-- Publicidad --
  • Los hombres pueden visitar la aldea, pero no pueden quedarse a dormir. Esta es una medida impuesta para darle seguridad a las mujeres que habitan en el lugar

En el norte de Kurdistán, una región que se extiende por la frontera entre Siria y Turquía, se encuentra una aldea denominada Jinwar en la que viven solo mujeres y sus hijos. En este pequeño territorio, que se fundó el 25 de noviembre de 2018, la figura del hombre no es permanente. 

La comunidad es autónoma y está dirigida y habitada exclusivamente por mujeres que buscan un estilo de vida autosuficiente y sostenible. En la aldea, las personas se dividen el trabajo y los recursos de manera equitativa. 

Aunque los hombres pueden visitar Jinwar, no tienen permitido pernoctar. Esta es una forma de resguardar a las mujeres y brindarle el sentimiento de seguridad y protección que buscan cuando deciden vivir en el pueblo. 

Jinwar, un pueblo ecológico donde solo viven mujeres: ¿dónde queda y cómo se mantiene?

Un pueblo ecológico

Las casas de Jinwar fueron construidas siguiendo la arquitectura tradicional. Las edificaciones están hechas de arcilla, un material que permite que sean frescas en verano y cálidas en invierno. 

-- Publicidad --

Amara, una habitante de la aldea, indicó en una entrevista para el medio español El País en 2022 que las nuevas mujeres habitantes para ese entonces construyeron al menos 30 viviendas con la ayuda de vecinas. 

“Hace 10 años, las mujeres desempeñaron un rol fundamental en la revolución. Desde entonces, en esta parte de Oriente Medio muchas de ellas no obedecen las órdenes de sus padres o de sus tíos, piden el divorcio y estudian”, señaló Amara. 

En la aldea las mujeres trabajan en campos donde cultivan cereales, olivos, albaricoques, entre otros alimentos que proveen a la comunidad. Esta también es su fuente de ingresos mediante la cooperativa agrícola local. 

El pueblo, que basa su economía en la autosuficiencia, cuenta con una granja de cría de animales para asegurar el suministro de leche, carne y huevos. También tiene escuelas y clínicas de medicina natural. 

Las mujeres en Jinwar implementan energías renovables para abastecerse de electricidad, principalmente a través de paneles solares. El mandato no lo tiene una sola persona, sino que se llevan a cabo asambleas abiertas con la comunidad para que la toma de decisiones sea de manera colectiva.

Jinwar, un pueblo ecológico donde solo viven mujeres: ¿dónde queda y cómo se mantiene?

El origen de Jinwar

En el año 2017, después de la derrota del Estado Islamico o ISIS en esa región, muchas mujeres habían perdido a sus parejas o habían sido víctimas de abuso sexual por parte de miembros de ese grupo terrorista.

Con el apoyo de las autoridades locales y diversas organizaciones humanitarias, un grupo de mujeres comenzó a construir Jinwar como un refugio seguro, para dar seguridad, educación y salud a las mujeres y sus hijos.

La palabra Jinwar proviene del término kurdo jineolojî, que significa ciencia de las mujeres y se refiere al feminismo. Este movimiento fue impulsado por Abdulá Ocalan, líder del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), quien defiende una sociedad libre de patriarcado.

Un pueblo donde las mujeres son la cabeza de la familia

Los mosuo es una comunidad china que habita en las provincias de Yunnan y Sichuande (cerca de la frontera con el Tibet), con aproximadamente 40 mil personas. Debido a su lejanía de las ciudades, han conservado costumbres atípicas para el resto del mundo.

Este pueblo, cercano al lago Lugu, da la entrada a una tierra conocida como “el Reino de las Mujeres”. En esta comunidad, las mujeres pueden elegir a sus parejas, teniendo la cantidad que deseen en su vida.

BBC News reseñó que una de las tradiciones culturales más singulares es el zouhun o “matrimonios ambulantes”. Durante estos matrimonios, los hombres visitan la casa de la mujer con una invitación y pasan la noche. Al amanecer, salen y regresan a su propia casa. 

De acuerdo con esa costumbre, las parejas no viven juntas y los bebés se crían exclusivamente en la familia de las madres. Los hermanos y tíos maternos son quienes desempeñan el papel paternal.

Jinwar, un pueblo ecológico donde solo viven mujeres: ¿dónde queda y cómo se mantiene?

Los hombres, aunque no se ocupan de sus propios hijos, sí son responsables económicamente de los sobrinos y sobrinas que viven con ellos en sus casas.

La comunidad sigue una tradición matrilineal. Aunque los hombres siguen ejerciendo un poder político importante en la vida pública, las mujeres son las dueñas y jefas del hogar, y son quienes toman las decisiones en el ámbito familiar.

Noticias relacionadas