-- Publicidad --
  • Ver a leyendas como Juan Arango, Alejandro Guerra y Renny Vega en un torneo de alta competitividad es una de las apuestas de la Liga Monumental. Foto principal: Javier Cedeño Cáceres

El paisaje que se veía al subir las escaleras del Estadio Monumental Simón Bolívar en la quinta jornada de la Liga Monumental era como un viaje al pasado. Un mar de franelas de Brasil y FC Barcelona con el nombre de Ronaldinho en la espalda. 

Foto: Javier Cedeño Cáceres

La fachada del estadio, que aún es relativamente nuevo, y varios niños vestidos con la camiseta de Yeferson Soteldo traen al espectador de vuelta al año 2024. El viernes 8 de junio, para ser exactos, se jugaron dos partidos de la Liga Monumental en Caracas. En el primero de ellos leyendas de la Vinotinto como Juan Arango y Renny Vega dieron lo mejor de sí para sus equipos Vikingos del Caribe y Patacones FC, respectivamente. 

Juan Arango y Renny Vega | Foto: Javier Cedeño Cáceres

Aunque el espectáculo principal de la noche era ver jugar a Ronaldinho, un día antes debutó con una victoria para el equipo de Forum Jet ante Vikingos del Caribe. Pero su labor en la quinta jornada de la liga era sacar a Los Vergatarios del fondo de la tabla de posiciones. La tarea no era fácil, porque el encuentro de ese día fue frente a La Cosa Nostra, que estaba de primero en la tabla y contaría con la participación del italiano Luca Toni, campeón del mundo en 2006. 

Un ambiente familiar en la Liga Monumental

En cada rincón del estadio se escuchaban voces de niños y niñas que espontáneamente vitoreaban las jugadas de Juan Arango como el gol que marcó en el primer mini partido y que puso arriba en el marcador a los Vikingos del Caribe en el primer tiempo. Al preguntarles si fueron a ver al venezolano o a Ronaldinho, respondieron sonriendo y rápidamente que “a los dos”. 

-- Publicidad --
Foto: Javier Cedeño Cáceres

Este partido fue una oportunidad para que padres e hijos compartieran a través del fútbol. El ambiente es muy distinto al que se  encuentra en un juego de Liga Futve o Copa Libertadores, porque una de las cosas que impera es el espectáculo. La dinámica del juego en la Liga Monumental implica muchas pausas, esto le da la oportunidad a los fanáticos de conversar sobre los recuerdos que tienen de cuando Ronaldinho y Luca Toni eran futbolistas profesionales. 

“¿Tú te acuerdas del italiano? ¿Lo viste jugar? Él fue campeón del mundo creo que en 2006”, se escuchaba desde las gradas. Más abajo, muy cerca del campo, otro niño de 7 u 8 años de edad gritaba “¿Toni, quién te conoce?, que salga Ronaldinho”. 

Foto: Javier Cedeño Cáceres

En el estadio también se congregaron varias escuelas de fútbol como los Marítimos de Guatire que vistieron su uniforme para ir a ver los partidos. Las plataformas como YouTube y TikTok le dan la oportunidad a muchos niños de conocer las historias de las leyendas que están jugando en la Liga Monumental, por lo que verlos en vivo a pesar de que están retirados lleva la experiencia a otro nivel. El acceso a esas redes también los hace fanáticos de algunos de los influencers que cumplen el papel de padrinos en el torneo. 

Foto: Javier Cedeño Cáceres

Marian Corrales y Giampiero Fusco son dos de los creadores de contenido invitados en la Liga, esa noche ambos participaron como padrinos de Patacones FC. Aunque su presencia no fue suficiente para superar a los Vikingos del Caribe que, de la mano de la zurda de oro venezolana, ganó el primer encuentro de la noche por sus victorias en el primer y tercer tiempo. 

Wilger Morillo y Juan Arango | Foto: Javier Cedeño Cáceres

La aparición estelar de Ronaldinho 

Aunque el segundo partido estaba pautado para las 9:00 pm, el pitazo inicial se dio casi media hora después. En todo ese tiempo previo el estadio siguió llenándose de fanáticos ansiosos de ver a Ronaldinho Gaucho. 

Foto: Javier Cedeño Cáceres

Los puestos en las gradas están enumerados, pero cuando se acercaba el momento de presentar al astro brasileño, muchos se aglomeraron cerca de la fosa con teléfono en mano y la esperanza de captar la salida del futbolista. La ansiedad le ganó a unos cuantos quienes por no poder ver bien se subieron a los asientos a pesar de las claras restricciones del estadio.

Pasaron varios minutos y aún no salía la estrella de la noche. La música sonaba y los fanáticos permanecían estáticos con los brazos arriba y preparados para grabar desde sus celulares. Una serie de fuegos artificiales advirtieron que finalmente era el momento tan esperado de la jornada. Las luces se apagaron y el presentador anunció la salida de Ronaldinho y Luca Toni a la par. Las imágenes de ambos se proyectaron después en la pantalla principal y la característica sonrisa del brasileño atrapó las miradas de los espectadores incrédulos por lo que sucedía. 

Foto: Javier Cedeño Cáceres

Después de varios años de su retiro, los venezolanos tenían la oportunidad de ver jugar al campeón del mundo de 2002, en Caracas. Su forma de caminar, de jugar y sonreír confirmaban que realmente estaba pasando. Ronaldinho compartió la cancha con los hermanos Alejandro y Gabriel Cichero, ambos exvinotintos, en un intento por sacar a Vergatarios del fondo de la clasificación. 

