBA) explicó en un entrevista para Infobae que cada vez son más las consultas por dolores musculares de cuello y espalda.

“Ya no es solo por el peso de las mochilas (morrales) sino también por el mal uso de la tecnología o sobreuso”, dijo. 

Cómo el uso constante de los celulares puede impactar en la espalda y cuello
Foto: Ucalp

El experto explicó que al mirar el celular es común que la personas echen sus cabezas hacia adelante, lo que aumenta el peso en la misma. Esto, si se repite, conlleva a una tensión en espalda y cuello lo que se le denomina tech neck o cuello tecnológico en español y que puede tener una repercusión negativa en niño y adolescentes. 

Leer más  Se registraron 42 incendios en una semana en Venezuela

El doctor Lucas Pearson, médico de planta de Traumatología e integrante de la División Dolor del Hospital de la UBA, mencionó que caminar mirando el teléfono celular pone el cuello o la columna cervical en flexión, sobrecargando la parte discal. 

“Esto genera el aumento de la tensión axial sobre el disco y, sumado a las largas horas de trabajo, hace que esos discos también terminen fallando. Empezamos a tener no solo dolores musculares de tensión sino también esa sobrecarga aumentada diaria en los discos”, agregó Pearson para Infobae.

Las recomendaciones entorno a la postura corporal

El presidente de la Asociación Española de Fisioterapeutas (AEF), Fernando Ramos, resaltó el significado de la dependencia del uso de teléfonos celulares en el cuerpo de las personas. 

“Para que nos hagamos una idea, cuando nuestro cuello está erguido y alineado con nuestro tronco, el peso de la cabeza supone en torno a 6 y 8 kilos en adultos, pero a medida que flexionamos el cuello se incrementa el estrés que sufre nuestra región cervical hasta los 27 kilos que supondría mantener una flexión cervical de  entre 50 y 60 grados”, explicó. 

Leer más  5 aplicaciones que te ayudarán a organizar tu rutina de ejercicios
Cómo el uso constante de los celulares puede impactar en la espalda y cuello
Foto: LightFieldStudios

Por su parte, el doctor Andrés Ferrero recomendó que las pantallas estén a la altura de la vista, lo que permite una postura de 90 grados al estar sentados frente a ellas.

“Ya sean teléfonos, tablets, televisión o computadoras, lo ideal es adoptar esas posturas ya que existe una tendencia a mirarlas hacia abajo, generando posturas viciosas, como tensionar toda la espalda y parte del cuello, lo que produce el tech neck”, indicó. 

Asimismo, recomendó la práctica de yoga en el caso de los adultos y distintos deportes en los adolescentes para contrarrestar las malas posturas por el uso de teléfonos celulares y demás equipos. 

Otros efectos negativos

Otros de los efectos negativos por el uso prolongado de los teléfonos celulares está relacionado a la falta de atención en lo que ocurre alrededor. 

En un estudió publicado en 2010 en la revista Wiley Online Library los investigadores colocaron a un payaso en un monociclo en el camino de los transeúntes. Esta práctica arrojó que 75 % de los que iban hablando por el celular aseguraron no haber visto al payaso. 

Leer más  Hallaron el cuerpo de Christian Duque, el ciclista que cayó al río Caroní: lo que se sabe

“Descubrimos que los usuarios de teléfonos móviles caminaban más lentamente, cambiaban de dirección con más frecuencia y eran menos propensos a reconocer a otras personas”, explicaron los investigadores del estudio. 

Los celulares en los que WhatsApp dejará de funcionar a partir del 30 de septiembre
Pixabay

En otro estudio, realizado en 2020 por la Asociación civil Luchemos por la Vida, en la ciudad de Buenos Aires, determinó que el uso de teléfonos celulares por parte de conductores y de peatones al cruzar las calles aumentó entre 2007 (4,7 %) y 2020 (18,3 %).

“El estudio observacional de Luchemos por la Vida concluyó que el 18,3 % de los peatones se movía usando su teléfono, exponiéndose al riesgo de chocar contra otras personas y objetos de la vía pública. Además de ser atropelladas al cruzar una calle”, comentó María Cristina Isoba, psicóloga y presidente de la organización sin fines de lucro en una entrevista para Infobae.

La especialista argumentó que cada vez es mayor la dependencia de los teléfonos celulares, ya que se ha transformado en un elemento imprescindible y, para la mayoría, difícil de dejar o silenciar por un rato. A su juicio, la “pluralidad de servicios” que estos equipos ofrecen “ha acentuado” la dependencia de las personas en ellos. 

Leer más  #TeExplicamosElDía | Viernes 12 de abril

Un estudio publicado en la revista Gait & Posture en el año 2012 coincidió en que las personas que caminan viendo sus teléfonos celulares reducen la velocidad, además de aumentar el desvío de dirección mientras se movilizan. 

“Realizar una doble tarea, como hablar o enviar mensajes de texto con un teléfono celular mientras camina puede inferir con la memoria de trabajo y provocar errores al caminar”, destacaron los investigadores. 

Movistar podría comenzar a ofrecer eSIM en Venezuela a partir de 2023

Asimismo, otros estudios mencionan que el uso de estos equipos acortan los pasos o son más anchos para mantener el equilibrio.

“El uso de un teléfono móvil para enviar mensajes de texto mientras se camina puede competir con las tareas locomotoras, la evaluación de amenazas y los mecanismos de control del equilibrio postural, lo que conduce a un mayor riesgo de caídas accidentales en adultos jóvenes”, resaltaron los investigadores. 

El uso de los celulares en la vida cotidiana, mientras se camina o maneja un vehículo, puede llevar a las personas a sufrir accidentes graves. Por esa razón, muchos expertos y asociaciones sin fines de lucro, recomiendan evitar su uso inadecuado para que no afecte las capacidades mentales y físicas de las personas involucradas. Además de tomar conciencia ante la dependencia a los teléfonos celulares. 

Noticias relacionadas