-- Publicidad --
  • Tener niveles elevados de presión arterial pone en riesgo el corazón y aumenta la probabilidad de padecer otras enfermedades como insuficiencia renal. Foto principal: Pixabay

La hipertensión arterial es la principal causa de infarto y de muerte por ataque cardíaco en los países industrializados, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Se trata de una enfermedad silenciosa porque no produce síntomas en sus etapas iniciales y, aunque su diagnóstico puede ser sencillo, controlar esta condición requiere disciplina y compromiso por parte del paciente. 

El cardiólogo Igor Morr, delegado de fundaciones de la Sociedad Venezolana de Cardiología, explicó en entrevista para El Diario que la presión arterial es la forma en la que la sangre circula a través de los vasos sanguíneos, en este caso las arterias, para el correcto funcionamiento de los órganos

Esa presión tiene que mantenerse en ciertos valores normales, porque si aumenta el nivel de resistencia del vaso, aumenta la presión y daña el vaso favoreciendo a lo que se llama lesiones por roce”, aseguró el médico.

El experto señaló que uno de los principales motivos del aumento en la presión es los depósitos de grasa en las arterias. Esto ocurre cuando las moléculas de grasa que contienen la proteína LDL encargada de transportar el colesterol y los triglicéridos penetran el vaso sanguíneo limitante el espacio por el que circula la sangre, lo que representa un ayor esfuerzo para que el corazón bombee la sangre hacia el cuerpo. 

Con una presión arterial alta, la fibra muscular del corazón se hipertrofia y puede provocar tanto una insuficiencia cardiaca como un infarto al miocardio. 

-- Publicidad --

“Por eso es que la hipertensión es tan mala. Se calcula que el 30% de los adultos mayores de 18 años son hipertensos en cualquier parte del mundo y ese porcentaje va creciendo a medida que uno envejece porque los vasos se endurecen y  eso hace que el corazón haga mucho más esfuerzo”, indicó.

¿Cómo se diagnostica la hipertensión arterial?

Hipertensión arterial: ¿cómo se diagnostica y cuánto cuestan los tratamientos?

Foto: Pixabay

Morr comentó que la forma más sencilla de diagnosticar una hipertensión es medir la presión arterial con un tensiómetro manual o eléctrico. Aclaró que esta enfermedad no produce síntomas en sus etapas iniciales, por lo que si el paciente llega con alguna sospecha puede que se trate de una hipertensión más severa. 

Como la toma de tensión es un procedimiento de rutina en la mayoría de las consultas médicas cualquier medio puede detectar alguna irregularidad con los niveles normales de presión arterial. Si está elevado, el deber del médico es solicitar un registro de tensión más prolongado u otros estudios para determinar qué causa esa hipertensión y en qué momentos se manifiesta. 

El cardiólogo detalló que entre estas medidas está la automedida de presión arterial (AMPA), la medida ambulatoria de presión arterial (MAPA), el ecocardiograma, eco doppler de arterias, análisis de onda de pulso, y análisis de fondo del ojo.

Hipertensión arterial: ¿cómo se diagnostica y cuánto cuestan los tratamientos?
Con el AMPA nosotros le damos la instrucción al paciente para que se tome la presión una vez en la mañana y en la noche después de orinar. Debe estar sentado en un lugar tranquilo, con la espalda apoyada en la silla, las piernas separadas y no puede haber fumado ni tomado café antes de tomarla. Eso debe hacerlo por siete días y luego el médico calcula los promedios históricos del día y de la noche. Se puede determinar que una persona es hipertensa si tiene una presión promedio por encima de 130/85 milímetros de mercurio (mm/Hg) tomada en su domicilio”, explicó el médico. 

El MAPA, por su parte, mide la presión por 24 horas continuas con ayuda de un dispositivo electrónico. Luego los datos son analizados por el médico tratante para ver el comportamiento de la presión arterial durante el día. 

Un ecocardiograma se realiza con un aparato llamado transductor y le facilita al especialista ver si el corazón presenta alguna hipertrofia causada por la hipertensión arterial. Morr explicó que los electrocardiogramas por su parte solo son capaces de detectar las hipertrofias cuando son muy severas y tienen mucho tiempo. 

“A mí me gusta pedir un eco doppler de arterias para ver cómo están los vasos por dentro y si hay depósitos de grasa obstruyendo los vasos y así tener una idea de cómo puede estar el corazón y el cerebro del paciente”, agregó el cardiólogo.