Gabriel Cichero | Foto: Javier Cedeño Cáceres

Una misión difícil 

El primer tiempo comenzó con una ventaja clara para La Cosa Nostra que contó con un gol de penal de Luca Toni y un gol olímpico de Yohan Moreno. El marcador quedó 0-2 a favor de La Cosa Nostra en el primer mini partido.

Foto: Javier Cedeño Cáceres

Vergatarios se despertó en el segundo tiempo y aprovechó el periodo de gol doble con el tanto de Johan Infante que puso el marcador 2-0 a su favor. Infante le sumó otro gol a la tabla minutos después para subir los ánimos de los fanáticos. 

El equipo tuvo la oportunidad de usar el comodín del gol olímpico y el balón quedó en los pies de Ronaldinho. “Señora, grábenos que somos la mejor hinchada”, gritó uno de los niños que estaba en las gradas a la espera del gol del brasileño que sumó el 4-0 a favor de Vergatarios. 

Foto: Javier Cedeño Cáceres

Minutos después, un gol de penal del “Avioncito” Richard Blanco para La Cosa Nostra sirvió para adornar el marcador del segundo tiempo y sellarlo en 4-1. Los hinchas de Vergatarios empezaron a sonar con sus primeros tres puntos en la Liga Monumental gracias a ese resultado. 

El entretiempo sirvió de oportunidad para un encuentro entre los fanáticos y Ronaldinho. El brasileño desfiló por las bandas y detrás de los arcos saludando, sonriendo y lanzando besos a los espectadores. Una lluvia de camisetas le cayó al campeón del mundo y a los fotógrafos y policías que los acompañaban. Los niños que se acercaron lo más que pudieron a la cancha lanzaron prendas con la intención de que las firmara, pero no sucedió y solo firmó un balón que tiró hacia las gradas. 

Foto: Javier Cedeño Cáceres
Foto: Javier Cedeño Cáceres
Foto: Javier Cedeño Cáceres

Al terminar el encuentro con los fans, se reanudó el partido. La Cosa Nostra no se dejó intimidar por el último resultado y mostraron por qué están de primero en la tabla de posiciones del torneo. A cinco minutos del final del tercer tiempo, Alejando “el Lobo” Guerra anotó un gol para La Cosa Nostra y confirmó la victoria de su equipo. 

Foto: Javier Cedeño Cáceres

Los espectadores se fueron satisfechos por el espectáculo y la experiencia nostálgica de ver a las leyendas de la Vinotinto y del fútbol mundial en la cancha. Para quienes esperaban un resultado positivo para Vergatarios la sensación no fue tan enriquecedora, pues se convirtió en el primer equipo matemáticamente eliminado del torneo. 

Foto: Javier Cedeño Cáceres

Tomarlo en serio

La idea de la Liga Monumental se proyectaba como una oportunidad para que exfutbolistas profesionales volvieran a competir. Sin embargo, varias de las plantillas se han complementado con jugadores activos que hacen vida en el FutVe como Sergio Sulbarán y Johan Moreno (ambos del Portuguesa FC), quienes ofrecieron la rueda de prensa por parte de La Cosa Nostra. 

Ambos hablaron sobre lo que significó compartir la cancha con dos campeones del mundo y veteranos de la selección venezolana. Los dos futbolistas consideran que está experiencia le sumará a sus carreras profesionales. 

“Estar al lado de un Alejandro guerra, que a veces te da consejos o te da movimientos; de Richard Blanco que representó a venezuela, o estar con Luca Toni… creo que nunca imaginé en mi vida está situación”, expresó Sulbarán.

Luca Toni | Foto: Javier Cedeño Cáceres

La otra cara de la moneda es la plantilla de Vergatarios. Pasadas las 12:00 am, la leyenda Alejandro Cichero ofreció declaraciones a los medios de comunicación. El exvinotinto le atribuyó la falta de resultados del equipo a la alta competitividad que ha encontrado en el torneo. De forma personal admitió que la edad le juega en contra al momento de enfrentarse a jugadores activos. 

“Creo que ahí hay una desventaja. Yo tengo 47 años, no soy un jugador de fútbol profesional. Lo fui, pero hoy soy jugador de fútbol amateur, entonces creo que la diferencia es grande. Pero hoy me voy con el gran espectáculo de que vimos a Ronaldinho”, explicó Cichero, quien jugó 45 partidos con la selección nacional.

Alejandro Cichero | Foto: Javier Cedeño Cáceres

Cichero rescató del torneo que le ha dado la posibilidad de reencontrarse con su país, con los venezolanos y con sus excompañeros de la selección. 

El reencontrarse con el hincha ha sido un proceso bastante gracioso, porque me ha tocado con Gabriel (hermano) visitar colegios y nos pasa que él abarca a todos los niños y yo a los padres, dos generaciones distintas, porque los padres me vieron jugar a mí y a Gabriel lo conocen los niños por todo este proceso de la Kings League. Eso lo disfruté muchísimo, el poder reencontrarme con mi país”, indicó. 
Foto: Javier Cedeño Cáceres

Las palabras del exjugador confirman que la nostalgia es una de las apuesta de la Liga Monumental y no es una experiencia solo para el fanático, sino que también lo es para quienes participaron en el torneo, que finalizará el 30 de junio. 

Noticias relacionadas