• Aunque lavar suele ser una actividad sencilla cuando se dispone de una lavadora automática, existen varias prácticas que pueden desgastar la ropa o dejar un acabado no tan limpio, e incluso afectar al aparato

Cuidar la ropa puede ser un asunto importante al momento de lavar. Con el tiempo, muchas prendas pueden desgastarse o perder su color, y el tipo de detergente o jabón en polvo que se usa juega un papel clave en esto. 

Aunque actualmente el mercado ofrece diferentes opciones y presentaciones, en el contexto venezolano actual el uso de jabones en polvo es, de lejos, uno de los más empleados en los hogares por su rendimiento y bajo costo.

Foto referencial

No obstante, la aparición de nuevas marcas en los últimos años, importadas de diferentes países, abre una brecha de calidad de la cual los consumidores deben estar muy atentos al momento de comprar. 

Leer más  Así transcurrió el concierto de Karina en la plaza Francia de Altamira

Esto también implica una serie de cambios en la forma en que se suele lavar la ropa para evitar manchas y malos olores, o un eventual desgaste por su carácter corrosivo.

En este sentido, El Diario presenta algunos de los errores más comunes que se cometen al momento de lavar con detergentes en polvo y recomendaciones para cuidar la ropa en el proceso.

Los errores que pueden dañar la ropa

Uno de los principales errores que comete la gente al lavar es no cuidar la cantidad de jabón que se usa. 

Contrario a lo que se cree, aplicar mucho producto es una mala idea, ya que puede dejar manchas y residuos en las telas, o algunos casos dejar una textura jabonosa que se mantiene incluso después del enjuague. 

Leer más  Con madera y plástico reciclado: así serán los podios de los Juegos Olímpicos París 2024
Foto referencial

Usar mucho jabón en polvo también afecta a largo plazo el funcionamiento de la lavadora, al provocar obstrucciones y acumulación de sedimentos.

Igualmente, escoger un jabón de mala calidad, a pesar de que pueda resultar más económico, es contraproducente. Primero, porque puede dañar la ropa y acelerar su desgaste; y segundo, porque al no tener la misma capacidad de lavado, se requiere usar más producto para cumplir su función. 

También es importante leer las indicaciones del jabón para saber su propósito y el tipo de ropa al que está dirigido. No es lo mismo usar un detergente que ya incluye suavizante a uno con efecto blanqueador, cuyo uso podría resultar perjudicial en prendas oscuras. 

Finalmente, se debe tener en cuenta el lugar y las condiciones en las que se guarda el detergente en polvo. 

Leer más  Fundaredes denunció las malas condiciones de la infraestructura educativa en Venezuela
Jabón en polvo: los errores más comunes al usarlo y cómo evitar dañar la ropa
Foto referencial

El jabón  debe estar debidamente cerrado, bien sea en su bolsa o en un recipiente donde no pueda botarse. También se debe procurar que no haya mucha humedad o cercanía con líquidos ni que reciba directamente los rayos del sol, que pueden degradar sus componentes activos. 

Recomendaciones para el uso de jabón en polvo

Con respecto a la cantidad de detergente a aplicar, esta se suele especificar en las indicaciones del empaque, ya que va a variar de acuerdo a cuánta ropa se piense lavar. 

Para una cantidad media de ropa, suele ser en promedio unos 100 gramos de polvo. Es indiferentemente si se agrega directamente sobre la ropa en el tambor o en el compartimiento especial para detergente, aunque lo recomendable es usar este espacio en aquellas lavadoras con cargador frontal. 

Leer más  #TeExplicamosElDía | Sábado 25 de mayo

Un elemento poco considerado es la calidad del agua. En zonas donde suele llegar con bastantes impurezas, sí es recomendado usar un poco más de jabón de lo indicado, aunque sin excederse. 

Foto cortesía

También se aconseja hacer al menos una vez al mes un ciclo de lavado únicamente con agua para limpiar los ductos de la lavadora de los residuos de jabón acumulados.

Otro elemento es la temperatura. El jabón en polvo puede ser mejor que los detergentes líquidos para ciertos tipos de manchas como tierra y pasto, aunque su efecto se potencia cuando el agua pasa los 30 grados celsius. 

Poner la lavadora en un ciclo con agua tibia o caliente, de permitirse, puede ayudar a mejorar los resultados del lavado.

Noticias relacionadas