-- Publicidad --
  • La organización señaló que la mayoría de las bacterias de la lista generan desafíos a los sistemas médicos, incluidas infecciones persistentes y resistencia múltiple a antibióticos, que requieren investigación e intervenciones de salud pública | Foto principal: Freepik

La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó el 17 de mayo una lista de 15 bacterias que considera una amenaza para la salud humana por su creciente resistencia a los antibióticos, con la que hace un llamado al desarrollo de nuevos tratamientos contra ellas.

La lista es una actualización de la publicada en 2017, y con ella la OMS vuelve a alertar sobre el peligro que causa la creciente resistencia a los antimicrobianos (AMR) de determinados patógenos, algo que de acuerdo con la OMS causa unos 1,27 millones de muertes anuales directas y contribuye a otros 4,19 millones de fallecimientos.

Clasificadas por prioridad

Las 15 bacterias son clasificadas en tres categorías de prioridad (media, alta y crítica), y en la última de ellas, la de mayor urgencia, la OMS situó a cuatro patógenos: acinetobacter baumannii, mycobacterium tuberculosis, y dos tipos de enterobacterias resistentes a los tratamientos con carbapenem y cefalosporina.

“Suponen grandes amenazas globales debido a su gran impacto y a su habilidad a la hora de resistir tratamientos y transmitir esta resistencia a otras bacterias”, destacó un comunicado de la agencia sanitaria de la OMS.

-- Publicidad --

Entre las bacterias de alta prioridad se encuentran la salmonella y la shigella, con una alta incidencia según la OMS en países en desarrollo, y otras que a menudo producen infecciones en lugares donde se ofrecen servicios sanitarios, como la pseudomonas aeruginosa o el staphylococcus aureus.

Borrador automático
Foto: cortesía

Las 15 bacterias más peligrosas

Prioridad crítica

-Acinetobacter baumannii resistente a los carbapenémicos

Enterobacteriales resistentes a las cefalosporinas de tercera generación

Enterobacteriales resistentes a los carbapenémicos

-Mycobacterium tuberculosis resistente a la rifampicina (que se incluyó tras efectuar un análisis independiente con criterios adaptados paralelamente y tras la posterior aplicación de una matriz adaptada de análisis para decidir en función de varios criterios). 

Prioridad media

Estreptococos del grupo A resistentes a los macrólidos

-Streptococcus pneumoniae resistente a los macrólidos

Haemophilus influenzae resistente a la ampicilina

Estreptococos del grupo B resistentes a los macrólidos

Prioridad alta

-Salmonella Typhi resistente a las fluoroquinolonas

Shigella spp. resistente a las fluoroquinolonas

Enterococcus faecium resistente a la vancomicina

Pseudomonas aeruginosa resistente a los carbapenémicos

-Salmonelas no tifoideas resistentes a las fluoroquinolonas

-Neisseria gonorrhoeae resistente a las cefalosporinas de tercera generación y/o a las fluoroquinolonas

-Staphylococcus aureus resistente a la meticilina 

Fagos: ¿cómo actuán los virus "come" bacterias para combatir la resistencia a los antibióticos?
Foto: EFE

Resistencia a los antibióticos

La mayoría de las bacterias de la lista generan desafíos a los sistemas médicos, incluidas infecciones persistentes y resistencia múltiple a antibióticos, que requieren investigación e intervenciones de salud pública, destaca la OMS.

“Desde que la lista se publicó por primera vez en 2017, la amenaza de la resistencia antimicrobiana se ha intensificado, erosionando la eficacia de numerosos antibióticos y poniendo en riesgo muchos avances de la medicina moderna”, advirtió la responsable del departamento de lucha contra la AMR en la OMS, Yukiko Nakatani.

La AMR se produce cuando bacterias, virus, hongos o parásitos dejan de responder a los fármacos, agravando enfermedades y aumentando el peligro de contagio, mortalidad y gravedad de determinadas enfermedades, un problema que en parte es causado por el abuso de antibióticos en muchos pacientes.

Un reciente informe de la OMS reveló que durante la pandemia de covid-19 hubo un excesivo uso de antibióticos para los pacientes hospitalizados de esta enfermedad, lo que pudo haber exacerbado esta resistencia a los antimicrobianos.

Aunque sólo un 8 % de los pacientes hospitalizados con covid-19 tenía además infecciones bacterianas que requerían la administración de antibióticos, éstos medicamentos se recetaron en tres de cada cuatro pacientes (un 75 %).

Con información de EFE

Noticias relacionadas