-- Publicidad --
  • El pasatiempo consta de 64 cartas, que se dividen en cinco palos: arepa, cachapa, empanada, malta y chicha

“Mantener la esencia de lo que somos” fue el punto de partida para que Luis Losacco, migrante venezolano en Estados Unidos, creara Mete la mano, un juego de mesa inspirado en elementos icónicos de Venezuela.

Losacco explicó en una entrevista para El Diario que desarrolló el juego enfocado en las reuniones de venezolanos en el extranjero, con el propósito de que se reencuentran con parte de su idiosincrasia y tradiciones culinarias.

Que nuestra esencia nos vuelva a reunir en una mesa para compartir un buen rato, para hacernos reír y para acercarnos más como seres humanos, dejando la tecnología de lado por un rato”, comentó.

El creador del contenido explicó que el juego consta de 64 cartas, estas se dividen en cinco palos principales: arepa, empanada, cachapa, chicha, malta. Además, cuenta con dos comodines, dos de ellas pueden favorecer al jugador (el Salto Ángel o la bandera de Venezuela).

Mete la mano cuenta con una tercera “carta especial” (un hombre con boina), que puede cambiar el juego de forma drástica y hacer perder al jugador.

-- Publicidad --
Un migrante venezolano creó un juego inspirado en elementos icónicos de Venezuela: “Es la materialización de un sueño”
Foto: Luis Losacco

¿Cómo se juega Mete la mano?

Mete la mano es un juego competitivo, por lo que el jugador necesitará de agilidad para poder ganar.

Las cartas deben ser repartidas en cantidades iguales a todos los jugadores y estos no deben verlas. Luego, los jugadores ponen una carta en el centro por ronda al mismo tiempo que debe adivinar el palo (arepa, cachapa, empanada, chicha o malta). En el momento que coincida la palabra aleatoria con la carta, todos deben poner la mano en el centro, el que quede de último debe agarrar las cartas.

Además, las tarjetas especiales ameritan una mímica extra. En caso de que aparezca el Salto Ángel, los miembros de la partida deben levantar la mano y después llevarla hacia el centro. La segunda carta especial es la bandera de Venezuela, donde el jugador deberá llevarse la mano al corazón y de ahí a la mesa.

La carta del hombre con boina perjudica al jugador, debido a que todas las personas de la ronda deben darle una carta.

Logra la victoria la persona que primero se libere del mazo.  

Mete la mano es un juego en el que pueden participar desde tres hasta ocho personas y cada partida tiene una duración aproximada de 10 minutos.

Un migrante venezolano creó un juego inspirado en elementos icónicos de Venezuela: “Es la materialización de un sueño”
Foto: Luis Losacco

Proceso creativo 

Luis Losacco contó que el proceso creativo duró aproximadamente un año, desde que tuvo la primera idea sobre el concepto, hasta que imprimió el primer mazo de cartas de Mete la mano.

Durante el proceso creativo se apoyó en su familia, especialmente en su sobrino, quien lo ayudó con el diseño, la elección de emoticonos y sus colores, las reglas de cómo jugarlo.

“Mete la mano es un sueño materializado que nació de mi necesidad de independizarme, trabajar en mis ideas y cumplir mis propias metas y dejar de correr detrás de los sueños de los demás. Ahora que lo tengo, lo veo como una oportunidad de enviar alegría a los venezolanos que se encuentran por todo el mundo”, compartió el creador de contenido.

¿Dónde comprarlo?

El juego Mete la mano se puede comprar a través de la tienda de la aplicación TikTok y por medio de Etsy, una página web dedicada al comercio electrónico.

Actualmente, se puede adquirir en la página web de Amazon en EE UU, Canadá, Brasil, España y México.

Losacco adelantó que trabaja en la distribución para vender el juego en Venezuela y en otros países de Latinoamérica y Europa.

El migrante contó que durante la creación del pasatiempo recordó el proceso emocional por el que tuvo que pasar cuando decidió migrar de Venezuela a EE UU hace ocho años.

“Me fui de mi país porque no había oportunidades, el futuro cada vez estaba más incierto para todos y las posibilidades de crecer eran cada vez menos, por lo que me tocó buscar futuro en otro lugar, así como muchísima gente lo hizo también”, agregó el creativo.

Un mensaje para la diáspora venezolana

Luis Losacco contó que, cuando creó Mete la mano, también lo hizo con la idea de brindar una buena noticia al país y destacar la labor creativa y emprendedora de los venezolanos en el extranjero.

“Actualmente vivimos una época en la que se ha tergiversado la imagen de lo que realmente es el venezolano y esto se debe a la mala acción de unos pocos. Quienes están dentro de Venezuela deben saber que afuera hay gente que quiere hacer las cosas bien”, añadió.

Además, Losacco aprovecha sus redes sociales para enviar mensajes de motivación a la diáspora venezolana, para que se mantengan constantes en sus propósitos.

A su juicio, la mayoría de los migrantes venezolanos -como él- salieron del país en búsqueda de nuevas oportunidades y de mejor calidad de vida.

“Yo creo que las cosas que te pasan en la vida son las que te hacen cambiar, crecer y evolucionar. Estés dentro o estás fuera (de Venezuela), se necesita mucho coraje para salir del país, pero también se necesita mucho coraje para quedarse”, dijo Losacco.

Noticias relacionadas