Otros estudios más complejos son el los análisis de onda de pulso y del fondo de ojo: el primero requiere del uso de un brazalete especial que monitorea el pulso del paciente por 10 minutos mientras está sentado sin moverse y el dispositivo emite un informe de la del sistema cardiovascular y la edad vascular. El segundo estudio se hace con equipos oftalmológicos para observar si la fibra muscular del ojo está afectada por la tensión alta. 

¿Por qué son necesarios distintos estudios?

El cardiólogo Igor Morr indicó que los distintos estudios son necesarios para caracterizar el tipo de hipertensión del paciente y qué otras características tiene su cuadro de salud. 

Señaló que existen pacientes que solo registran tensiones altas cuando acuden al médico, así como otros que solo tienen niveles altos en sus casas y cuando van a un consultorio su presión es normal. Asimismo, dijo que hay personas que tienen hipertensión mientras duermen. 

Para caracterizar al paciente se deben tomar en cuenta factores como si tiene sobrepeso, diabetes o algún problema renal, debido a que esto permite precisar cómo será el tratamiento. 

Otros factores de riesgo a tener en cuenta para el diagnóstico y el tratamiento es la edad, el género, si la persona tiene antecedentes familiares, si se trata de una mujer que tuvo preeclampsia durante un embarazo o si es una persona que fuma o bebe alcohol. 

¿Cuánto cuestan los tratamientos?

Hipertensión arterial: ¿cómo se diagnostica y cuánto cuestan los tratamientos?

Foto: Pixabay

El especialista señaló que existen dos tipos de tratamientos: el farmacológico y el cambio de hábitos. Indicó que lo ideal es que todos los pacientes empiecen con un cambio de hábitos para evitar pasar al uso de medicamento, pero usualmente esto no ocurre y terminan requiriendo los fármacos. 

En el mercado venezolano hay varios tratamientos antihipertensivos disponibles y sus costos van desde 41 centavos de dólar hasta los 35 dólares dependiendo de los principios activos, la cantidad de pastillas y los miligramos indicados para cada paciente. 

A continuación, una lista con los medicamentos y sus precios: 

-Losartán potásico desde $0,89  hasta $7,14 

-Losartan potasico con hidroclorotiazida desde $3,26 hasta $9,43

-Losartan potasico con amlodipina desde $11,17 hasta $17,65

-Losartan potasico con nefrotal H desde $2,88 hasta $11,13

-Candesartan desde $2,91 hasta $16,14

-Candesartan con hidroclorotiazida desde $4,41 hasta $20,60

-Valsartán desde $3,34 hasta $14,87

-Valsartán con amlodipina desde $4,15 hasta $10,09

-Valsartán con hidroclorotiazida desde $4,25 hasta $8,37

-Sacubitrilo/Valsartan desde $27,32 hasta $35,60

-Irbesartan desde $3,57 hasta $22,29

-Olmesartán desde $3,10 hasta $16,47

-Olmesartan con hidroclorotiazida desde $4,97 hasta $18,81

-Olmesartán medoxomil desde $2,73 hasta $11,98

-Olmesartán medoxomil con amlodipina desde $8,14 hasta $15,99

-Amlodipina desde $0,94 hasta $3,29 

-Enalapril desde $0,41 hasta $3,32

-Captopril desde $1,78 hasta $4,46

-Ramipril desde $6,62 hasta $8,47

-Lisinopril desde $9,75 hasta $24,98

De acuerdo con la información consultada en distintas cadenas de farmacias, los medicamentos más económicos son los genéricos de los laboratorios Calox, La Santé y Genven. 

La mejor medida es la prevención 

El cardiólogo Igor Morr expresó que, pese a la tecnología para diagnosticar y desarrollar medicamentos para la hipertensión, la mejor medida para combatir esta enfermedad es la prevención. Agregó que está comprobado que un estilo de vida saludable puede reducir sustancialmente el riesgo de sufrir presión arterial alta de forma crónica o severa. 

Indicó que al evitar los niveles de tensión altos, también se protege al paciente de otras enfermedades potencialmente mortales. Indicó que las personas con hipertensión tienen mucha más probabilidad de presentar algún problema renal. 

Se estima que 30 % de los pacientes en diálisis por insuficiencia renal son hipertensos, otros 30 % son diabéticos y otro 30 % son diabéticos e hipertensos, es decir, que si prevemos una hipertensión se reduciría los cerca de 60 % de la población en hemodiálisis”, explicó. 
Hipertensión arterial: ¿cómo se diagnostica y cuánto cuestan los tratamientos?
Foto: Pixabay

El cardiólogo detalló que entre los hábitos que se deben adoptar para tener una buena salud cardiovascular están hacer ejercicio frecuente, comer de forma saludable y variada, dejar de fumar, no beber alcohol, bajar de peso y evitar el estrés constante. 

Noticias relacionadas